Insectos. Invertebrados. Página 59. Tomo 6. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.

Insectos. Invertebrados. Página 59. Tomo 6. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Museo Pintoresco de Historia Natural Tomo 6 Insectos

Naturaleza de Aragón > Museo Pintoresco de Historia Natural > Tomo 6 Insectos

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de octubre de 2023 última revisión

ENTOMOLOGÍA O TRATADO DE LOS INSECTOS. 58

garfios ó pinzas. En fin , la vaina ó estuche de la verga está también cubierto mas ó menos completamente por una membrana sujeta en su base al último segmento del abdomen , y que no es otra cosa que la piel replegada en el cuerpo para formar la cloaca. Esta membrana suele tener también algunas piezas córneas que les son propias.

Para completar la descripción del pene, falta decir que sus movimientos se ejecutan por un sistema de músculos que lo rodean en su base.

Nos hemos limitado á describir este órgano en pocas palabras, aunque el examen de las diferentes formas de sus partes accesorias exige muchos detalles: pero no terminaremos la descripción de los órganos masculinos, sin hablar de la disposición notable que presentan en los Libelulinos. Los Insectos machos de esta familia no tienen los órganos de la generación situados en la base del abdomen, detrás del tórax, como se ha creído por mucho tiempo y pudo calcularse al ver cómo ejecutan la cópula. La hembra al ser cogida por el macho, aplica la extremidad de su abdomen á la base del del macho donde existen ciertos órganos especiales, pero lo que no se sabia en otra época es, que poco tiempo después, vuelve la hembra á colocar la misma parte de su cuerpo en la extremidad del abdomen del macho, donde se encuentran situados como por lo general, los verdaderos órganos de la cópula. Asi pues en las Libélulas machos se encuentran los mismos órganos de la generación que en los demás Insectos y otros supernumerarios ó de excitación. Los primeros se componen de un pequeño pene, colocado . en una cavidad cerrada por dos valvas que exiten al extremo del abdomen y los excitadores lo están en la porción inferior ó ventral del segundo y tercer anillo del abdomen. Para verlos cuando se ocultan, es necesario levantar los anillos dorsales del abdomen. Este sistema complicado de piezas, cuyo juego no es todavía bien conocido, está dispuesto en tres porciones de las cuales las dos primeras ocupan el segundo anillo abdominal.

II. órganos pe la generación en las hembras.

Lo mismo que los de los machos, los órganos de la generación femenina se dividen en interiores ó exteriores , esenciales ó accesorios. Los interiores y esenciales son los ovarías, las trompas, el oviducto y la vagina; y los exteriores la vulva y sus-accesprios que por lo común se prolongan mucho exteriormente con la forma de taladro ó aguijón. Los órganos interiores accesorios son la bolsa copulatriz, las glándulas óva-sos sebílicos y las glándulas del veneno. Vamos á examinar sucesivamente estos diferentes órganos.

Los ovarios se hallan situados, como los testículos, en ambos lados del canal intestinal, y se presentan con la forma de vasos ó vejiguillas reunidas en una especie de racimos, y en ellos se forman los huevos bajo la influencia de la fecundación, y en una época determinada de la vida de los Insectos Antes de este tiempo los ovarios son pequeños y están como atrofiados, pero cuando los huevos se desarrollan, se extienden en la cavidad del abdomen que se vuelve mucho mas grueso que antes. Los ovarios se encuentran mantenidos en su lugar, como los testículos, por un gran número de vasos tráqueos, y por el tejido adiposo. Algunas veces estos órganos están fijos por un pequeño ligamento que va á insertarse en la pared dorsal del tórax, y que está formado por la reunión de todos los ligamentos que salen de los tubos ovíge-ros, y que no son otra cosa que verdaderos tubos, en cuyo interior se forman los gérmenes de los huevos. Se ve en efecto , que estos ligamentos continúan dentro de los tubos ovígeros, y atraviesan la membrana única que los forma para terminar en su base, desapareciendo, como los huevos despues de la puesta.Su

