Artemisa absinthium L. Familia Compuestas. Los vegetales en Aragón y sus uso. Botánica Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Botánica

Artemisa absinthium L. Familia Compuestas. Los vegetales en Aragón y sus uso.

Botánica en Aragón.



Agenjo. Artemisa, Agenzo. Asenjo. Asensio. Gento, Genzo.

Frances: Absinthe.

Descripción

El genzo es hierba perenne de 40 cm a 1 m de alta y aspecto plateado por el vello denso que la recubre.

Hojas grandes de abajo, progresivamente menores hacia arriba, divididas en segmentos profundos y vueltos a dividir.

Remata su tallo bastante duro por un racimo compuesto, formado por numerosas cabezuelas de unos 4m de diámetro.

Florecillas amarillas.

Florece en verano y llama la atención por su olor aromático.

Se cría en huertos, ribazos, gravas y lugares soleados, a menos de 1.300m de altitud.

Naturalizada desde antiguo, es frecuente sobre todo en el Canal de Berdún.

Uso medicinal

Al exterior se usa como desinfectante de heridas y cicatrizante. Para ellos se aplica una cataplasma de las partes aéreas cocidas.

En Berdún preparan paños húmedos con el conocimiento de la raíz, y los aplican "para la sangre recogida".

En santa Engracia, este conocimiento "descongestiona el hígado".

En la Ribagorza, para destetar al niño, las madres untan el pezón con la pasta resultante de mezclar hojas frescas con miel, a pesar de la cual no pierden su fuerte sabor amargo.

Las hojas y tallos, bien sean cocidas o maceradas en agua o vino, se toman en ayunas durante varios días seguidos como vermífugos (Hoya de Huesca, Somontano, Sobrarbe y Ribagorza).

Esa misma maceración en vino se considera en Javierregay como aperitivo y en Bailo aquel conocimiento se toma "para confortar el estómago".

La infusión de hojas y flores se toma en la Jacetania para tonificar el estómago y para "limpiar" o "descongestionar" el hígado.

Si es fuerte se considera abortivo, y si suave, sedante nervioso o para favorecer la menstruación.

En veterinaria popular, el genjo, macerado o cocido, se da al ganado como tónico y aperitivo.

Observaciones:

Se ha comprobado su virtud para algunos de los usos citados.

Sin embargo, al igual que casi todas las especies del género, contiene sustancias tóxicas, y hay que dosificarlas bien.

La artemisa, "altamisa" o "hierba sanjuanera" Artemisa vulgaris L., se emplea en Santa Cilia de Jaca "para los dolores de la regla de las mujeres" y se diferencia de la anterior en que sus hojas son verdeoscuras para la cara superior y blancas por debajo.

Otra artemisa enana, también argéntea, vive en las altas cimas pirenaicas (Artemisa umbelliformis Lam.) y se toma en Panticosa como estimulante.

De ambas especies se prepara la infusión de partes floridas o el conocimiento de hojas y tallos. El último remedio fue introducido en 1920 por guías de montaña suizos y da excelentes resultados cuando el caminante está "flojo" o cansado (PALACÍN, I.c.)

Referencias