Zoología. Aves. Pajaros. Página 241. Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3

Zoología. Aves. Pajaros. Página 241. Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de agosto de 2021 última revisión



cebo una espiga de avena; pero según se dice no se les caza con reclamos, en verano permanecen por los alrededores de los bosques, por las bajas y zarzales, algunas veces en las viñas, pero casi nunca en el interior de los bosques. Una parte de ellos muda de clima en invierno, y los que quedan se reúnen entre sí y con los Pinzones, Gorriones etc.; y forman bandadas muy numerosas, sobre todo en los dias de lluvia. En esta disposicion se acercan á las casas de campo y a los pueblos y carreteras por donde encuentran alimentos en los zarzales y en el estiércol de las atendías, haciéndose casi tan familiares como los Gorriones. Su vuelo es rápido, se posan en el momento en que es menos de creer, casi siempre en lo mas espeso del follaje, y rara vez en una rama aislada. Su grito común está compuesto de siete notas, de las cuales las seis primeras son de iguales duración y tono y la última es mas aguda y arrastrada, ti, ti, ti, ti, ti, ti, tiui.

Estos pájaros están esparcidos por toda Europa desde Suecia hasta Italia inclusive, y por consiguiente pueden acostumbrarse á muy diversas temperaturas, que es lo que sucede á la mayor parte de los pájaros que se familiarizan con el hombre y saben sacar partido de su sociedad.

El macho es notable por el brillo de las plumas amarillas que tiene en la cabeza y en la parte inferior del cuerpo, aunque en aquella este color está variegado de pardo; es puro en los costados de la cabeza, en la garganta, en el vientre y en las coberteras de debajo de las alas; y mezclado con castaño claro en todo lo restante de la parte inferior. El aceitunado reina en el cuello y en las pequeñas coberteras superiores de las alas; el negruzco mezclado de gris y de castaño claro, en las medianas y en las mayores, en el dorso y en las cuatro primeras remeras del ala; las otras son pardas y están ribeteadas, las grandes de amarillento, y las medianas de gris; las rectrices son también pardas y están orladas las dos externas de blanco, y las otras diez de gris-blanco; y en fin, las coberteras superiores son de un castaño claro con el extremo gris-blanco. La hembra tiene menos amarillo que el macho, y su cuello, pecho y vientre están mas manchados, ambos tienen los bordes de la mandíbula inferior del pico entrantes en la superior; los de esta, escotados en la punta; la lengua, dividida en hebras sueltas; y la uña posterior, mas larga que las otras. Pesa cinco ó seis dracmas; tiene ocho pulgadas y media de tuvo intestinal; vestigios de ciego; el esófago es de tres pulgadas de longitud, dilatándose cerca de la molleja, que es musculosa: la vejiga de la hiél es muy pequeña. En el ovario de todas las hembras que he disecado encontré huevos de tamaño desigual.

ZIZI Ó VERDERÓN DE SETOS.

Llamo Zizi á este pájaro á imitación de su grito ordinario, bastante parecido al del primer Verderón. Vésele unas veces encaramado, otras corriendo por tierra, sobre todo en los campus recien labrados, en donde encuentra simientes, gusanillos y otros insectos, por cuyo motivo casi siempre tiene el pico terroso. Cae fácilmente en todos los lazos; y cuando se coge en las varetas de liga, generalmente se queda preso, si logra desasirse, deja en ellas casi todas las plumas y cae por la imposibilidad de volar. Aunque en la pajarera se amansa bastante, no es absolutamente insensible á la pérdida de su libertad, y lo prueba el que durante los dos ó tres primeros meses solo prorumpe en su grito ordinario, que repite con frecuencia é inquietud cuando ve que algo se acerca á la jaula, pues al parecer necesita todo ese tiempo para recobrar su canto y acostumbrarse á la esclavitud, por mas dulce que sea; y si conociese bien sus intereses, no lo recobraría nunca, a fin de que el hombre tuviese un motivo me-

tomo ni.

VERDERÓN LOCOLOCO

Llaman los italianos á este pájaro, porque cae indistintamente en todos los lazos, supuesto que este descuido de sí mismo y de su propia conservación es en efecto la señal mas grande de locura aun entre los animales. El Verderón de Francia y el Zizí participan mas ó menos, como hemos dicho antes, de esta especie de locura, que puede considerarse como una enfermedad de familia, de que adolece en mas alto grado el Verderón que aquí se trata. Asi es que le he conservado el nombre que tiene en Italia, con tanta mayor razón, por cuanto el de Verderón de los Prados me parece no poder convenirle, porque los mas hábiles pajareros y cazadores me han asegurado unánimemente que en los prados nunca habían visto semejantes Verderones.

El Loco tampoco se encuentra en los paises septentrionales, y su nombre no parece en las zoologías locales de Suecia, de Dinamarca, de-

Busca la soledad, y gusta de las montañas, siendo muy comun y conocido en las inmediatas á Mantua: Hobert le vio allí muchas veces y de cerca, ya en tierra, ya en los nogales; los naturales del país le aseguraron que su carne era un bocado muy bueno. Su canto es muy común, y tiene relación con el del Verderón. Los pajareros prusianos, que cogen muchos de estos pájaros, han observado que cuando se les pone en una pajarera en que haya pájaros de diferentes especies, manifiestan una predilección marcada hacia los Verderones de Francia, como si los reconociesen por parientes. Efec-

nos para esclavizarle. Casi tiene la misma talla y costumbres que el Verderón de Francia de modo que puede creerse fundadamente que cuando estos pajaros sean mejor conocidos, podrá referírseles á la misma especie.

En los paises septentrionales no se encuentran Zizíes, y parece que son bastante comunes en los meridionales, aunque se ven poquísimos en muchas provincias de Francia. Frecuentemente van con los Pinzones, cuyo canto imitan y con los cuales forman numerosas cuadrillas, sobre todo en los dias lluviosos. Se alimentan como los Granívoros, y según Olina viven cerca de seis años, lo que debe entenderse en estado de domesticidad, pues seria difícil establecer un cálculo justo acerca de la probabilidad de la vida de los pájaros que gozan del aire y de libertad.

El macho tiene la parte superior de la cabeza manchada de negruzco en campo verde aceitunado; en los costados, una placa amarilla cortada en dos partes desiguales por un rasgo negro que pasa por encima de los ojos; la garganta y lo alto del pecho, pardos, con un roller amarillo intermedio; el resto de la parte inferior del cuerpo, de un amarillo que va aclarándose hacía la cola, y en los costados tiene manchas pardas. La parte superior del cuello y del dorso está variegada de rojo y de negruzco; el obispillo es de un rojo aceitunado; las coberteras superiores dé la cola, de un rojo mas perfecto; las remeras, partes con ribete aceitunado, exceptuando las mas inmediatas al dorso que son rojas; el mismo color tienen las rectrices de la cola, cuyas dos externas están ribeteadas de blanco, las siguientes de gris-aceítunado, y las dos del medio de gris-rojizo. Finalmente, el pico es ceniciento, y los pies pardos.

La hembra no tiene tanto amarillo, ni la garganta parda, ni la mancha de este color en el pecho. Aldrovando advierte que son muy variables en esta especie los colores del plumaje: así es que el individuo que mandó dibujar tenia en el pecho una tinta Verde-oscura; y entre los que yo he observado encontré uno que tenia la parte superior del cuello aceitunada, casi sin mezcla alguna.



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, aves. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.