Zoología. Cetaceos. Página 142. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Cetaceos. Página 142. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.

Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2



este hecho habia sido observado anteriormente por Mi

Creen los pescadores holandeses que el Marsuino sube á la superficie del agua cuando alguna tempestad se acerca, y que su presencia es un seguro pronóstico. Distinguen el Marsuino tranco, y una especie mucho mas pequeña.

Muchos pueblos buscan el Marsuino á causa de su aceite; pero como es un animal de escaso tamaño y muy ágil, su pesca siempre ha sido accidental y muy

Mr. Noel de la Mariniere ha pretendido sin fundamento, y harto gratuitamente que la compañía de los walmans, cuya existencia nos descubren las antiguas cartas de la edad, media de la monarquía francesa, se limitaba á la pesca del Marsuino; todo induce á creer que entonces era lo mismo que en el día: la pesca de la Ballena.

La carne de este Cetáceo, repugna como alimento por su olor y por su sabor al paladar menos delicado: no es tan mala sin embargo, como dicen algunos libros. Parece que en otro tiempo tenia mucho consumo durante la cuaresma, y que entonces se dedicaban las gentes con mas particularidad á la pesca del Marsuino. Los marinos de nuestro tiempo, cuyo susto obtuso no está embotado por las delicadezas de latida, no desprecian esta carne, y a pesar de que es negra, compacta, aceitosa, indigesta y acompañada de un oler fuerte y sui generis, hacen con ella escelentes comidas. Lo mismo hacen los groenlandeses según Otbon Fabricáis; y este hecho nada tiene de sorprendente, parque se sabe que los pueblos polares luchando con las necesidades sin cesar, en aquellos ásperos climas, hallan en la carne de los Cetáceos un manjar esquisito y en el aceite que sacan de ella, una bebida sobre la cual nada superior conoce su sensualidad.

MARSOPA MARSUINO ORCA

Di. L Briss.. Moller. OthoD, Fabrk 5. Han-ter. Boo.. Cut„ Lacep...; Bult-Kjpper lEgeedo): Batz-Stpf (Anderson)

La Marsopa, que Rondelet ha descrito bajo este nombre usado en Saintonge, pero cuta tradición han perdido completamente los actuales habitantes, es el verdadero bytkopf de la mayor parte de los pueblos del Norte: á lo menos bajo este nombre se le halla descrito en muchas relaciones de viajes, de un modo tan oscuro a la verdad, que es muy difícil desembarazar su historia de las contradicciones que nos han trasmitido Martens, Muber, Eggedo, Anderson, Fabricio y Hunter, cuando nos hablan de su byt-kopf, gramafia, epec de mer, killtm y arque. La Marsopa es el grampus de los ingleses, deverdiseh de los dinamarqueses, y el ardiuscas de los groenlandeses, es un Marsuino cuyo tamaño pesa de veinte á veinte y cinco pies, sobre diez ó doce de circunferencia. Su cuerpo es prolongado, y su hocico es corto y redondo: sin que el cráneo sea tan convexo como él del Marsuino común. La quijada inferior es un poco abultada por debajo; es mas ancha y menos larga que la superior. Los maxilares tienen once dientes á cada lado, y sobre cada uno de ellos: son gruesos y cónicos, un poco corvos, y los mas distantes están aplastados por los lados. La aleta dorsal ocupa la parte media del cuerpo: tiene ordinariamente cuatro píes de alto; las pectorales están muy desarrolladas y son anchas y ovaladas, la caudal esta escotada en medio. El órgano santal tiene hasta tres pies de largo.

El color de la Marsopa es negruzco por encima, se va desvaneciendo por los costados, y las partes inferiores son blancas. Con frecuencia tiene detrás del ojo una era blanca ancha, lo que ha indicado á algunos naturalistas á ver en esta especie al Delfín cordero de Lamararfes de Eliano y de Plinio. En la base de la cola tiene una mancha negra que se dirige hacia adelante y entra en lo blanco del cuerpo.

