Zoología. Aves. Página 190. Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Museo pintoresco de Historia Natural. > Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3

Zoología. Aves. Página 190. Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de agosto de 2021 última revisión



SUBGÉNERO NEVATILLA.

Aguzanieves ó pajaritas de nieve; Badiles (Cuv.)

Solo se distinguen de las Lavanderas en la uña de su pulgar, que es muy larga y casi recta como la de las Alondras.

Se acaba de ver que la especie de la Lavandera es simple, y que solo tiene una ligera variedad; pero en la familia de las Aguzanievesencontramos tres especies bien distintas, y todas tres habitan en nuestros campos sin mezclarse ni producir juntas. Indicaremos es tas diferentes especies con los nombres de Aguzanieve gris, Aguzanieve de primavera, y Aguzanieve amarilla, á fin de no contradecir las nomenclaturas recibidas.

La especie de afición que manifiestan las Aguzanieves á los rebaños, la costumbre que tienen de ir tras de ellos á los prados, su modo de volar y de pasearse entre e) ganado cuando está paciendo, de meterse en medio sin temor hasta llegar á posarse algunas veces sobre el lomo de las vacas y de los carneros, su familiaridad, en fin, con el pastor, á quien jirece-den, á quien acompañan sin desconfianza y sin peligro, á quien hasta avisan de la llegada del Lobo ó de las aves de Rapiña, le han hecho dar un nombre apropiado, por decirlo así, á esta vida pastoril. Compañera de hombres inocentes y pacíficos, parece'que la Aguzanieve tiene por nuestra especie esa inclinación que acercaría á nosotros la mayorparte de los animales si no fuesen repetidos con nuestra barbarie, y no los separase el temor de ser nuestras víctimas. No obstante, en la Aguzanieve es mas fuerte esta afición que el temor : no hay jiájaro alguno libre en los campos que se muestre mas manso, que huya menos lejos, que sea mas confiado, que se deje acercar mas, ni se ponga mas al alcance del cazador, á quien no da muestras de temer, pues que ni aun sabe huir.

Las Moscas son su pasto durante la buena estación; pero cuando las escarchas han destruido los insectos alados, y han hecho encerrar el ganado en los establos, se retira cerca de los riachuelos y pasa en ellos casi toda la mala estación : por lo menos, la mayor parte de estos pájaros no nos dejan durante todo el invierno. La Aguzanieve amarilla es la mas constantemente sedentaria; la gris es menos común en esta mala estación.

AGUAZANIEVE AMARILLA.

Cuando las Lavanderas se van por el otoño, las Aguzanieves se acercan á nuestras viviendas, dice Ges-sner, y vienen durante el invierno hasla en medio de

Cuandolos polluelos se hallan raen estado de volar, los acompañan los padres y los alimentan todavía por espacio de tres semanas ó de un mes; y se ve somo tragan con ansia los Insectos y huevecillos de hormigas que les traen continuamente. Se ha observado que en todos tiempos cogen estos pájaros la comida con una prontitud singular, y sin que al parecer se den tiempo para tragarla; van recogiendo las lombricillas y gusanillos de tierra; cazan y cogen las Moscas en el aire, y estos son los objetos de sus frecuentes piruetas. Por lo demás, vuelan culebreándose en el aire, y su vuelo lo hacen como á saltitos y brincos; se ayudan en el vuelo con su cola moviéndola horizontal-mente, y este movimiento es diverso del que le dan estando en tierra, que es de arriba abajo perpendi-cularmente. Las Lavanderas despiden frecuentemente , y sobre todo volando, un pequeño grito vivo y redoblado, con un metal de voz limpio y claro, gui guit, gui, gui, gv.it; el cual es un grito de reunión, pues las que están en tierra responden á él ; pero este grito nunca es mas fuerte y repetido que cuando acaban de librarse de las garras del Gavilán. Estas no temen tanto á los otros animales ni aun al hombre; pues cuando se les dispara un tiro , no huyen lejos, y vuelven á ponerse á corta distancia del cazador. Se cogen algunas mezcladas con las Alondras en la red y con el espejo que se usa para cazar estas últimas ; y parece, según la relación de Olina, que en Italia se hace una cacería particular de Lavanderas hacia mediados de octubre.

En otoño es cuando se ven en mayor número en nuestros campos, y esta estación que las reúne parece les inspira también mas alegría : entonces multiplican ellas sus juegos, se mecen en el aire, se dejan caer sobre los campos , se persiguen, se llaman entre sí, y se pasean en gran número sobre los techos de los molinos y de las aldeas vecinas de las aguas, donde parece que conversan juntas con algunos gritos cortados y reiterados: diríase, al oirías, que todas y cada una se interrogan y responden alternativamente durante algún tiempo, hasta que una aclamación general de toda la asamblea da la señal ó el consentimiento para dirigirse á otro parte. En este tiempo es también cuando ellas hacen oir aquel pequeño canto dulce y ligero á media voz, que no es mas que un murmullo, por el cual les ha dado Belon, al parecer, el nombre italiano de susurade (á susurro). Inspírales este dulce acento lo agradable de la estación y el placer que tienen de verse en sociedad, á la que parecen estos pájaros muy sensibles.

A fines del otoño se reúnen las Lavanderas en bandadas mas numerosas, y á la caida de la tarde se las ve abatir su vuelo sobré los sauces y en los mimbres á orillas de los canales y los rios , desde donde llaman á|las que pasan, y forman una zambra y algazara estrepitosa hasta la entrada de la noche. En las mañanitas claras de octubre se las oye pasar por el aire y algunas veces muy altas, reclamándose y llamándose sin cesar; entonces parten todas, pues nos dejan al acercarse el invierno para buscar otros climas. Dice Mr. de Maillet que por esta estación cogen en el Egipto cantidades prodigiosas, las cuales hace secar el pueblo en medio de la arena para conservarlas y comérselas después, y reliere Mr. Adanson que pasan también en el invierno al Senegal con las Golondrinas y Codornices, que solo en esta estación es cuando se ven en aquel país.

La Lavandera es común en toda Europa hasta Sue-cia; y se encuentra, como se ve , en Asia y en África. La que nos ha traido Mr. Sonnerat de Filipinas es la misma que la de Europa. Otra que trajo Mr. Commerson del cabo de Bueña-Esperanza no difería de la

tancia que conducían las inmundicias de sus hijuelos, engañadas por la conformidad de su color-

variedad representada en una lámina que yo v!, sino en que el blanco de la garganta no subia sobre la cabeza ni tan arriba sobre los lados del cuello; y en que las coberteras de las alas, menos variegadas, no formaban en ellas dos lineas transversales blancas. Pero, ¿no padece equivocación Olina cuando dice que no se ve la Lavandera en Italia mas que en el otoño o invierno? Y ¿puede pensarse que este pájaro pase el invierno en este clima, cuando se le ve extender su emigración hasta tan lejos y en climas mucho mas cálidos?

LAVANDERA DE LUTO.

Motacilla lúgubre.

Esta especie es de un negro intenso en la región superior, y blanco de nieve en la inferior. Esta ave tiene sobre el blanco del tórax un collar negro en su plumaje de invierno y habita el Medíodia de Europa.



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, aves. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.