Zoología. Aves. Página 183. Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3

Zoología. Aves. Página 183. Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



de Suntgau, que se juntan con el Jura por el otro, la coloca precisamente en el camino principal de sus emigraciones; por cuya razón son tan numerosos, durante su paso en aquellos puntos; los Petirojos en particular llegan en gran número de las Ardenas, donde Belon vio coger crecido número. Por lo demás, esta especie se encuentra en toda Europa, desde España é Italia hasta Polonia y Suecia; y por todas partes va buscando las montañas y los bosques, tanto para hacer sus nidos, como para pasar en ellos el verano.

Los jóvenes no tienen antes de la primera muda aquel hermoso rojo-anaranjado en la garganta y el pecho, de donde por extensión algo forzada, ha tomado el nombre de Petirojo. A fines del mes de agosto le salen algunas plumas, y á últimos de setiembre llevan todos la misma librea, y no se les distingue ya. En esta época comienzan á ponerse en movimiento para emprender su partida, pero la hacen sin tumulto: todos se van yendo solos, unos después de otros, y en este momento, en que todos los demás pájaros se juntan y van en compañía, el Petirojo conserva su índole solitaria. Se ve pasar á estos pájaros, como se ha dicho, unos después de otros volando de dia de mata en mata; pero durante la noche se elevan al parecer mas alto y hacen mucho mas camino: á lo menos, muchas veces acontece á los paranceros ver llena la selva por la tarde de Petirojos, de modo que se prometían una abundante caza para el dia siguiente, y encontrarla enteramente despoblada antes de salir la aurora.

Como no está indicada la partida, ó por decirlo así proclamada entre los Petirojos, como lo está entre otros pájaros, los cuales forman grandes reuniones en esta época, siempre se quedan atrás muchos; ya porque son jóvenes y la experiencia no les ha instruido todavía sobre la necesidad de cambiar de clima, ó ya porque les bastan los cortos recursos que han sabido encontrar en lo mas rígido de nuestros inviernos. Entonces se les ve acercarse á las viviendas, y buscar las posiciones mas calientes, y si alguno se ha quedado dentro del bosque en esta rigurosa estación, se hace compañero del leñador, se aproxima á su fuego para calentarse, pica su pan, y revolotea todo el dia á su alrededor despidiendo al propio tiempo su pequeño grito; pero cuando aumenta el frió y una densa niebla cubre la tierra, viene hasta nuestras casas, pica los vidrios como para pedir asilo, que se le da con gusto, y él lo paga con la familiaridad mas amable, viniendo á recoger las migas de la mesa, mostrando que reconoce y se aficiona á las personas de la casa, y cantando de un modo menos fuerte, pero mas delicado todavía que en la primavera, aun en lo mas rígido del invierno, como si quisiese saludar diariamente la beneficencia de sus huéspedes, y su apacible y grato retiro. Allí permanece tranquilo, hasta que, volviendo la primavera á anunciarle nuevas necesidades y nuevos placeres, se agita y pide su libertad.

En este estado de domesticidad pasajera, come casi de todo el Petirojo; vésele recoger igualmente las migas de pan, las libras de la carne, y los granos de mijo. Por lo tanto, Olina habla en términos demasiado absolutos cuando dice que necesita el Petirojo, bien se le coja en el nido, ó adulto ya en los bosques, la misma pasta que el Ruiseñor para alimentarse; sin embargo, se ve que se conforma con un alimento mucho menos preparado; los que dejan volar libres por los cuartos, causan muy poca suciedad, pues solo arrojan un pequeño excremento seco. El autor de la Aedonologia pretende que el Petirojo aprende á hablar: esta preocupación es antigua, y lo mismo se lee en Porfiro; pero el hecho no es verosímil, en atención á que este pájaro tiene la lengua ahorquillada.

Belon, que no lo habia oido cantar sino en otoño, en cuyo tiempo solo tiene su pequeño canto y no el acento brillante y afectuoso del gran canto de los amores, pondera sin embargo la hermosura de su voz, comparándola con la del Ruiseñor. El mismo, como aparece por su relación, ha creido que el Petirojo era el mismo pájaro que el Ruiseñor de Paredes; pero algo mas instruido después, los distinguió por sus hábitos, como también por sus colores. Los del Petirojo son muy sencillos: un manto del mismo color que el dorso del Tordo le cubre toda la parte superior del dorso y de la cabeza; el estómago y el vientre son blancos; el rojo-anaranjado del pecho es menos fuerte en la hembra que en el macho; ambos tienen los ojos negros, grandes y aun expresivos, y el mirar dulce; el pico es débil y delgado, como el de todos los pájaros que viven principalmente de Insectos; el tarso es muy diminuto y de un pardo claro, así como la parte superior de los dedos, que son de color amarillo-pálido por debajo. El pájaro adulto tiene seis pulgadas y algo mas de ocho líneas de longitud, y nueve pulgadas y cuatro líneas de vuelo; el tubo intestinal tiene diez pulgadas y media de largo; la molleja , que es musculosa, está precedida de una dilatación del esófago; el ciego es muy pequeño, y á veces es nulo en algunos individuos. Estos pájaros están muy gordos por el otoño, y su carne tiene un gusto mas delicado y fino que la del mejor tordo, con la misma fragancia porque se alimenta con los mismos frutos, y en especial con majuelas.

FILOMELA

Motacilla luscinia mayor (Lin.)

Mr. Bechstein distingue este del Ruiseñor ordinario , denominado Filomela, que habita en el Norte de Europa y tiene el plumaje bermejo en la región superior, y el pecho bermejizo.

CURRUCA SARDA.

Se encuentra en las islas de Cerdeña y Córcega,

y se distingue por sus mejillas negras sobre el fondo pizarreño de las partes superiores.

CURRUCA DE LOS BRUNOS.

S. ruscicola (Vieill.); Motacilla melanoctphala (Lin.)

Tiene la cabeza de color negro, el vientre gris, el manto pardo, y blanca la extremidad de las pennas caudales. Este volátil se encuentra en Cerdeña en la Provenza, en Córcega y también en Canarias.

CURRUCA SILVÍCOLA.

S. sibilatrix (Tem.)

Es una Silvia cantora bastante común en el Norte de Europa. Esta ave habita en los sotos, y anida sobre el terreno construyendo su nido en forma de hornillo donde la hembra pone de cinco á siete huevos blancos, manchados de bermejo oscuro; su plumaje én la región superior es verde amarillento y en la inferior amarillo claro.

LAURIOLA.

Se encuentra en muchos lugares de Francia y Alemania, tiene los mismos colores que la precedente, hace su nido en los matorrales con delicadas yerbas cubriéndolas de algodón y de lana, y la hembra pone



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, aves. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.