Zoología. Reptiles. Página 61. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Página 61. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



CAPÍTULO PRIMERO.

de las funciones de relación en los quelonios,

Nos proponemos seguir en este capitulo la misma marcha que en el capítulo correspondiente al hablar 1 de los reptiles en general.

ARTÍCULO PRIMERO.

í)f la osteología de los quelonios.

Poco hay que decir en general sobre los huesos de la cabeza de las tortugas, por lo que nos limitaremos a reunir el número de huesos que cuentan , á saber: 2 frontales principales; 2 frontales anteriores; 2 frontales posteriores; 2 parietales; I basilar: ) occipital superior; 2 oceipitales laterales; 2 occipitales externos; 2 temporales escamosos; 2 peñascos; 2 mastoi-deos; 2 timpánicos; i esfenóides; 2 alas temporales; 2 pterigoideos; 2 palatinos; 2 maxilares; 2 iiilorma-xilares, 2 yugales; I vomor: total, 36 huesos, número que puede variar por defecto, á causa do la falta del temporal escamoso y do las alas del esfenoídi? (ta matamata).

A testa qiid tegitur, testudo nomcn babel, decia Plinio; y efectivamente todos los órganos activos se hallan protegidos por su esqueleto óseo que es en grran parte exterior.

La vértebras del cuello, en número de ocho en general-, se parecen á las de las aves, permitiendo movimientos análogos. Su movilidad es muy expedita, ya en el. sentido lateral por la falta de apólisis transversas y por las escotaduras que dejan los agujeros de conjunción; ya en la dirección vertical, por ¡ano corvadura y la poca extensión en longitud de las apófisis espinosas posteriores, qitte corresponden á las crestas anteriores que cada euerpo tiene delante, la primera vértebra consta de tres piezas distintas. La segunda, lleva el huesecillo aislado correspondiente á la apólisis odonteides, y tiene, lo mismo que la tercera, delante una apófisis, y una convexidad detrás. La cuarta .presenta el notable carácter de llevar delante y detrás un cóndilo único. La quinta tiene delante una sola foseta y dos cóndilos detrás; |a sexta y la séptima llevan dos cóndilos y dos fosetas; v la octava presenta, un cóndilo y dos convexidades. La primera vértebra lleva la fosa que recibe al cóndilo occipital de tres facetas y los dos arcos posteriores sin cresta posterior; pero con dos apófisis transversas lo mismo que las vértebras siguientes.—Las vértebras dorsales ó torácicas, casi siempre en número de ocho, están unidas de tal suerte con las de los lomos ó de la pelvis, que solo se distinguen de estas últimas por dar inserción á los huesos de las Caderas. Sus cuerpos forman una linea continua i lo laruo di-la parte media cóncava del carapacho, pero carecen de toda clase de apófisis. Su forma, su disposición, etc., varian según los géneros y las especies.—Las vértebras sacras ó pélvicas constan de dos ó tres piezas ó «egmenlos reunidos sólidamente entre sí.—Las ver-

tebras de la cola varian mucho en número, en longitud , y hasta de forma, según las especies. Los machos tienen la colamas larga que las hembras, debido á la mayor extensión de los cuerpos de las vértebras El número total varia de 20 á 40; las de la base se pareren á las pélvicas, pero son libres é independientes del carapacho debajo del cual se mueven. Tienen un arco posterior formado por tres ó cuatro piezas que rodean á la médula vertebral, y corresponden á las láminas de las apófisis espinosas" y á las transversas. Yeso, delante ó debajo, el cuerpo que sirve para las articulaeiones, desapareciendo por completo en los dos tercios de la longitud de esta porción raquídea. Cada hueso de la cola queda entonces reducido á un núcleo óseo casi cuadrilátero. Las quelo-neas y quersiias son las tortugas de cola mas corta, y Jos Emysaurus los que la tienen mas desarrollada. La cola sostiene los órganos genitales en los machos, y en algunas especies presenta particularidades notables, como por ejemplo en la tortuga griega, cuyas últimas vértebras coccígeas parecen confundidas en uq sofo hueso que ocupa un gran tercio de la cola, hacia su extremidad, al paso que en la hembra son movibles dichas piezas.

Las-costillas dé nada sirven para la respiración, ni para los movimientos, porque todas están soldadas entre Si v ron las vértebras del dorso por medio de sólidas articulaciones que se penetran recíprocamen-|e. La extremidad vertebral de cada una de ellas présenla dos punios distintos de articulación para unirse con las vértebras. El carapacho de ta mayor parte de las tortugas tiene en su circunferencia piezas óseas que corresponden verosímilmente á los cartílagos ó á las prolongaciones óseas que unen el esternón con las costillas en las uves. Pero aquí forman la- pieKts un anillo completo, de suerte que muchas no eorresponden á las costillas, puesto que siendo estas en número de ocho, hay m-hn diez y á veces mas piezas supernumerarias. Ue esla maliera todo el borde del carapacho cons'ta de láminas costo-esternales, que denominaremos timbares 6 marginales. En la mayor parte de los carapachos ascienden á 25 ó ;i 26. i.as medias anteriores se llaman nucalea, y son a veos impares; |o mismo sucede con la posterior ó svprncaudal: las demás son pares. El número de esa- piezas óseas del limbo que corresponden á les cartílagos costales varian considerablemente por su forma en las familias, en los géneros y en las especies.

El peto de los quelonios es un verdadero esternón exterior muy desarrollado, cubriendo en general toda la parte inferior del abdomen. Suelo constar de nueve piezas, cuatro pares laterales y una anterior simétrica ó impar, la cual se halla metida como una cuña entre las otras. Casi siempre presenta una escotadura delante y detrás, aunque a veces está truncad» é prolongado en punta y no redondeado como en le* elodítas. Las diferencias mas notables depender é>

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Reptiles. Página 61. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.