Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 406 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 406 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



406 LOS TRES REINOS DE LA NATURALEZA. —ZOOLOGÍA.

do que el agua entre por su propio peso en las venta- | ñas nasales, ó en la boca, pues carecen de velo móvil del paladar. Obsérvanse entonces pequeños movi- I mientos de deglución análogos á los que produce al beber el hombre al chorro de un botijo. Por lo visto J sirve esta agua para lavar los intestinos, pues es ei-1 pelida con las heces ventrales, y no con la orina, que j siempre parece una papilla. Su "digestión es muy lenta , y como extraen de la presa todas las materias ali- ; bies, comen de tarde en tarde, pudienrio privarse de I los alimentos por mucho mas de un año; pero cada i vez que comen , ingieren en su estómago cantidades verdaderamente prodigiosas de alimentos, pues su pe- ' so iguala casi al de su propio cuerpo.

La cavidad de la boca se parece á primera vista á la de la mayor parle de los saurios, salvo los pliegues I que se ven en la longitud del paladar, cuya bóveda t es generalmente ancha y plana. En la línea media , y I hacia adelante se ve la abertura posterior común de '• las Cosa-nasales cubiertas á menudo por un repliegue libre y flotante de la membrana palatina que simula una especie de velo del paladar. Obsérvanse varios surcos, entre ellos uno situado entre los huesos trasversos, que es doble en las especies venenosas. En estas últimas se ve ademas un repliegue ó saco, con su correspondiente zurrón ó vaina abierta en la punta, que contiene los gérmenes de los dientes venenosos que han de reemplazará los implantados sobre el hueso. En la porción infra-maxilar de la boca se ve un tubérculo abierto en su centro, que es el orilicio que da paso á la lengua cuyo zurrón replegado en sus bordes forma esta eminencia. Detrás hay otro tubérculo con una hendedura longitudinal, ó sea la glotis ó la terminación de la tráquea-arteria , situada asi encima de la vaina que encierra la lengua. Al cerrar la boca, la glotis corresponde al surco palatino debajo del velo móvil del orificio posterior de las fosas nasales.— La lengua lleva á veces en sus bordes papilas que forman una línea saliente, y sirve tan. solo para tenlar la superficie de los cuerpos, ó para lamer. Para sus movimientos de protractílidad, retractilidad y vibración hay el Correspondiente número de músculos insertos en el hioides cartilaginoso terminado posteriormente en dos estiletes.

Aunque las serpientes no mascan los alimentos, pues los degluten de una vez, los envuelven sin embargo, con una capa mucosa que disminuye el roce de los pelos, plumas , escamas, etc., de las víctimas. Viene á ser una especie de baba viscosa y abundante , segregada en parte por fas criptas de la mem-Drana mucosa, y en parte por las glándulas salivales descritas por Duvernoy. Suelen ser granulosas, conglomeradas, blanquecinas y lobulosas; están menos desarrolladas en las especies acuáticas; y se dividen en superiores é inferiores. Podríamos entrar en extensos pormenores sobre estas glándulas salivales, pero nos limitaremos á decir que el Dr. Antonio Ales-sandrini divide el apárato salival de las serpientes: 1.° en infra-lingual; 2." en infra-maxilar ó labial inferior; 3.° en parótido ó labial superior; 4.° en infra-orbitarío, que es el mas vario por su forma , y que de ordinario produce el veneno. Las plándulas que segregan este líquido nocivo son generalmente mas blandas, esponjosas ó celulosas, amarillentas, aunque cubiertas por un saco aponeurótico. Ocupan el sitio del hueso maxilar, que es muy reducido, casi en contacto con la piel, debajo y un poco detrás de la órbita, en el f?ran tercio anterior del labio superior. Examinadas en su interior se c imponen de tubos ó de celdas que abocan á un conducto membranoso, el cual remata en la base del canal abierto en el diente acerado y soldado en el supramaxilar, cuyo movimiento simie por la acción del músculo-palato maxilar. Siempre que se abre la boca, se levantan los dientes venenosos impelidos por un movimiento de báscula, v " cncueto-

tran comprimidos el conducto y la misma glándula por la fibra carnosa.

