Reptiles. Zoología. Página 27. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4

Reptiles. Zoología. Página 27. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4



ERPETOLOGIA. ANATOMIA Y FISIOLOGÍA. 27

pero muchos (Pipa, Trionyx , Chelys, etc.) son mas anchos que gruesos, presentando una superficie plana. Los uroplatos, los cocodrilos y muchos geekos, tienen el tronco igualmente grueso en estos dos sentidos principales, al paso que los camaleones y algunas boas nos presentan una disposición inversa, pues parecen comprimidos por ser habitualmente su cuerpo mas alto que ancho.

Resumamos ahora, refiriéndolo á cada orden, cuanto hemos dicho acerca de los diversos movimientos de los reptiles.

Los quelonios se mueven lentamente, á lo menos en tierra; sus patas distan mucho del centro de gravedad, y están demasiado lejos las unas de las otras para levantar el tronco durante la marcha; á menudo se ven obligadas á bambolearse. No pueden levantarse cuando están boca arriba. Apenas pueden algunas especies abrirse madrigueras. Algunos nadan en medio ó en la superficie de las aguas. No trepan: solo se mueven las vértebras del cuello y las de la cola. Los dedos, ó están muy sólidamente unidos formando un remo; ó llevan membranas interdiginales como los de los patos; ó su pié es informe, y no parece mas que bosquejado al exterior, como el del elefante.

De los saurios, unos andan, corren, se lanzan y suspenden en el aire; otros trepan y se agarran; muchos nadan auxiliándose, ó con las patas, ó con la cola, y algunos reptan como las serpientes. Su cuerpo se mollifica según esos diversos modos de progresión. El tronco, en los mas, es pesado y rechoncho, pues su longitud la deben á la cola. Son débiles los músculos de las extremidades, y estas en general, demasiado cortas para que no arrastre el vientre; y además los brazos y los muslos están articulados muy al exterior, y sus antebrazos y piernas son demasiado geniculadas. Su cola, comprimida ó deprimida, indica su morada en los bordes de las aguas; y si es redondeada, lleva anillos sencillos, escamosos ó dispuestos en verticilos lisos é armados de espinas agudas y sólidas que constituyen un arma defensiva, ó en fin esa propósito para arrollarse en las ramas á fin de mantener en ellas al animal suspendido.

Los ofidios reptan , resbalan, se agarran, se suspenden, se encaraman auxiliándose con la totalidad de su cuerpo, saltan, se lanzan, brincan ó dan botes, nadan y se sumergpn. Todos estos movimientos se ejecutan merced á la fuerza de sus innumerables músculos, á sus numerosas vértebras que pueden ejecutar movimientos muy cortos en su punto, pero muy evidentes á cierta distancia del mismo. El cuerpo se reduce casi todo á tronco, sin cuello, muchísimas costillas y una cola cuyo origen se confunde con el resto del cuerpo. Todas sus vértebras tienen, por decirlo así, la misma forma. La disposición de sus apófisis influye mucho en la naturaleza de los movimientos.

En los batracios, sí llevan cola, cuando son perfectos, se deduce su habitación acuática, Si no la tienen, andan, corren, trepan, saltan de diversos modos: la mayor parte nadan muy bien, con el cuerpo extendido horizontalmente, y por medio de un mecanismo particular en la articulación, la forma y los movimientos de sus patas posteriores únicamente. Los urodelos por el contrario andan con trabajo y nadan fácilmente por medio de su cola á menudo comprimida, y á la manera de los peces. Parece que el esqueleto de los batracios haya sido construido primitivamente sobre un mismo plan, modificado en ciertos casos de un modo enteramente especial, lo que ha influido en la totalidad del cuerpo y en sus movimientos. Por eso presenta grandísimas diferencias el sistema locomotor en los huesos y en los músculos. Ningún batracio tiene verdaderas costillas destinadas para la acción mecánica de la respiración. Las articulaciones de sus vértebras tienen la mayor analogía con las de los peces. Su cabeza se une á la columna por dos cóndilos las mas de las veces. Sus patas varían en el número, en la situación, y sobre todo en la disposición y la estructura de sus dedos.

ARTÍCULO V.

De la fisiología del sistema nervioso de los reptiles.

La facultad por medio de la cual se percibe la acción que los demás cuerpos de la naturaleza pueden ejercer en un animal por sus cualidades, constituye la sensibilidad. Unas veces es pasiva y se manifiestan las sensaciones; y otras es activa originándose la innervacion. Sabido es que la base de la sensibilidad es el sistema nervioso, cuya descripción forma el objeto del artículo III del presente capitulo.

La naturaleza ha dotado á todos los animales de ciertos órganos, admirablemente construidos para recibir impresiones especiales de los cuerpos exteriores.

Estos órganos, llamados sensoriales ó de los sentidos, se reducen á cinco, y sin embargo de su limitado número ignoramos de qué modo funcionan para producir las sensaciones.

Vamos á estudiar las principales modificaciones que se observan en los órganos de los sentidos de los reptiles.

Del tacto en los reptiles.

Aunque el tacto es el sentido mas grosero, es también el mas necesario, porque corrige los errores de todos ¡os demás, y por eso es el último que se oblitera, ó por mejor decir no se concibe la existencia de un animal privado absolutamente de tacto.

Se ha dividido el tacto en activo (palpar) y pasivo (tocar), ó en tactilidad y facción, según el animal vaya á explorar el cuerpo extraño, ó este vaya á aplicarse sobre algún punto de la superficie del ser animado. El segundo es universal, el primero es mas limitado; pero ambos se afectan por el intermedio de la piel. Esta consta en general, en los vertebrados, de las capas siguientes: 1.º de un dermis ó cuero, membrana sólida, fibrosa y aplicada las mas de las veces sobre los músculos ó sobre los huesos; 2.º una capa de materia mucosa á menudo colorada, retenida en los intersticios de una membrana vascular y papilar, es decir, compuesta de vasos, y de una red tejida por las extremidades de los nervios cutáneos; 3.º en fin, de un epidermis ó capa completamente superficial, las mas de las veces protegida por láminas, placas, tubérculos córneos y basta óseos, á veces en forma de escamas, pero nunca por verdaderos pelos. Estas capas varían en las diversas especies de reptiles.

El dermis, en la mayor parte de los quelonios, no existe en ciertas partes del cuerpo, ó está reducido á una lámina fibrosa sumamente delgada, aplicada como un simple periostio sobre los huesos de la cabeza y sobre las partes externas de las vértebras del dorso, de las costillas y del esternón. En la mayor parte de los ofidios y de los saurios el dermis se halla exactamente pegado á los huesos externos de la cabeza, pero en los demás reptiles es flexible y casi siempre se halla adherente á los músculos. Los batracios sin cola forman una excepción de esta regla, pues su piel constituye una especie de saco en el cual está el cuerpo libre, no habiendo mas adherencias que en las puntas de los dedos, en las ingles y en las mandíbulas.

El cuerpo mucoso varía mucho en cuanto á color, pues en la serie de las especies se pueden observar todos los matices del espectro solar. Estos colores varían en los diversos individuos según la edad, el sexo

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, reptiles. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon. Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.