Página 27. Tomo 6. Insectos. Invertegrados. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.

Página 27. Tomo 6. Insectos. Invertegrados. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Museo Pintoresco de Historia Natural Tomo 6 Insectos

Naturaleza de Aragón > Museo Pintoresco de Historia Natural > Tomo 6 Insectos

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de octubre de 2023 última revisión

ENTOMOLOGÍA O TRAT

, alternativamente de derecha á izquierda y de izquierda á derecha. Algunas veces estos movimientos constituyen sin embargo una verdadera locomoción, como en ciertas crisálidas cuyo capullo es muy grande , y que se mueven de un extremo á otro de su prisión. Muchas ninfas que viven en el seno de la tierra ó en el interior de los árboles, no pueden permanecer en aquellos sitios hasta la salida del Insecto sin comprometer la existencia de este, que podría perder ó desgarrar algunas de sus delicadas partes, por lo cual salen de su retiro valiéndose de las espinas de que están provistos los segmentos de su abdomen.

También existe en algunas ninfas la facultad de saltar, y es sin contradicción el movimiento mas extraordinario que ejecutan. El mecanismo por cuyo medio lo verifican es muy sencillo; el animal no tiene mas que cambiar la posición de su cuerpo que forma un arco de círculo cuya convexidad es el dorso, y darle una posición opuesta, haciéndole después recobrar súbitamente su primer estado como un arco que se extiende; el plano de posición recibe un golpe, y envia al capullo por el aire con una fuerza proporcionada á dicho golpe. No se conoce completamente la utilidad que puede producir esta facultad á un animal que vive suspendido en el aire; pero es probable que le haya sido dada para que pueda recobrar su posición natural, cuando el viento ú otra causa la ha hecho perderla.

A esto se reducen los movimientos que la naturaleza ha concedido á las ninfas, á lo cual se debe añadir que en las que están encerradas en capullos compactos , van acompañados de un ruido bastante fuerte que puede servirles de defensa, causando espanto á sus enemigos.

Transformación en Insecto perfecto. La época de la madurez de la ninfa y la salida del Insecto perfecto, que es su consecuencia , se anuncian por señales fáciles de reconocer. Los colores de que están adornadas las primeras sufren una alteración notable; las tintas de oro y plata de ciertas crisálidas desaparecen, y se distingue á través de la envoltura de las que son transparentes, la forma y los colores del Infecto perfecto, asi como los movimientos de sus órganos. En algunas especies se observa una hinchazón particular del abdomen , que no se verifica en las que deben pasar todavía una estación en aquella forma.

El medio de que se valen los Insectos para salir de su prisión, varía según el género de las ninfas. En las crisálidas, los esfuerzos de la mariposa prisionera abren una hendidura longitudinal sobre el tórax, que generalmente presenta una sutura destinada á este uso. Esta hendidura se ensancha rápidamente y el animal sale con facilidad : no solo tiene que desprenderse de la envoltura general, sino que necesita sacar cada uno de sus órganos de los estuches membranosos que los contienen , lo cual ejecuta ordinariamente sin gran trabajo.

Las ninfas propiamente dichas emplean un procedimiento análogo; pero como su cuerpo no está encerrado en una envoltura común, tienen que desprenderse de las envolturas parciales que cubren cada uno de sus órganos.

La dificultad es mayor, y el medio de extracción diferentes para las ninfas apretadas, tales como las de los Mustiaos, Sirfidos, etc. Su estuche es ordinariamente todo de una pieza , duro y desprovisto de estas suturas que en las precedentes ceden al mas ligero esfuerzo.

La salida de la ninfa es una operación bastante sencilla para los Insectos que en este estado, se hallan expuestos al aire libre; pero no o es tanto para los que viven debajo de tierra ó en el interior de los árboles. Ya hemos visto los medios que emplean las crisálidas que se encuentran en este caso; en cuanto á los Coleópteros, esperan á que sus órganos hayan

adquirido fuerza, y sus élitros dureza suficiente para que el roce no los perjudique cuando se abran paso á través de la tierra ó de la madera que los cubre.

