Reptiles. Zoología. Página 31. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4

Reptiles. Zoología. Página 31. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4



hasta llegar al esófago, pero sin dividirla. Los anuros vibran su pegajosa lengua como por una especie de expulcion, retrayéndola rápidamente para tragársele, por decirlo así, con la presa cogida. El ammalejo, pegado á la lengua, estrujado ó fuertemente comprimido, no tarda en pasar al tragadero, y acto continuo principia la deglución, que se hace con gran prontitud.

En los reptiles no hay verdadera faringe, porque las aberturas nasales y la glotis se ven en la boca, y el esófago principia inmediatamente despues de las mandíbulas; de suerte que los músculos de esta región son los que principian la deglución. La primera parte, pues, del tubo digestivo es el esófago. Este en las tortugas de mar lleva papilas cartilaginosas, cuya extremidad libre se dirige hacia el estómago, como para oponerse al retorno de la materia alimenticia. En el mayor número de los demás reptiles, la porción exofágica del tubo digestivo se parece en un todo á la del estómago, el cual es su continuación, llamándose cardiaca para distinguirla de otra que está un poco angostada, siendo á menudo mas gruesa, y que se llama pilórica.

El estomago, considerado aisladamente, es curvo y está un poco dirigido al través en las tortugas y los batracios sin cola; en los olidios se compone de" dos partes, una mas ancha y que termina en un tubo sin salida, y otra mas estrecha y mas gruesa que corresponde á la región pilórica.

Los intestinos son tanto mas cortos y menos flexuosos, cuanto mas carnicero es el animal, como lo prueba el que los renacuajos de los batracios anuros que se nutren de sustancias vegetales, tienen un tubo excesivamente largo, al paso que en el estado perfecto cuando se ha vuelto carnicero el animal, pierde las cuatro quintas partes de la longitud de sus intestinos. Esta disposición es la inversa de la que se observa especialmente en algunas larvas de insectos (en particular délas de los grandes Hydrnphilusde aguadulce), que al llegar á insectos perfectos se encuentran con unos intestinos cinco ó seis veces mas largos que en un principio. Se pueden admitir dos regiones, correspondiente una al intestino delgado, y otra mas ancha al grueso, que principia donde parece que se repliegan formando una válvula circular, que se encuentra en casi todos, pero mas particularmente en la iguana. Sin embargo, realmente no hay ni verdadero ciego, ni ningún apéndice, lo que les distingue de las partes correspondientes en los mamíferos y en las aves. Esta porción dilatada representa el recto, y lleva en su interior repliegues circulares, unas especies de tabiques movibles ó válvulas conniventes que son sobre todo muy claras en algunos ofidios, formando la última una bolsa aparte, que es muy notable. En todos los reptiles, termina el tubo digestivo en la extremidad del vientre por una sola abertura correspondiente, como en las aves, á una especie de bolsa á la cual abocan los órganos genitales, á veces canales que establecen una comunicación con la cavidad del peritoneo en el abdomen, los uréteres y el residuo muy á menudo sólido de los alimentos. Esta cavidad común se denomina cloaca, y su orificio exterior varía no solo por su forma, sino también por su posición. Es redondeado en la mayor parte de los quelonios y en los batracios sin cola, transversal en los saurios y los ofidios, longitudinal en los batracios con cola, etc., etc.

El hígado, el páncreas y el bazo son órganos accesorios de la digestión, de cada uno de los cuales vamos á decir cuatro palabras. El hígado de los reptiles consta de las mismas partes que el de las clases superiores, pero con algunas variaciones en el volumen, la forma, y la posicicn relativa, así del mismo hígado como de sus partes accesorias. En las tortugas y cocodrilos forma dos masas ó lóbulos situados al través debajo del corazón y delante de la unión del esófago con el estómago. En los batracios sin cola hay generalmente tres lóbulos. En la mayor parte de los saurios y en todos los ofidios no hay mas que un lóbulo de forma alargada situado á la derecha ó en la región media delante del esófago, y acompaña al estómago dando canales hepáticos y císticos enteramente distintos. En los batracios urodelos, y particularmente en la salamandra terrestre, no tiene tampoco mas que un solo lóbulo, pero corto, y un poco prolongado inferiormente para unirse con un depósito ácueo. La vejiga de la hiél existe en todos los reptiles con bilis verdosa ó parduzca. En las tortugas y los batracios la vejiga es acibérente y se halla oculta en la concavidad del hígado, muy alta en las ranas y las salamandras, y casi enteramente en la parte inferior en las tortugas y los cocodrilos. En las serpientes está la vejiguilla completamente separada y á bastante distancia del hígado. Algunas veces, y en particular en las serpientes, el canal cístico proviene del hígado directamente, y es distinto del hepático, de suerte que cada uno tiene su inserción separada, pero inmediata, en el intestino que corresponde al duodeno. A menudo los canales cístico y colédoco se reúnen en uno solo que se insinúa oblicuamente en las paredes del intestino. El bazo en los reptiles se halla comunmente reducirlo á cortísimas dimensiones; las mas de las veces dista mucho del hígado y hasta del estómago; á veces se le ve á la derecha, y mas á menudo en la región media ó enteramente á la derecha. Su forma es de ordinario redondeada y su color de un rojo oscuro que contrasta con el tono de los intestinos en los cuales se apoya, y se encuentra enlazado por muchos vasos. El páncreas es otra glándula de extructura análoga á la de las salivales. Se le ha observado en casi todos los reptiles. Se halla situado inmediatamente debajo de la unión del intestino con el saco estomacal debajo del peritoneo. El conducto que vierte el humor que segrega la glándula es á veces doble, triple y hasta mas dividido. Estos tubos desembocan en general bastante cerca de los que conducen el humor biliar.

En el tubo digestivo sufren las sustancias alimenticias las mismas modificaciones que en las clases superiores, y extraen de aquellas todos los jugos, de suerte que si se examinan las deyecciones fecales que se encuentran en nuestros bosques, presentan, por decirlo asi, el extracto seco de un animal completo, del cual solo quedan inalterables las partes que no han podido liquidarse, absolutamente en la misma situación que ocupaban en el cadáver antes que este hubiere recorrido toda la longitud del tubo digestivo. Viene á ser, pues, el análisis mas completo verificado por la vía de la disolución, de la compresión y de la absorción, cuyo residuo se encuentra en esa materia seca que podrá sin embargo ser aun en gran parte, restos de algunas larvas de insectos de la familia de los dermestes. Los jugos asimilables pasan á los vasos quilíferos, que demostrados en varios reptiles (tortugas, cocodrilos...), es de creer los tengan todos en general.

Resumamos ahora las particularidades mas notables que pueden observarse sobre la digestión en cada uno de los órdenes.

Los quelonios pueden ayunar largo tiempo. Los Cbelonea y los Testudo prefieren en general las sustancias vegetales; los Trionyx y los Chelys buscan los peces y las pequeñas aves acuáticas; los Emys atacan á animales débiles, tales como moluscos, crustáceos, gusanos o insectos. Tienen pico sin dientes, y muerden sin soltar la presa. Solo es móvil su mandíbula inferior, pues está soldado con el cráneo el hueso cuadrado. Sus músculos temporales son muy robustos, y están divididos en muchos haces que tienen extensas inserciones en los huesos del cráneo y de la cara. Los Trionyx son los únicos reptiles cuyas

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, reptiles. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon. Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.