Página 35. Tomo 6. Insectos. Invertebrados. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.

Página 35. Tomo 6. Insectos. Invertebrados. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Museo Pintoresco de Historia Natural Tomo 6 Insectos

Naturaleza de Aragón > Museo Pintoresco de Historia Natural > Tomo 6 Insectos

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de octubre de 2023 última revisión

Entomología o tratado DE LOS INSECTOSí 35

tas por el labio superior ó el epistomo. Su interior es hueco y no contiene mas que una sustancia pulposa, nervios y tráqueas. Los bordes de la abertura que presentan en su base, están provistos de dos cartílagos que son prolongaciones de su sustancia, y á los cuales se atan los músculos que hacen mover estos órganos. El vigor de dichos músculos está siempre en razón directa de la dureza de las sustancias sobre que deben obrar las mandíbulas; asi los Insectos que roen la madera, los frutos con cascara y otras materias análogas, tienen mandíbulas muy pequeñas, pero provistas de músculos muy resistentes.

Las mandíbulas no tienen palpos, ni por lo general mas apéndices que los dientes. Su forma observada en un corte perpendicular, es casi siempre triangular ó trapezoidea, y su forma general varía casi tanto como la de las antenas. Comunmente presentan en su superficie rugosidades , estrías transversales ó longitudinales, que pueden ser útiles como caracteres especílicos.

Sus funciones son de dos clases : la principal y mas frecuente, es la masticación de los alimentos, y ademas sirven de instrumentos de progresión, ó para ejecutar trabajos esenciales para la conservación de la especie. Pero en el primer caso, no sirven en algunos Insectos, sino para hacer sufrir á las sustancias alimenticias la primera preparación; el cuidado de acabar de triturarlas y hacerlas propias para la digestión , se halla confiado á otros órganos que son los siguientes. .

Maxila (maxila!). Estas piezas que son dos como las mandíbulas y se mueven del mismo modo, están situadas bajo estos órganos, á cada lado del labio inferior sobre el cual están á veces inclinadas, en términos de reunirse con ellas en su vértice cuando están cerradas. Se distinguen principalmente de las mandíbulas en que llevan en su parte exterior un palpo y en general son menos duras. Su forma es muy variable; en las especies herbívoras y pitófagas tienen la de una lámina aplastada, muy ancha en su base, arqueada en su parte exterior, y terminada en una punta mas ó menos aguda. En las que son carniceras ó liguívoras, toman la ligura de un cuerpo edindrico, á veces linear \ mas ó menos comprimido, y encorvado en su extremidad; entre estos dos tipos principales se encuentran todas las transiciones intermedias.

Las mandíbulas se componen de muchas piezas estrechamente unidas, pero señaladas en muchas especies por suturas aparentes. En otras desaparecen estas suturas, á excepción de una sola que es siempre visible, y que constituyendo una verdadera articulación divide la maxila en dos partes principales, el tronco y el lóbulo terminal.

Labio inferior (labium). Se llama asi una pieza impar, opuesta al labio superior, que cierra la boca por debajo, y se compone de dos partes distintas que son : la barba y la lengüeta.

La barba (mentum), llamada también algunas veces quijada, es una placa de tamaño y consistencia variables, situada delante de' la pieza prebasilar con la cual se une por medio de una articulación linear; rara vez goza movimiento propio, y en algunas especies no existe señal alguna de sutura. En su base se une algunas veces á cada lado con las mejillas por un punto ordinariamente muy pequeño y sus bordes se replegan interiormente para confundirse con la lengüeta en el interior de la boca. Su dureza iguala muchas veces á la de la pieza prebasilar y otros tegumentos, y su forma es sumamente variada,

La lengüeta (lígula) está colocada interiormente delante de la barba, y tan íntimamente adherida á ella jior una parte de su cara inferior, que parece no ser mas que su prolongación; por la cara superior de su base parece muchas veces unirse al paladar, es tomo vi.

