Zoología. Reptiles. Tortugas. Página 90. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Tortugas. Página 90. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



VI GÉNERO. EMYS

(Duméril.)

Caracteres: Patas con cinco dedos, las pes-teriores con solo cuatro uñas; peto ancho , no movible, sólidamente articulado con el carapacho, y cubierto por doce placas; dos escamas axilares y dos inguinales ; cabeza de lamaño ordinario; cola larga.

Por medio de estos caracteres se pueden fácilmente distinguir los Emys de los demás géneros de la misma sub-familia de los Eloditas criptoderos. En primer lugar, de los Cistudo, Cinosternon y Staurotipus, que tienen una ó dos porciones de su esternón susceptibles de movimiento; luego de los Tetronyx, cuyo quinto dedo anterior carece de uña; en seguirla de los Pía— tysternon, que tienen no solo una cola muy larga y una placa mas á cada lado del peto, entre la axilar y la inguinal, sino tambien ademas una cabeza enorme relativamente al grosor de su cuerpo; y por fin, dé los Emysaurus, que no pueden confundirse con ningún otro elodita por su grande cola con cresta, y por la forma crucial de su esternón.

A los caracteres genéricos arriba indicados, podemos añadir los siguientes, que, á decir verdad, son bien secundarios, tales como el esternón truncado por delante, y escotado triangularmente ó lobulado por detrás; la cara anterior de los brazos, de los talones, y la superficie superior de los puños con escamas bastante dilatadas, planas, lisas, y las mas de las veces recargadas, al paso que las demSs partes de los miembros y hasta el cuello, se hallan protegidos por escamitas tuberculosas, menos las rodillas, donde todavía hay escuditos poligonales.

La piel que cubre los huesos del cráneo y los lados posteriores de la cabeza, lleva en su superficie impresiones lineares que la dividen en secciones, cuya forma recuerda la de las placas córneas que revisten las mismas partes en los quersitas, los talasitas, y algunos eloditas pleuroderos. Todos los Emys, sin excepción, tienen veinte y cinco placas marginales, á saber: una nucal, once pares laterales y una supracaudal doble. Pero entre estas especies, unas tienen la cabeza corta, otras por el contrario larga, y algunas mandíbulas sencillas, pero las demás dentadas. Vénse especies cuyo esternón se articula casi de nivel con el carapacho, al paso que muchísimas tienen el broquel inferior mas ó menos rebajado relativamente al superior, según el grado de curvadura vertical que presentan las prolongaciones laterales ó las alas estemo-costales. Unas veces está redondeado el punto donde se verifica esta curvadura del esternón, y otras, por el contrario, es anguloso, lo cual produce una especie de quilla á cada lado del peto.

No todos los Emys tienen igualmente desarrolladas las membranas interdigitales, porque en unos son muy cortas, y en otros llegan á pasar de las uñas. Con todo, estos caracteres le sirvieron á Duméril para establecer sub-divisiones en este género, según también lo hizo en el Testudo. Porque es evidente que si se forma un grupo con los Emys de mandíbulas dentadas, y otro con los que las tienen cortantes: se separarán especies que por otra parte se asemejan mucho. Absolutamente lo mismo se verificaría tomando en consideración la mayor ó menor extensión de las membranas natatorias, ó bien el grado de curvadura del peto ó de las alas esterno-costales.

En atención á lo expuesto se decidió Duméril á dividir simplemente las especies del género Emys en cuatro grupos geográficos.—En el primero están incluidas las dos especies que produce nuestra Europa. En el segundo, las especies americanas que tienen con las primeras mayor analogía. El tercer grupo comprende tan solo el Emys spengleri, único representante que hasta ahora ha mandado el África al señero Emys, y aun asi no corresponde al continente sino á las islas de Francia y de Borbon. Por fin, el cuarto grupo reúne las especies del Asia, ó mas bien de las Indias Orientales de donde todas proceden.

Las especies de este género, y sobre todo las dos correspondientes al grupo de los Emys europeos, son los que se conocen entre nosotros con el nombre de galápagos, que se pregonan en las grandes poblaciones por vendedores ambulantes.

El género Emys, tal cual lo estudiaremos, corresponde al de los señores Bell y Gray, á una parle tan solo del de Merrem, ? 1 Clemmys de Wagler, y al subgénero que Carlos Luciano Bonaparte, príncipe de Masignano, estableció con el mismo nombre.

el carapacho en los adultos, rayado de pardo sobre un fondo leonado en los jóvenes.

Lo primero y lo que mas llama la atención en la fisonomía de esta especie es el aplanamiento de su cuerpo y la forma casi circular que presenta el contorno de su carapacho, cuyo diámetro transversal es un sexto menor que el longitudinal. Desde la última placa márgino-lateral basta la supra caudal, su borde presenta dentaduras debidas á que el ángulo prtstero-externo de estas placas sobresale del ángulo ántero-exterior de la que sigue. La región dorsal se halla recorrida en toda su longitud por una arista ancha, baja y convexa que se atenúa con la edad. El peto, salvo ser proporcionalmente un poco roas ancho, y algún tanto mas largas sus alas, se parece por su forma al del C. europaea. La movilidad de las dos porciones qne componen el peto de esta esprcie, es aun mucho mas limitada que la de la anterior, porque los bordes de estos dos opérculos no están simplemente unidos por un gran ligamento elástico, sino articuladas como las demás piezas óseas del esternón, por medio de pequeñas puntas y huecos que les corresponden; lo cual constituye una especie de engranaje que no impide por eso completamente la facultad de levantar un poco hacia su carapacho las dos porciones de su peto. Las mandíbulas son robustas, cortantes y sin dientes; el hocico es corto, y cortado oblicuamente de fuera á dentro; las membranas interdigitales son regulares; y las uñas largas, robustas y un poco arqueadas.

Esta especie, cuyo género de vida por desgracia no conocernos, habita en Bengala y la isla de Java.

Bell ha tomado esta especie como tipo del nuevo género Cyclemys, que razonablemente no puede admitirse, puesto que todos los caracteres en que se funda son mas ó menos peculiares de los demás Cistudo, según dijimos ya al hablar de este género en particular.

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Reptiles. Tortugas. Página 90. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.