Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Iguanidos o Eunotos. Página 276 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Iguanidos o Eunotos. Página 276 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



276 LOS TRES DE LA

que debió paretevi i piélagos, y que po

peces y ilación ó

quelcto los huesos de un reptil volador, conforme en un principio le denominó. Sin embargo, en 1807, Blunieiibach creia aun que podia provenir de un ave nadadora. Soemmering en 1812, le refirió á los mamíferos, á pesar de la opinion de Cuvier, quien consiguió mas adelante refutar vigorosamente semejante idea. Goldfuss adoptó la denominación y las ideas de Soemmering; pero Oken, en 1818, participando de la opinion de Cuvier, después de un detenido estudio, de las piezas anatómicas, colocó el pterodáctilo entre los reptiles, dando de él con i 'cion completa y una f¡gura ó zinger reconoció la necesid; pero Wagler, en 1830, ine ■vamos hablando, con el nomi en una clase intermedia enl

ste motivo una descrip-lámina. En 1828 , Fitti de esta clasificación ; uyó el pènero de que

grand Lai

quisto lud, r

géneros de reptile

aves, (Vogel), con el nombre de G-RvrM (Greife), adon tando basta cierto punto, como él dice, la opinión i li E. Geoffroy.

Tal es la compendiada y analítica historia de lo trabajos emprendidos con motivo de este singular esqueleto y de muchos huesos fósiles perteneciere á algunas otras especies; á las cuales Duméril mir; por analogía, como inclusas en el mismo género aprovechándose de los estudios y de las obras de Cuvier. Soemmering, Oken, Goldfuss, Wagler, Blumenbach, Munster, Ruckland y Hermann con Meye y exponiendo su Erpetología algunas consíderaciones que vamos á trascribir.

'' En primer lugar; atendiendo al conjunto, sevequt 'la columna dorsal se parece algo á la de un ave. Las vértebras del cuello tienen su cuerpo largo, sin apo-

tos d á un

de suerte i todos sentidos ó gozar esos serian siete Ú ocho, on exactitud la forma y ¡a que sostenía el cra-

" tisis espinosas ó tr

que ei cuello debía moverse i "'de suma flexibilidad. Estos b

■ pues no es dable determinar "la extensión de la primera p¡ "'neo, ni la última que debia dar inserción a la primera costilla. Sabido es que en los reptiles las üjtímas

"vértebras cervicales tienen apófisis trasversas, aiti— ".'culadas,1 que son los rudimentos de las costillas. La '■'región del dorso se compone al parecer de unas veinte vértebras, si se les da ese nombre, en toda la lon-I gitud desde la columna ala pelvis. Estando dislocadas la mayor parte de las costillas, y no siendo evidentes " las facetas articulares, es de presumir que después de " las vértebras lumbares habia por lo menos dos desti-' nadas á sostener los huesos de la pelvis cuyas pie/as '.se hallan separadas y fuera de su sitio en la gran pie-"dra de Maunesin. Todas estas vértebras tienen apóíi-oisis espinosas, anchas, romas y redondeadas. Lo' que 1 mas particularmente llama la atención en la columna '• es su terminación ó remate en una serie de doce ó 'trece vértebras cortas que van constantemente disnii-I nuyendo de volumen, de suerte que la cola no era 'muy larga, como en ciertas especies de quersitas, lo ' cual nos demuestra sobre todo que este esqueleto no proviene de un ave. En vista del examen de la colum-I' na vertebral es fácil notar que aquel animal no podia ser un ave, puesto que sus vértebras dorsales eran - evidentemente muy movibles, y las coccígeas ó Cau-ii dales no terminaban en una pieza ancha, aplanada, propia para recibir las plumas del ovíspillo, las cu.i-

■ les en las aves están destinadas á dirigir el vuelo. Bajo i otro punto de vista, las vértebras del cuello , que se

parecen mucho á la de las aves por la falta de las i. eminencias posteriores y de los traquélidos, alejan á este animal de la clase de los mamíferos. La cuestión quedaría resuelta por completo á haberse observado

los ei

ellos i ríos b

pero el conjunto de la pata posterior en cuanto á la longitud de las partes;, se parece mas bien á la de un



Índice de páginas de Zoología Reptiles.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Iguanidos o Eunotos. Página 276 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.