Reptiles. Zoología. Página 26. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4

Reptiles. Zoología. Página 26. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



trarse sobre un plano horizontal, pero llegan con asombrosa rapidez á las mas altas cimas de los árboles y á la punta de las mas flexibles ramas, envolviéndolas por medio de una espira cóncava con las sucesivas circunvoluciones de las largas sinuosidades de su cuerpo.

En general la disposición y conformación de las extremidades es muy poco favorable para los movimientos progresivos, á causa de la escasa longitud de los huesos de los brazos y de los muslos, de su articulacion que los dirige al exterior y hace que formen un ángulo casi recto con el tronco. En la mayor parte, se ejecutan los movimientos en sentido perpendicular al eje de la columna vertebral; y como son muy cortas, apenas pueden sostener el peso del cuerpo. Los codos y las rodillas no pueden extenderse por completo, por permanecer constantemente dobladas sus articulaciones, y en casi todos se baja el cuerpo al suelo estando apenas levantado y siendo muy fatigosa la marcha á consecuencia del frote que exige. Los quelonios terrestres son los peor conformados para la progresión, pues sus patas son muy cortas y están demasiado distantes del centro, y por eso vuelto el animal sobre el dorso no puede recobrar su posición normal.

Influye también la separación ó el grande espacio medio entre los dos pares de patas, que solo permite impulsos laterales sucesivos, distantes siempre los unos de los otros, dirigiéndose el cuerpo alternativamente á derecha é izquierda; de suerte que á cada paso necesita de la acción impulsiva de la cola, originándose de aqui un paso lento, vacilante y tortuoso, que caracteriza á la mayor parte de estos animales. Los camaleones son tal vez los únicos reptiles cuyas largar, patas levantan bastante el tronco para impedir qué llegue el vientre al plano que sostiene el cuerpo del animal en la estación y en la marcha.

Las serpientes y los saurios ápodos, ó de patas demasiado cortas, la columna, merced á sus fuertes músculos, produce el impulso de toda la masa del cuerpo, por medio de sucesivas sinuosidades que se imprimen alternativamente á derecha é izquierda, y á veces por medio de ondulaciones que se verifican de arriba abajo ó en el sentido vertical; porque estos dos modos do reptacion nos ofrecen diversas especies.

Las serpientes que viven en el agua, nadan unas en la superficie (las culebras de collar) con el cuerpo lleno de aire bastando entonces sus rápidas ondulaciones; viven otras sumergidas (Pelamisé Hydrophis) y tienen la cola comprimida lateralmente haciendo veces de remo y de timón. Mediante un mecanismo análogo se ejecutan en el agua los movimientos de las sirenas, de los proteus y de los demás batracios con cola.

La desventajosa conformación de sus palas no consiente que cojan con facilidad y retengan sólidamente los objetos movibles, y por eso no muestran habilidad en fabricarse nidos ni en ninguna otra industria. Si han de defenderse, tienen que recurrir á sus mandíbulas y sus dientes, y á los movimientos particulares del cuello y de la cola, provistas de escamas ó do espinas.

Los peces y las aves, parece que han sido construidos, conforme á un mismo modelo, para nadar ó para volar; pero los reptiles presentan cuatro planos ó tipos diferentes. O carecen de extremidades, ó, si las tienen, son demasiado cortas y están mal articuladas; ó están muy distantes entre sí; ó son muy diferentes sus dimensiones relativas, presentando las mayores desemejanzas, y determinando por consiguiente de antemano la necesidad de un diferente modo de trasporte, que se podria prever por decirlo así á priori.

Algunos (muchas especies de serpientes) tienen el cuerpo redondeado, llegando á ser en ciertos casos cien veces mas largos que anchos; pocos (algunas tortugas terrestres) son tanto ó mas anchos que largos;

de dar á conocer primero todos los órganos que entran en el desempeño de una clase de funciones, antes de explicar estas, porque de esta suerte sabida la parte anatómica se puede entrar con gran desahogo en la parte fisiológica.

Los mas de los reptiles son terrestres, y alguno que otro, ó sea los dragones, pueden lanzarse al aire y sostenerse en él mas ó menos tiempo, por medio de membranas dispuestas á manera de parácaidas, como en las polatuchas. Hay también otros reptiles fósiles que probablemente podrían volar con gran velocidad por medio de un mecanismo y de una estructura análoga á lo que se observa en los quirópteros o murciélagos. Otros reptiles viven habitualinente en el agua y nadan muy bien, ya con patas aplanadas (Cuclónca, Trionyx, Emys) á la manera de las focas, ya con cola deprimida en su extremidad (saurios uroplatos) como en los cetáceos, ó comprimida lateralmente Crocodrilus, y Tupinambis entre los Lagartos, Proteus, Tryton y Sirena entre los batracios urodelos) casi como la de los peces. Por último, algunos reptiles tienen la forma de las serpientes, y viven debajo de tierra en conductos que se abren á la manera que las lombrices; tales son Cecilias y las anfisbenas. Estas se retiran á cavidades subterráneas practicadas por insectos industriosos, los cuales constituyen su principal alimento.

Los demás modos de movimientos generales ó de traslación, se observan casi todos, pero en especies diferentes, desde la pausadísima marcha que es ya proverbial en la tortuga terrestre, hasta la veloz carrera y rápida agilidad de la lagartija. Unos, como los camaleones, son esencialmente trepadores, por la particular disposición de sus dedos y de sus uñas; otros, como las iguanas y los annüs pueden también trepar con suma presteza y celeridad; y algunos, como los geckos, suben por los planos mas lisos é inclinados, suspendidos contra su propio peso, pues sus anchas falanges llevan debajo blandas almohadillas que hacen las veces de las pelotas que se observan debajo de los tarsos de algunas moscas. Hasta algunos tienen ademas uñas ganchudas, y retráctiles como las de los gatos, para no gastar su punta, y servirse de ellas cuando las necesiten. Las hylas, mediante los discos carnosos en que terminan sus dedos, y que hacen veces de válvulas ó ventosas, se adhieren y parecen como pegadas debajo de las hojas mas lisas y mas movibles de los árboles donde se ponen como en emboscadas para espiar y coger los insectos.

Unos, como las tortugas, batracios urodelos, y algunos saurios, que carecen de patas, ó que las tienen muy cortas, no pueden jamás abandonar los planos sólidos sobre que se arrastran, sino dejándose caer. Pero otros dan verdaderos saltos producidos por diversos mecanismos: la rana é hyla, en quienes es su único medio de progresión, lo verifican por medio de las patas posteriores, que llegan á ser dobles ó triples de las anteriores, elevándose á una altura que por lo menos excede veinte veces á la suya, y recorriendo en el aire un espacio que puede medir cincuenta veces la extensión de su cuerpo. Algunas serpientes, á favor de sus numerosas y móvilísimas vértebras, se arrollan en espiral y desarrollándose, de repente y con violencia, se apoyan en el suelo para lanzarse en el espacio. En los annüs y dragones, entre los saurios, la totalidad del cuerpo y de las membranas concurre á ese movimiento de proyección, mediante una súbita y simultánea extensión de todas las potencias motoras.

Algunas se suspenden por su cola prehensil, y ejecutando luego un movimiento oscilatorio se lanzan al espacio. Esto se observa en los camaleones y en algunas boas, serpientes que tienen el vientre mas estrecho que el dorso, por cuyo motivo les cuesta arras-

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, reptiles. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon. Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.