Reptiles. Zoología. Página 35. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4

Reptiles. Zoología. Página 35. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



Por manera que ninguno de estos animales puede desarrollar calor artificial, ya para comunicado á su prole (como los mamíferos), ya para empollar sus huevos (como las aves).

Las especies que tienen pulmones jamás presentan verdadero diafragma, pero sus órganos respiratorios estan en general mas libres en la cavidad abdominal, que en las aves. Las mas de las veces su tráquea no se divide en bronquios, y las celdillas que les forman nos dan en sus dimensiones, siempre apreciables, numerosas modificaciones. Ninguno lleva verdadera epiglotis, y solo los cocodrilos tienen una especie de velo del paladar móvil. Con efecto, en todos los demás la glotis se abre en la boca.

Los saurios y los ofidios son verdaderamente los únicos reptiles que pueden respirar mecánicamente con las costillas; pero aun así, los primeros las tienen reunidas por su parte anterior, ya entre sí, ya con el esternón, y ademas varia su movilidad; y los segundos las tienen siempre libres anteriormente, lo cual permite que el vientre se dilate muchísimo. En los quelonios y los batracios jamás sirven las costillas para la respiración, pues en los primeros están soldadas entre sí y con la columna, y hasta muy á menudo con el esternón; y en los segundos, ó faltan, ó son muy cortas para que puedan servir para semejante uso. Con efecto, en estos dos últimos ultimos. Varía por completo el mecanismo de la respiración, aproximándose al que se observa en los peces: La inspiración se verifica mediante sucesivos movimientos do una especie de deglución del aire.

Todas las tortugas, tienen dos pulmones situados encima de las visceras abdominales, uno a derecha y otro á izquierda. Cuando están dilatados, pueden contener mucho aire como en depósito; la traquea arteria les da á cada uno un brónquío principal, cilindrico, de paredes elásticas y ternillosas, pero sin segmentos ni anillos. Lleva una especie de red sólida que desaparece luego que las ramificaciones penetral en una de las grandes celdas que están al parecer separadas entre sí por tabiques membranosos cuyos vestigios son de ordinario aparentes al exterior, sobre todo cuando se hallan dilátados por el aire los pulmones. Cada una de estas grandes celdas, tiene en su interior pequeñas cavernas, en cuyas paredes membranosas sé ramifican gran número dé vasos sanguíneos. Sí se atiende á que no se rrfpeven en general las costillas y el esternón; á que Mían la epiglotis, el velo del paladar y el diafragma; á que la glotis se abre por una hendidura longitudinal, en la boca un poco detrás de la lengua, cuya base- puede taparla cuando se dirige hacia atrás, Comunicándola al contrario mas longitud cuando se dirige hacía adelante; y á que las fosas nasales se abren en la parte anterior de la bóveda palatina, resulta que el aire debe penetrar fácilmente en la cavidad bucal, porque la parte inferior, ó el piso móvil comprendido en la concavidad y la separación de las ramas de la mandíbula, puede primero deprimirse, y luego levantarse mediante la contracción de los músculos que obran sobre el bióides. En el primer caso se llena la boca de aire, aplicándose la parte libre y carnosa de la lengua, á manera de válvula, sobre los orificios internos de las fosas nasales. El gas introducido se encuentra, pues, aprisionado y comprimido, y se ve obligado á entrar en la tráquea por la glotis, la cual se ensancha primero y luego se cierra; de suerte que á cada uno de los movimientos de estas especies de deglución del aire, se cargan de este sucesivamente los pulmones, á la manera que la culata de un fusil de viento se llena á, cada golpe del émbolo-pistón. Todas las demás modificaciones del acto respiratorio de las tortugas, en cuanto se refiere á su suspensión prolongada ó momentánea, á la formación de la voz, etc., entra en las circunstancias generales de los demás reptiles.

En los saurios los movimientos de las costillas y de esternón determinan las inspiraciones y expiraciones, casi como en las aves, aunque haya sus diferencias con motivo del número y la conformación de aquellos huesos. Ya sabemos (pág. 23 col. i.) que el esternón es uno de los caracteres distintivos dé los saurios, aunque se encuentre reducido, por decirlo así, á un simple rudimento en las últimas especies, en aquellas que, como los olisaurios y losanguis, han sido incluidos por largo tiempo entre los ofidios, por carecer ademas de extremidades articuladas. Tienen dos pulmones distintos y casi de igual volumen, situados á derecha é izquierda encima de las visceras. Se prolongan menos hacia la pelvis, y en los cocodrilos ni siquiera penetran en la cavidad abdominal. La tráquea se comporta casi como en las tortugas; y los pulmones forman, en la mayor parte de los saurios, dos sacos cónicos, en cuyo interior se observan celdillas poligonales, que van sucesivamente aumentando en extensión hacia los puntos mas distantes de aquellos en que penetrad aire en la tráquea. En algunos géneros, como los anojis y los camaleones, hay debajo de la garganta una especie de bolsa, que comunica con la tráquea y que representa una papera análoga á la de las iguanas y de los dragones; pero en estos, dicha cavidad se halla, destinada, á hacer veces de abazones o, de almacén de alimentos. Los resultados de la respiración tienen la mayor analogía con los de los quelonios; y su circulación-pulmonar és casi igual á la de los mismos.

Las serpientes son los únicos animales con pulmones que tengan largas y numerosas costillas todas óseas, absolutamente libres por delante, y que carezcan totalmente de esternón. De la movilidad de sus costillas y dé la acción dé los músculos intercostales y otros situados en los conducios, vertebrales, resulta por una parte la dilatación general ó parcial de la cavidad abdominal, y por otra su angostamiento: lo cual basta para obrar ios dos actos obligados de un fuelle neumático. Solo tienen un pulmón, estando el otro como ahoitado ó representado por un rudimento. Este pulmón es un saco sumamente dilatable y de grarf longitud, porque ocupa toda la extensión del tronco, debajo de la porción de columna que llévalas costillas. Es una especie de vejiga cónica, cuyas paredes fibro-nicuibranosas son muy vasculares en el interior; numerosos y cortos repliegues forman en ella una admirable red de mallas Hojas y muy finas, las cuales llevan pequeñas celdillas, circunstancia que da á la totalidad el aspecto de un tejido esponjoso. La traquea-arteria es corta, casi membranosa, y no se divide en bronquios, pero penetra directamente en el pulmon único que principia detrás del esófago. Fácilmente se concibe como se verifica la respiración de los ofidíós; su glotis, que Consta de dos labios, y qué representa una laringe muy sencilla, se abre en la boca detrás de la vaina de la lengua; por medio de los músculos del hioides que la empujan se levanta para presentarse dilatada debajo de los orificios interiores de las fosas nasales; verificado el vacío por la acción de las costillas en el vientre tiende á dilatarse el pulmón, el cual, por el intermedio de su traquea, admite al instante el aire, y este se introduce mientras continúa una inspiración que se hace lentamente y que dura muchos segundos. Este aire, luego que ha desempeñado su oficio y perdido parte de su oxígeno, es expulsado del mismo modo, mas por un mecanismo inverso, debido enteramente á la acción de los músculos que tienden á aproximar entre sí las costillas. Cuando es expelido con mayor velocidad, produre una especie de vibración que, las mas de las veces, no consiste mas que en el ruido de un resoplido. Como la respiración se acelera ó se retarda á voluntad, es natural que se exciten ó se entorpezcan las acciones quimica y vital que determinan.

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, reptiles. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon. Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.