Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 26. Tomo 6. Zoología. Invertebrados en Aragón.

Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 26. Tomo 6. Zoología. Invertebrados

Museo Pintoresco de Historia Natural Tomo 6 Insectos

Naturaleza de Aragón > Museo Pintoresco de Historia Natural > Tomo 6 Insectos

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de octubre de 2023 última revisión

otras verde claro, igual, y otras rojizas ó rojas con manchas negras. Hay un gran número de ellas que ostentan un color de oro bruñido, bien formando listas, ó bien cubriendo toda la superficie. A este adorno deben las ninfas de los Lepidópteros los nombres de Chrysalis y de Aurelia que les dieron los antiguos, y han pasado hasta nosotros especialmente el primero. Este color dorado ha sido mucho tiempo tomado por oro verdadero; pero Reaumurha probado de una manera satisfactoria, que se debe á una membrana muy fina de color amarillo transparente que existe bajo la piel de la crisálida, y le da ese color de oro, el cual para ser producido necesita que la membrana interior esté húmeda, y asi se explica el que esas preciosas tintas desaparezcan cuando la mariposa está á punto de salir de su prisión.

Algunas veces varían los colores de las ninfas en una misma especie según los individuos; asi entre las crisálidas de la Vanessa eardui, unas son de color pardo claro con listas grises ó rayas doradas, y otras amarillo de oro ó verde claro, etc.

Duración del estado de ninfa. La duración del estado de ninfa, se halla sujeta á variaciones tan grandes como el de larva. Algunas especies permanecen en él dos ó tres dias; otras algunas semanas, meses y aun años; cada cual de ellas sin embargo se halla en este punto encerrada en límites de que se nota poco en las circunstancias ordinarias. La única regla que puede establecerse, es que las crisálidas de tamaño reducido, permanecen en este estado menos tiempo que las grandes; asi las especies mas pequeñas de Curculiónidos en el orden de los Coleópteros, las de los Cohidilns entre los Himenópteros, los 77-neidos mineros entre los Lepidópteros, y la mayor parte de los Dípteros no permanecen en forma de nínfa sino algunos dias ó semanas, mientras que las especies grandes de todos estos órdenes pasan en él algunos meses y aun algunas mas de dos años. Esta regla está sin embargo sujeta á muchas excepciones, porque se ven muchas crisálidas grandes salir en un tiemno mucho mas corto que otras que no tienen la vigésima parte de su tamaño.

Puede explicarse de una manera satisfactoria la regla y la excepción por las siguientes razones: respecto á la primera, si se abre una crisálida poco después de su formación, se observa que su interior está lleno de un líquido lechoso en que nadan los rudimentos de los miembros del Insecto perfecto, casi líquidos también. El objeto que la naturaleza se ha propuesto en la evistencia de la ninfa, es la evaporación de la parte acuosa de este líquido, y el desarrollo de los miembros del animal por la absorción y asimilacion del resto. Siendo esta evaporación una necesidad, se comprende, fácilmente que debe verificarse mas aprisa en una crisálida pequeña que en una grande. En cuanto á la excepción, como la evaporación de los líquidos en general depende del mayor ó menor calor á que están expuestos, puede deducirse que las ninfas sometidas á una temperatura elevada llegarán mas pronto á la madurez, sea el que quiera su tamaño que otras sometidas á una temperatura mas baja como en efecto se verifica. La crisálida de un Bombire de gran tamaño que entre en este estado á principios del estío, saldrá casi siempre con diez ó doce dias, mientras la ninfa de un icneumón, que es cien veces menos voluminosa. pero que se ha transformado en otoño, no producirá un Insecto perfecto sino al cabo de siete ú ocho meses. Pero no es esto todo; el mismo Insecto, según que se ha transformado en ninfa en época mas ó menos avanzada del año, vivirá en un caso solo algunas semanas, y en otro algunos meses. Si por ejemplo la oruga del Pavilio machaon se transforma en crisálida por julio, la mariposa aparecerá á los trece dias; pero si lo verifica en setiembre, no sale hasta el mes de junio

siguiente, es decir después de nueve ó diez meses, igual cosa sucede con un gran número de Insectos. Para poner fuera de duda la influencia de la temperatura en estas notables variaciones, era necesario producirlas por medios artificiales, y esto es lo que ha hecho Reaumur con el mas feliz resultado, consiguiendo en medio del invierno hacer salir Insectos de crisálidas de quince días por medio de estufas y retardando un año la salida de otros por la influencia del hielo.