El cráneo de esta especie es notable por su hocico ancho y corto como el del Marsuino vulgar; pero lo que le es peculiar es el tener la parte qne hay delante de las ventanas de la nariz, cóncava en lugar de ser abultada y separada de las órbitas por una cresta un poco saliente. El lóbulo anterior de la órbita es grueso y muy aislado por una escotadura de la base del hocico. Las sienes profundas y cóncavas estan circunscritas al occipucio por unas crestas mas salientes aun que la cresta temporal. Los huesos de las narices son pequeños y no se descubre vómer en el paladar. Entre todos los Delfines la Marsopa, ó sea el Marsuino orea es el mas belicoso: armado de poderosos dientes, animado de un vigor que nace de su grande corpulencia y fuerte musculatura, es el enemigo de muchas especies de su propia familia, y sobre todo de la Ballena, que para preservarse de sus ataques no sabe mas que huir ó mover el agua empleando la gran mole de su cuerpo. Dicese que el Marsuino orea para triunfar mas fácilmente de un enemigo al cual aborrece por instinto mas que por espíritu de venganza, se reúne con otros, y todos juntos se precipitan sobre la inócente Ballena, la fatigan, la arrancan tiras de carne, y con preferencia procuran arrancarla la lengua.

Demasiado gratuitamente han visto varios autores en el Marsuino orea la Orea de los antiguos que es probablemente el Cachalote macrocéfalo.

También el polo Norte sirve de refugio á este Marsuino; se mantiene en medio de los hielos del estrecho de Davis, en las costas del Spitzberg y de la Groenlandia: á veces se pierde en los mares templados, á lo cual se debió el coger un individuo de esta clase y que tenía veinte y un pié de largo en l772, dentro del Támesis: otro se cogió en 1793 y tenia treinta pies, y otro de diez y ocho pies que encalló en la embocadura del Loira. Es menester atribuirle también sin duda la especie de que Hunter hizo su segundo aramfus, según un individuo que se halló igualmente en el Támesis en l777 y del que el abate Bonnaterre y Mr. de Lacepede han hecho un Delfín. Con justa razón sospecha Mr. Cuvier que este último que no se diferencia del Marsuino orea mas que por alguna menos elevación de la aleta dorsal y por un desarrollo enorme del vientre, podría muy bien haber perdido la punta de la primera parte, como sucede á muchos Cetáceos, y que en cuanto á la hinchazón del vientre debió consistir en que el individuo que examinó Hunter estaba en un estado avanzado de corrupción, de donde debió seguirse una dilatación del abdomen producida por los gases.

Todo contribuye á creer que Anderson había tenido á la vista al Marsuino orea cuando describió á su butz-kopf, y además lo prueba la sinonimia que él le da. Lo mismo sucede con su espada de mar de que Bonaterre y Lacepede han hecho una especie distinta con el nombre de Delfín gladiador. El Gladiador no se diferencia, en efecto, del Marsuino orea, mas que en la menor anchura de la aleta dorsal y por unas formas corporales mas rehechas; pero todos los pormenores de costumbres y hábitos son idénticos, y prueban de un modo bastante positivo que esta espada de mar y los KiDrjers de las costas de los Estados-Unidos y de Terranova, no se diferencia del Marsuino orea. Los datos que ha suministrado Mr. Pares, en su viaje al polo Norte, no son concluyentes. He aquí lo que dice: a También se ven los Pescados ó Pez-espadas entre aquellos hielos; pero abandonan con menos frecuencia sus climas helados del polo. Tienen veinte y tres o veinte y cinco pies de largo; su color es negro. y lleva su espada perpendicularmente sobre la espaldal Esta espada tiene la parte corva mirando á la posterior del animal y tiene cerca de cuatro pies de largo. Son



Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, mamíferos continuación. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.