Zoología. Aves. Página 174. Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3

Zoología. Aves. Página 174. Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



CURRUCA COMÚN.

Es del tamaño del Ruiseñor. Todo el manto, que en el Ruiseñor es rojo-pardo, es gris-pardo en esta Curruca; la cual tiene además una ligera tinta gris rojiza en la franja de las coberteras de las alas y á lo largo de las barbas de sus pequeñas pennas: las grandes son de un color ceniciento negruzco, así como las pennas de la cola, de las cuales las dos mas exteriores son blancas por el lado exterior, y por los dos en la punta; desde el pico se extiende por encima del ojo una pequeña linea blanca en forma do ceja,y se ve una mancha negruzca debajo del ojo y un poco hacia atrás, que confina con el blanco de la garganta, el cual recibe una tinta rojiza en ambos costados, mas marcada aun debajo del abdomen.

Esta Curruca es la mayor de todas, si se exceptúa

SUBGÉNERO CURRUCA

Sylvia (Lin.)

Tienen el pico delgado, afilado, recto, puntiagudo y comprimido en su extremidad; sus alas son largas y puntiagudas; y su cola, larga también y ancha, esta compuesta de pennas iguales y redondeadas. Las Currucas constituyen una tribu muy rica en especies, y tan semejantes unas á otras, que muchas de ellas se encuentran bastante mal descritas en nuestras obras de historia natural. Son aves canoras por escelencia, y su alimento consiste en Insectos, que persiguen volando, ya en los zarzales ó malezas, ya en las orillas de los rios ó lagos, ó ya en los cañaverales donde anidan. Es dilicil establecer entre todos sus individuos las distinciones de aves ribereñas, silvanias é insectívoras.

El triste invierno, dice Ruffon, esta estación de muerte, es el tiempo del sueño ó del entorpecimiento de la naturaleza: los Insectos sin vida, los Reptiles sin movimiento, los vegetales sin crecimiento ni verdor, todcslos habitantes del aire destruidos ó retirados, los de las aguas encerrados en prisiones de hielo, y la mayor parte de los animales terrestres confinados en las cavernas, en las cuevas y en las madrigueras; todo nos presenta la imagen déla languidez y la despoblación. Pero el retorno de las avecillas por la primavera es la primera señal del dulce anuncio del dispertar de la naturaleza viviente; y los renacientes follajes y los vergeles revestidos con nuevas galas parecerían menos Irescos y menos interesantes sin los nuevos huéspedes que vienen á animarlos y á cantar en ellos el amor.

De todos estos huéspedes de los bosques, las Currucas son los mas numerosos, así corno los mas amables, vivos, ágiles, ligeros, y en una agitación continua; todos sus movimientos manifiestan los diferentes afectos de que están poseídas, todos sus acentos tienen el tono de la alegría , y todos sus juegos el inferes del amor. Estos lindos pajarillos llegan en el momento en que los árboles empiezan á cubrirse de hojas y á abrir sus flores; á su arribo se dispersan por todas nuestras campiñas, unos vienen á habitar en nuestros jardines, otros prefieren las alamedas y vergeles; muchas especies se internan en las selvas, y algunas se ocultan entre los cañaverales. De esta manera las Currucas ocupan todos los lugares de la tierra, y los animan con los movimientos y los acentos de su tierna alegría.

A este mérito de gracias naturales quisiéramos agregar el de la hermosura; pero la naturaleza, al darle tantas calidades amables, parece no tuvo presente el adornar su plumaje. Este es oscuro y empañado, y excepto dos ó tres especies que son ligeramente manchadas, todas las demás no tienen mas que algunas tintas mas ó menos oscuras de blanquizco, gris y rojizo.

tan al mismo tiempo que van atravesando el aire; cazan las Mariposas , las Moscas, las Orugas, y sin embargo pican también, cuando llega la estación, los frutos del guayabo, para buscar, al parecer, en el interior de estos frutos los gusanos que en los mismos se engendran cuando llegan á cierto grado de, madurez. No parece que viaje ni que salga de la isla de Santo Domingo; pues su vuelo, aunque rápido, no es bastante elevado ni bastante sostenido para atravesar los mares, y se le puede con razón mirar como indígena de aquella comarca.

Este pájaro, muy interesante ya por la belleza y por la sensibilidad que expresa su voz, no lo es menos por su inteligencia y la sagacidad con que se le ve construir y disponer su nido: no lo coloca sobre los árboles ni en las horquillas ó uniones de las ramas, como acostumbran los otros pájaros, sino que lo suspende en las enredaderas que cuelgan del tegi-do que ellas forman de árbol en árbol, especialmente en las que caen de las ramas avanzadas sobre los rios ó los barrancos profundos ; enlaza su nido entre la enredadera, y está compuesto de briznas de yerbas secas, fibrillas de hojas, y raicillas muy delgadas,queteje con primor; es propiamente un pequeño colchón, enrollado enformade bola,y bastante doble y bien tejidopor todaspartes para que no pueda penetrar la lluvia; y este colchón enrollado está sujeto á la punta del cordón de la enredadera colgante, de modo que está mecido por los vientos sin recibir su impresión.

Pero aun no seria bastante para la |irevision de este pájaro el haberse puesto al abrigo de la injuria de los elementos, en unos parajes en que tiene tantos enemigos; así parece que emplea también una industria muy meditada para preservar su familia de los ataques de estos^ En lugar de haber practicado este pájaro la entrada de su nido por encima ó por el costado, la ha puesto por abajo, de modo que entra en él subiendo, y solo ha dejado la abertura absolutamente indispensable para penetrar basta el interior en donde está la nidada, la cual está separada de esta especie de corredor por un tabique que es necesario salvar para bajar al domicilio de la familia; este nido es redondo y está entapizado blandamente con una especie de liquen que se cria en los árboles.

Por medio de esta industiiosa disposición, ni las Ratas ni las aves de Rapiña, ni las Culebras pueden tener acceso en aquel nido, y los polluelos están con toda seguridad. De esta manera consiguen los padres con frecuencia criar á sus hijos hasta que los ven en estado de tomar naturalmente su vuelo. Sin embargo, este es el momento en que se ven perecer muchos, pues los Gatos monteses, las Zumayas, las Ratas y otros animales les declaran una guerra cruel, y destruyen gran número de estos tiernos pajarillos, cuya especie permanece siempre, pero poco numerosa, y esto mismo sucede con todas las que son de índole apacible y de un temperamento débil en aquellas regiones en que las especies dañinas están dominaudo aun en fuerza de su mayor número.

La hembra del Cuello-amarillo no pone mas que tres ó cuatro huevos, y repite sus puestas mas de una vez al año: esto no se sabe de cierto, pero hay indicios para pensarlo así, en atención á que se ven pollos por el mes de junio, y dicen que los hay por marzo, como asimismo á fines de agosto y aun en el mes de setiembre: estos polluelos no tardan en abandonar á su madre, pero no se separan nunca mucho del lugar en que han nacido.



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, aves. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.