Reptiles. Zoología. Página 29. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4

Reptiles. Zoología. Página 29. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 4



ERPETOLOGIA. ANTOMIA Y FISIOLOGÍA. 29

fosas externas y las cavidades bucales y laríngicas.

§ IV.—Del oido en los reptiles.

El órgano se encuentra proporciónalmente menos desarrollado que en los mamíferos y en las aves. Jamás hay al exterior verdadera concha, ó pabellón y las mas de las veces, cuando es visible el tímpano, se halla descubierto, á flor de cabeza, un poco hundido como en las aves. La caja ó cavidad media comunica casi constantemente con el aire exterior por medio de un canal que se abre en la garganta, pero solo hay un huesecillo del oido. Se ve una especie de caracol, y sobre todo los tres canales semicirculares, ahuecados en el espesor dé los huesos, pero mucho menos desarrollados que en los peces.

En las tortugas no hay tímpano aparente, si bien están dotadas de oido. Solo el género Chelys ó Matamata presenta una especie de prolongación triangular, á manera de válvula, formada por los tegumentos del cráneo. El oido interno, cuyos tres canales semicirculares ebocan al vestíbulo comun, no contiene aire, sino un líquido viscoso y albuminoso. En los saurios unos tienen tímpano, otros no; y las varias partes difieren en los diversos géneros. Los ofidios carecen de conducto externo, y de tímpano, pero tienen un canal gutural que va de la faringe á la caja. El oido interno se halla organizada casi como en los saurios. Entre los batracios se notan grandes diferencias, pues unos carecen de tímpano aparente, y otros le tienen distinto de los demás tegumeintos de la cabeza, á lo menos por el color y la finura de la piel. Los huesecillos del oido son distintos y están aviertos en ángulos. El uno se halla situado detrás y se adhiere al tímpano, los demás se siguen y transportan el movimiento de báscula al orificio vestibular.

§ V.—De la vista en los reptiles.

Los ojos de los reptiles están organizados casi del mismo modo que én los animales de las clases superiores, pues consta del globo del ojo y de las partes accesorias destinadas á protegerle, á humedecerle en su superficie, y por fin á moverle. Estas últimas partes son las mas sujetas á variación. Puede decirse en general que los ojos son pequeños y están poco desarrollados, faltando a veces, á ló menos en apariencia, en los Typhlops, Caecilia, Proteus anguinus y Amphiumis. Los ojos mas grandes se ven en las tortugas, cocodrilos, camaleones y geckos, y los mas pequeños en las serpientes, Pipa y Amphisbama. Son laterales en la mayor parte, pero á veces aparecen como verticales en los cocodrilos, Crotalus y Pipa. Una de las particularidades mas notables es la disposición del ojo en las serpientes, porque la córnea transparente forma en apariencia parte de la piel y del epidermis con el cual se separa en cada muda.

El globo del ojo tiene igual estructura y la misma disposición que en las clases superiores. Es en general poco saliente, y en apariencia carece de conjuntiva en los ofidios, pero mediante la disección se la ha encontrado detrás de la córnea que hace veces de párpados, los cuales deben haberse soldado y el saco que forma esta membrana mucosa recibe el humor de las lágrimas, conduciéndolas á las narices. En el espesor de la córnea de las tortugas y de los geckos se encuentran escamas ó láminas óseas análogos á las de las aves; la pupila, casi siempre redonda, es á veces angulosa ó linear en las especies nocturnas; el cristalino es mas denso y mas esférico en las especies acuáticas.

Las órbitas son en general incompletas; y en la mayor parte de los reptiles falta la pared inferior, no encontrándose cerrada la cavidad ósea por el lado del paladar. Los ofidios no tienen párpados aparentes, por lo que parece que siempre miran y están despiertos; hay dos en la mayor parte de los lagartos; tres en los cocodrilos y en los mas de las tortugas; y uno solo, muy singular, en los camaleones. No se les puede distinguir en las especies que se han separado de los Scincus para formar los géneros Blepharis, Gyinnopbthalmus y en algunos Gecko. Los músculos del globo del ojo y de los párpados presentan cortas diferencias, menos en los camaleones que no obran simultáneamente, de suerte que un ojo puede mirar en una dirección y el otro en otra. Es un ejemplo casi único entre los vertebrados. El humor lagrimal se encuentra en casi todas las especies, aun en los ofidios, en los cuales la piel exterior pasa por completo delante de los ojos, de suerte que su superficie es seca y parece desprovista de párpados; pero detrás de esa especie de córnea correspondiente á estos últimos reunidos y hechos transparentes, se mueve en totalidad el globo del ojo. y se encuentra también el humor lagrimal.

CAPITULO SEGUNDO

De las funciones de nutricion.

En el estudio de las funciones de nutrición vamos á seguir la misma norma que nos ha guiado en las de relación; es decir, que las consideraremos circunscribiéndonos en los reptiles del modo mas general que nos sea dable, entrando tan solo en los pormenores mas necesarios.

ARTÍCULO PRIMERO.

De la digestión en los reptiles.

Los reptiles comen y beben muy poco y á grandes intervalos; sufren grandes abstinencias, pero en cambio las especies carnívoras son tal vez las que extraen mas completamente y con mayor ventaja todo lo que es capaz de alimentar en la presa tragada. Casi todos son carnívoros, pero unos pueden tragar grandes presas (serpientes, cocodrilos, etc.) y otros solo pequeñas (lagartos, camaleones...). Solo algunas tortugas y los batracios anuros en su primera edad, ó cuando renacuajos, son herbívoros.

Ninguna especie tiene labios verdaderamente carnosos ó móviles, reduciéndose á repliegues de la piel sólidamente unidos á los huesos y casi constantemente revestidos de escamas córneas. Esta falta de labios explica por qué los reptiles no pueden operar la suc-

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, reptiles. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon. Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.