inserción en el tórax se ejecuta por encima del vaso dorsal, y según Mr. Muller se abren en este vaso, que les comunica asi directamente la sangre destinada á alimentarlos. Pero semejante hecho, solo observado en algunos Insectos, parece demasiado excepcional para que sea admitido sin otro examen. Los tubos ovígeros que contienen los huevos, y los ligamentos productores de estos, se abren todos en las trompas aunque de un modo muy variable. Algunas veces dichos tubos concluyen todos en la parte mas elevada de la trompa, y el punto de reunión es seguido de un bin-chamiento dividido en muchas celdillas donde los huevos permanecen algún tiempo antes de pasar al oviducto ; estas celdillas han recibido el nombre de có¡¡-ces de los ovarios. Se ha notado que el número de huevos comprendidos en cada tubo ovígero es constante en todos los Insectos de una misma especie. Los huevos que se hallan mas cercanos á la extremidad posterior de estos órganos son mas gruesos que los demás, siendo por lo general tanto mas pequeños cuanto se hallan mas cercanos al origen de los tubos, en cuyo lugar se confunden entre sí.

Se pueden distinguir dos especies de ovarios, que son, los simples y los compuestos. Los primeros son los menos frecuentes, y á ellos pertenecen los de los Hwoboscos que se componen en cada lado de una bolsa oval, lisa y llena de una pulpa blanca, homogénea y envuelta por una membrana propia. Se cree que esta pulpa está enteramente formada por el huevo en que la pequeña larva debe desarrollarse y pasar al estado de ninfa en cuyo estado nace. También se encuentran ovarios simples, como ya se ha dicho, en las Efémeras y algunos otros Insectos, y están formados por una membrana muy pequeña que contiene una gran cantidad de huevos dispuestos en series regulares y reunidos por filamentos muy tenues.— Los ovarios compuestos se presentan con dos formas distintas, que son, la de vejiguillas, y la de vasos tubulosos. Los que tienen la forma de vejiguilla se asemejan por su disposición á los testículos de algunos Insectos, y se insertan en las trompas ya sea en su trayecto ó en su nacimiento que está hinchado en forma de bolsa mas ó menos voluminosa. Los ovarios tubulosos presentan también grandes diferencias en cuanto á su posición, pero por lo común se hallan formados por muchos tubos que concluyen en la parte mas elevada de la trompa formando un paquete contenido en una membrana común. De la extremidad de este paquete es de donde parte el ligamento suspensor de que ya se ha hablado.

Las trompas de los ovarios son unos tubos destinados á hacer pasar los huevos de los ovarios á los oviductos. Por lo común, solo existe una para cada ovario, y ya hemos dichoque algunas veces reúne todos los tubos ovígeros en su origen los que frecuentemente se insertan en diferentes partes de su trayecto. Este órgano corresponde al conducto deferente del aparato generador del macho, y lo mismo que él, varía mucho en longitud y en diámetro. Se halla distintamente formado por dos membranas, de las cuales la externa es mas musculosa en los lugares en que la trompa se ensancha, y la interna corresponde á la membrana mucosa del tubo digestivo.

El oviducto es un conducto que sigue á las trompas y resulta de su reunión; su estructura es un tejido grueso y musculoso-membranoso. Con frecuen cía ofrece en su parte media un ensanchamiento donde los huevos se acumulan y permanecen por mas ó menos tiempo, y su longitud, aunque variable rara vez excede á la de las trompas. Tal es la disposición del oviducto en la mayor parte de los Insectos en que solo sirve de conducto á los huevos; pero en los Hipobos-cos y demás Dípteros de generación pupípara, es un verdadero útero en que el embrión adquiere todo su desarrollo. Este útero, al principio muy pequeño,



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



Insectos. Invertebrados. Página 59. Tomo 6. Zoología. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Museo Pintoresco Historia Natural

Copyright 1996-2024 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia (AIM) te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Para saber cómo utiliza Google la información de sitios web o aplicaciones de este sitio puedes visitar: Política de Cookies.