La impresión que dejan los dientes es casi imperceptible, y por eso dice-Nicander.

14ec tamen ulla vides impressi vulnera moreus.

Con todo, el veneno queda inoculado en toda la economía, y pocos momentos después desaparece la vida por completo. Esta carne impregnada Je un virus deletéreo puede ser impunemente ingerida en el estómago, pues los venenos casi pierden toda su fuerza después de sujetados á la acción de las fuerzas digestivas. Está hoy demostrado al menos que el veneno que nos ocupa únicamente obra en el caso de que penetre en las carnes por una especie de inoculación, y por la absorción de los vasos sanguíneos y linfáticos. Los antiguos conocían perfectamente este hecho, pues en Cornelio Celso. (De ré médica, 1. V, cap. II, sección 12) se lee lo siguiente: Nam venenum serpen-

tis.....nnngustn, sed invulnere nocel. Quisquisvul-

nus exsuxerit et ipse tutus erit et lutum hominem

praestabit.....ante debebit attendere ne quod in gen-

yibis palato'e ulcus habeat. Si ñeque qui exsugat, ñeque cucúrbita est , etc. Lo propio indica Galeno (-xiptxfa Sío., I. III, с. II); y erif la Farsalia de Lu-cano (I. 9, v: 607—616) encontramos los siguientes versos:

.....Inventuru? mediis fons unus arenis,

Lirgusaqua1: sed qnem serpentum turba tenebat, Vil capiente loco. Stabant in margine siccffi Áspides, in mediis siliebant Dipsades undis. Ductor, tu adspexit perituros fonte relicto, Adloquitur: «Vana specie ronterrite leti, Ne dubita, miles, lutos hnurire liquores: Noxia serpentum est admixto sanguine pestis: Morsa virus habtnt, et fatum dente minantur: Pocula morte carent.i D:iit, dubiumque venenum....

Los preciosos experimentos de Redi y de Charas han confirmado todos los pasajes que acabamos de trascribir.

El veneno es fluido, las mas de ¡as veces trasparente , análogo á la saliva, en ciertos casos viscoso como mucus ó agua de poma, amarillento ó verdoso. Se seca fácilmente , volviéndose lustroso como un barniz, adhiriéndose de este modo á los cuerpos y conservando por muchos años su temible virtud. Es mas pesado que el agua , se disuelve en este líquido volviéndolo lechoso, carece de olor y de sabor, no es ácido ni alcalino , no arde con llama, y no desprende gas alguno al tratarle por los ácidos. La química no ha podido descubrir la naturaleza de este veneno, considerado en general como séptico, ó que corrompe y descompone los tejidos orgánicos. Su acción varía según las especies, el tamaño del animal herido, la parte mordida, la impresión experimentada, el clima, la estación, la temperatura, el tiempo que estuvo el reptil sin morder, etc., etc. Los efectos difieren según la naturaleza de los síntomas morbosos y el tiempo trascurrido hasta producir resultados.

En algunos casos el animal herido cae de repente en una especie de sensibilidad ó de sueño letárgico; en otros sobrevienen hemorragias mortales por la nariz , la boca, etc.; y en varios se presenta una gangrena que apaga muy pronto la vitalidad. Lucano pinta asi en su Farsalia (1. 9, v. 737-7Í6) los dolores de un joven mordido por un dipsas:

Sipniferum juvenem Tyrrheni sanguinis Aulum, Torta raput retro, Dipsa calcata momordit. Vix dolor aut sensus dentis fuit: ipsaqueleti Fons carel invidía; вес quidquam plaga minatur. Ecce subit virus tacilum , carpitque medulas Ignis edsx, calídaque incendit viscera tabe. ,

F.bibit humorcm circum vitaba fusum Prstis. e{ ¡n síqro linguam torrero palato



Índice de páginas de Zoología Reptiles.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 406 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.