Reptiles. Zoología. Página 14. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4

Reptiles. Zoología. Página 14. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4



Anterior | Página inicial | Página siguiente

Mamíferos (Cuadrúpedos vivíparos y cetáceos), Aves.

Anfibios (Cuadrúpedos ovíparos y serpientes).

ANIMALES de sangre... | (Peces.

Insectos (Todos los articulados con extremidades).

blanca.... Gusanos.

Linneo dividía, pues, el reino animal en seis clases, consideradas todas como del mismo orden, es decir, como si estuviesen separadas entre sí por un mismo intervalo, reuniéndose en dos grandes divisiones (la de los animales de sangre roja, y la de los de sangre fría, ó como mas adelánte las denominó el célebre naturalista M. de Lamarck, la de los animales vertebrados, y la de los invertebrados) que también se creyó pertenecían á un mismo orden, ó lo que es lo mismo, que se equivalían la una á la otra. Por lo tanto un primer corte divide el reino animal en dos grandes mitades supuestas iguales, y un segundo corte subdividia estas dos mitades en seis clases que también se creían iguales. Por otra parte, ningún límite exacto circunscribía estas clases, pues los cetáceos estaban entre los peces; los peces cartilaginosos entre los reptiles; los crustáceos, los gusanos articulados y todos los animales que tienen una verdadera circulación se hallaban entre los insectos que carecen de ella; los gusanos intestinales, los pildipos, los infusorios, los moluscos, y hasta algunos peces se veian reunidos y confundidos en la clase de los gusanos, que es la última y la mas informe de todas.

La clase de los gusanos era con efecto la menos estudiada. Poseíanse tan solo algunas observaciones sueltas de Swanimerdamín, de Redi, de Monro, sobre la gibia, de Pallas sobre los Aphrodita y los Nereida, etc. Por eso en la clase de Linneo, la Actinia que es un zoófito, iba al lado de la Ascidia que es un molusco; la Medusa distaba mucho de la Asterias la cual es sin embargo una Medusa, etc. En esta clase de los gusanos Linneo habia introducido, pues, donde quiera la confusión, sin que Bruguiéres pensara por eso en hacerla desaparecer. Tan poco se acordaban los naturalistas de consultar la organización interna de tales animales, que este último autor, por ejemplo, tomando por moluscos todos los que carecen de concha, separó de ellos, con el nombre de testáceos, á todos los que la tienen, como si ese carácter exterior de tan poco interés pudiese impedir que los testáceos fuesen verdaderos moluscos no obstante toda su naturaleza ú organización interna.

Cuvier sigue las huellas de Linneo, pero su clasificación es ya mas perfecta, porque también está mas adelantada la ciencia, y son ya mas profundos los conocimientos anatómicos y fisiológicos. Esta cíencia

Tal aparece esa gran cadena de oro que nos enlaza con el tronco de la divinidad, sublime alegoría de Homero y símbolo de un hecho cada día mas notorio.

Por una parte la esperanza de descubrir con todos sus eslabones la cadena que enlaza el organismo mas Ínfimo con el mas supremo, y por otra la indispensable necesidad de un orden en el considerable número de seres de que dispone la Historia Natural, dieron origen á las clasificaciones. Poco felices fueron los naturalistas en sus primeras combinaciones; porque dejaron que los sistemas se apoderasen de la Historia Natural, y de sus resultas, en vez de conducirnos á los hechos generales, que son los únicos que pueden revelar las leyes de la naturaleza, con harta frecuencia desviaron al genio separándole de las investigaciones y de las observaciones que hubieran cambiado la faz de la ciencia, iluminándola con antorchas de que hasta entonces habia carecido. Con justicia se puede echar en cara también á los sistemas el ser un mal contagioso, porque excitan una emulación estéril para los progresos de la ciencia. Como estas combinaciones llevan el nombre de su inventor, muchos hombres que hubieran aplicado mejor sus facultades y su saber, se entregan por completo á la ambición de esta especie de celebridad, y forman su sistema, dedicándose ya tan solo á los medios de acreditarlo, y ensalzarlo á expensas de los que le antecedieron, ó de sus rivales. Una infinidad de legisladores imponen á la ciencia constituciones que ninguna le conviene, y la dificultad de la elección conduce directamente á la anarquía.

Pero, ¿cómo es posible formar en Historia Natural una clasificación realmente científica, que corresponda á la misma naturaleza, puesto que la ciencia de la naturaleza rechaza cuanto no sea de su dominio? Aun cuando no esté terminado el inventario de las riquezas de la Historia Natural, bien puede concebir el espíritu humano alguna inquietud ante el prodigioso número de objetos que se ofrecen su estudio, y de nociones que debe reunir para constituir con ellas una ciencia. La necesidad de dividir el trabajo es aquí harto evidente para que nadie pueda ponerla en duda. Hoy dia, dígase lo que se quiera, la vida de un hombre no basta, ni con mucho, para componer una clasificación general, no de los tres reinos á la vez, pero ni siquiera de uno de ellos. Las clasificaciones se deben formar estudiando la naturaleza en la naturaleza y no en los gabinetes, como desgraciadamente suelen hacerlo muchos naturalistas, quienes sin embargo tratan de imponer sus códigos como los mas clásicos, erigiéndose además indebidamente en orgullosos Aristarcos. Por eso hoy dia son muy raras las obras generales, contentándose ya los autores laboriosos con simples monografías dé una familia, de una tribu, ó de un género, monografías que, si están bien trabajadas no han dejado de costarle á su autor largos años de ímprobas tareas.

Muchas son las clasificaciones generales que pudiéramos citar; pero si se atiende á que las mas son ya simples curiosidades históricas, y á que tampoco es este el lugar oportuno para tratar de ellas, quedaremos dispensados de hacer por ahora su estudio, limitándonos simplemente á indicar las principales divisiones, sin entrar en caracteres, de aquellas que hayan hecho época en los anales de la Historia Natural.

Prescindiendo de la no muy ordenada clasificación del filósofo de Estagira, pasaremos desde luego á la del refundidor de la naturaleza. Linneo, ese genio de la Historia Natural, esa brillante aurora cuyo recuerdo será eterno en el corazón de los naturalistas, puede compararse con el caos mitológico, pues se encargó de la difícil pero gloriosa empresa de separar y de limitar los materiales de la Historia Natural hasta entonces confundidos en informe masa. Su clasificación no fue muy feliz, pero en cambio ha servido de base á las clasificaciones posteriores. Hé ahí las divisiones primarias de la clasificación de Linneo:

Anterior | Página inicial | Página siguiente

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, reptiles. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon. Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.