decir á la bóveda de la boca. Está formada por una lámina cartilaginosa ó membranosa, que á veces adquiere la dureza de los otros tegumentos, sobre todo en los Insectos carniceros, en los cuales sobresale fuera de la barba; su tigura es bastante variable, siendo unas veces entera, otras escotada en su vértice , y algunas dividida en tres ó cuatro partes. -

Un poco mas abajo del punto en que se verilica la adherencia de la barba y la lengüeta, tiene esta a cada lado un palpo análogo al de las muxilas, y que comunmente parece depender de la barba misma. Estos apéndices que hacen un papel importante en la clasificación de géneros , están organizados del siguiente modo.

l'alpo (palpi). Estos órganos son hilillos articulados, que salen fuera de la noca y son propios de las maxilas y del labio interior; su semejanza bastante marcada con las antenas, hizo que algunos autores antiguos las llamaran antenulat, nombre que hoy ha caido en desuso. Según que pertenezcan á las maxilas ó al labio, toman el nomtire de palpos maxilares ó palpos labiales. Los primeros son cuatro en los Coleópteros carniceros, a consecuencia de la modificación que experimenta el lóbulo superior terminal de las maxilas, y se los distingue con los nombres de palpos maxilares externos y pulpos maxilares in-uinos. Los labiales nunca son mas de dos; su sustancia es siempre sólida como la de los demás tegumentos , salvo en su extremidad que es algunas veces vesiculosa, y está siempre revestida de una piel mas blanda donde vienen á terminar algunos nervios.

Su longitud absoluta y relativa varia considerablemente ; en general son mucho mas cortos que las antenas, pero en algunos Coleópteros acuáticos los exceden mucho en longitud, lo cual ha valido á dichos Insectos el nombre de Palpicornios; los maxilares son por lo general mas largos que los labiales. En cuanto al número de sus artejos parece estar sujeto á una ley en cada orden; asi en los Coleópteros, el número normal parece ser cuatro para los maxdares y tres para los labiales, y en los Ortupteros los primeros son cinco y los segundos tres sin excepción alguna. Las proporciones relativas de Jos artejos vanan menos que en las antenas; el primero es á veces el mas largo y grueso de todos, y los demás van en disminución insensiblemente hasta la exlremiuad; otras veces el mayor es cualquiera de los otros, y otras en fin son todos iguales.

En los órdenes que acabamos de citar los palpos son casi siempre usos, y solo en algunos carniceros, tales como los Cicindela, están erizados de pelos muy largos y de una blancura brillante. Sus funciones mecánicas durante la masticación parecían reuucúse i mantener al alcance de las mandíbulas las sustancias sometidas á su acción; se les ve en electo revolverlas en todos sentidos , manejarlas, palparlas en algún modo, de lo cual les ha venido su nombre. El último artejo que es ligeramente cóncavo y está revestido de una membrana papilar, les permite aplicarse exactamente á los alimentos, y los hace propios para este uso.

Tales son las partes de que se compone la boca de los Insectos mascadores, que vamos a ver modilicar-se en todos los órdenes ademas de los nombrados mas arriba, aun cuando siempre" se refieren mas ó rueños al tipo primitivo. En cada uno de ellos, como hemos dicho ya, la boca toma un nombre distüito que reclamaba el uso. Comenzaremos por aquel en que las modificaciones son mas ligeras, y les seguiremos á todos en el mismo óraen, desde el mas inmediato al tipo basta el que mas se separa.

El primer orden que se presenta es el de los Himenopteros , en los cuales el labio superior, las mandíbulas y la barba, subsisten sin dilerir esencialmente de las mismas piezas de los Insectos mascadores; úni-3"



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



Página 35. Tomo 6. Insectos. Invertebrados. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Museo Pintoresco Historia Natural

Copyright 1996-2024 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia (AIM) te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Para saber cómo utiliza Google la información de sitios web o aplicaciones de este sitio puedes visitar: Política de Cookies.