La duración de la existencia de un Insecto en forma de ninfa, depende pues de su tamaño, de la temperatura á que está sometido, y de la combinación de estas dos circunstancias. Después de todo esto, como la naturaleza tiene siempre algún secreto que se oculta á nuestras observaciones, se ha experimentado que entre cierto número de crisálidas especialmente de Esfinje y de Saturnia, del mismo tamaño, transformadas en la misma época y expuestas á la misma temperatura, una parte de ellas han producido el Insecto en la época ordinaria fijada para la especie, y otras han tardado mas ó menos hasta algunos años. Hay pues, en la salida del Insecto perfecto, alguna condición no conocida todavía ademas del tamaño de la crisálida y la temperatura. Tal vez por este medio la naturaleza ha querido evitar la destrucción completa de la especie, pues hallándose algunas por no decir todas expuestas en su tercer estado á muchos peligros de que no pueden huir, algunos individuos se libran de ellos en virtud de esta prolongación del tercer estado. La manera como se verifica esta prolongación se ignora completamente, y es digna de la mayor atención por parte de los fisiólogos.

Siendo tan irregular la época de la salida del Insecto perfecto, y hallándose sujeta á tan variadas condiciones, parece á primera vista difícil determinar con alguna seguridad aquella en que se verificará. Existe sin embargo en este punto una excepción respecto á las Efémeras que aparecen siempre en el espacio de dos ó tres dias, entre el 10 y el 15 de agosto, y entre las ocho y las diez de la noche. En otros se ha observado que salen siempre al nacer el dia, otros al medio dia á la caída de la tarde, etc.; pero la mayor parte de los Insectos no parecen sujetos á ninguna ley de este género, y salen á cualquier hora del dia.

Debe notarse aquí que no se puede calcular la edad de una ninfa por la épona en que la larva ha formado el capullo. Muchas de ellas después de haber hecho el suyo, permanecen en estado de larva meses enteros, y se convierten en Insectos perfectos pocos dias después de su transformación en ninfa. Asi la oruga del Cossos liquiperda cuando hila su capullo en otoño, continúa en su actual estado hasta junio del año siguiente, y cuando le construye en estío se transforma al instante en crisálida, y aparece en forma de Insecto perfecto al cabo de tres semanas ó un mes.

Movimientos de las ninfas. Aunque el estado de ninfa sea por lo general una época de reposo absoluto para los Insectos, debe hacerse en este punto una distinción entre las ninfas de la primera división y las de la segunda. Las primeras son tan activas y tan voraces como lo eran en el estado de larvas, y como lo serán en el de Insectos perfectos. Entre las segundas, las ninfas apretadas son incapaces de ejecutar el mas leve movimiento y no dan señal de vida: pero entre las ninfas propiamente dichas y las crisálidas, hay un gran número que han recibido la facultad de entregarse á movimientos mas ó menos fuertes, ejecutados comunmente por los segmentos abdominales, cada vez que se les toca ó inquieta. Generalmente consisten en giros mas ó menos rápidos que verifican sobre sí mismas no siempre hacia el mismo lado. lo cual podría romper el hilo á que están sujetas, sino



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 26. Tomo 6. Zoología. Invertebrados Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Museo Pintoresco Historia Natural

Copyright 1996-2024 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia (AIM) te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Para saber cómo utiliza Google la información de sitios web o aplicaciones de este sitio puedes visitar: Política de Cookies.