Hasta ahora no hemos hablado sino de los Insectos cuva salida es completa en el momento que han soltado el despojo de la ninfa; pero hay un gran número que tienen después que ejecutar la tarea laboriosa de abrir el capullo de hojas, de seda espesa, de goma tenaz, y aun de madera en que estaba encerrada la ninfa. Ésta operación es fácil para un Coleóptero ó un Himenóptern que están provistos de fuertes mandíbulas, pero difícil para un Lepidóptero que no tiene mas instrumento que una trompa membranosa y delicada , y que ademas se halla en un estado de debilidad extraordinario En tales casos muchas larvas de estos Insectos, toman precauciones para no experimentar obstáculo alguno al llegar el momento de su postrera transformación.

Algunas orugas de Tineidos que viven en lo interior de los granos de trigo y otros cereales. se transforman allí en crisálidas; El agujero por donde han penetrado en el interior del grano es como la punta de una aguia é incapaz de dar paso á la mariposa. Esta se veria en la imposibilidad de salir de aquella envoltura completamente sólida , sino fuera porque la larva antes de cambiarse en ninfa, roe por la liarte donde debe hallarse la cabeza del Insecto una oiece-cita circular, pero sin desprenderla del todo. Este no tiene que hacer sino empujar esta especie de puerta, que basta para protegerle enntra sus enemigos exteriores , la cual cede y le deja el paso libre.

Otras orugas facilitan la salida del Insecto perfecto por medios no menos ingeniosos. Sus capullos vistos exteriormente parecen de un tejido uniformemente compacto; pero mirándolos de cerca se observa en una de sus extremidades una especie de tapadera bastante grande para que pueda pasar el cuerpo del insecto, y sostenida por unos hilos delgados que se rompen á la mas ligera presión. El capullo en forma de barco que fabrica la Tortnx prasina se compone de dos paredes reunidas por el vértice y las extremidades. La parte superior y uno de los extremos están fijos por medio de una sutura impermeable , pero el otro que parece tan sólido exteriormente, no está en realidad sostenido al interior sino por algunos hilos que van de uno á otro borde y se rompen fácilmente. Lo mas notable que hay en esta singular habitación, es que las paredes de esta extremidad son elásticas, de manera que después de haber permitido salir al Insecto , recobran su posición primitiva, y el capullo vacío conserva la apariencia que antes tenia.

El segundo medio que emplean los Insectos para salir de sus capullos es puesto en práctica por los que los construyen de una testura uniforme é igualmente sólida en todas sus partes. Para salir de un capullo de esta naturaleza, la mariposa expele un líquido particular que ablanda y disuelve la goma que unía los hilos entre sí y le permite separarlos y abrirse paso; algunas veces también rompe los hilos, operación que el Gusano de seda ejecutasegun Reaumur, con sus ojos, única parte de su cuerpo que entonces tiene solidez, y cuyas innurtérables facetas producen el efecto de una lima finísima. Los capullos cuya seda ha sido cortada de este modo, no pueden devanarse y son perdidos, por cuya razón , los que crian estos insectos tienen cuidado de hacerlos perecer antes de la última metamorfosis, exponiendo el capullo á un calor bastante fuerte para matar la crisálida.

El líquido de que hemos hablado es expelido igualmente cuando el capullo se compone de fragmentos de madera , como el de la Dicranurn rinula ó de cualesquiera otras sustancias aglutinadas por medio de una materia gomosa.

Ordinariamente es el mismo insecto el que rompe el capullo; sin embargo en ciertas especies como el



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



Página 27. Tomo 6. Insectos. Invertegrados. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Museo Pintoresco Historia Natural

Copyright 1996-2024 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia (AIM) te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Para saber cómo utiliza Google la información de sitios web o aplicaciones de este sitio puedes visitar: Política de Cookies.