Zoología. Cetaceos. Página 140. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Cetaceos. Página 140. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.

Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2


Marsuino común

Delphinus phocama. (Lin., Bon., Cuv., Lacep.)

El Marsuino es entre todos los Cetáceos el que los pueblos modernos conocen mejor; vive efectivamente en las costas de Europa; casi jamás se separa de ellas, y su tamaño es menor que el del Delfin vulgar, con el cual tiene las mas íntimas relaciones, por las formas corporales como por los colores; pero lo que le distingue desde luego es su cabeza redonda, ligeramente deprimida, y que no termina en un pico largo y aplastado; su hocico presenta, pues, partiendo desde la frente, una línea suavemente curva, y sus quijadas adquieren en anchura lo que les falta de largo formando un semi-elipsoide.

Es raro que el Marsuino tenga mas de cuatro á cinco pies de largo, aunque se habla de algunos de seis y ocho pies. Los jóvenes cuando nacen tienen veinte pulgadas, según refiere Klein. Su peso varía según las dimensiones que les son propias, y Mr. Cuvier dice que un tal Mr. Cardan aseguró haber visto, en San Valery, un Marsuino que pesó mil libras.

Los bordes de los maxilares están regularmente poblados de dientes, todos igualmente aplastados y cortantes, rectos y redondos por la punta, en número de veinte y uno, veinte y dos y veinte y tres á cada lado, tanto arriba como abajo. Mr. F. Cuvier, en su tratado de los dientes, da al Marsuino la forma dentaria siguiente:

Molares todo, jaXo

Estas muelas comprimidas lateralmente, mas anchas en la extremidad de su corona que en su parte media, se encorvan de adelante hacía atrás introduciéndose en el alvéolo, y la extremidad de la raiz es mas ancha que su cuello. Algunas veces está estriada la superficie de estos dientes, aunque lo mas común es que esté lisa, lo cual es difícil de esplicar, á no ser que esta particularidad dependa de la edad, del sexo, ó que acaso sea una diferencia especifica.

Mr. Cuvier ha trazado una descripción rápida de este Cetáceo en su obra desgraciadamente no concluida, de la Menygerle du Museum, que acompaña á los magníficos grabados de Miger con arreglo á las vitelas pintadas por Marechal. «El Marsuino, dice, carece absolutamente de pelo, y ni aun los tiene en los párpados. Su piel es perfectamente lisa, y su epidermis, muy suave al tacto, se desprende fácilmente. No tiene labios propiamente dichos sino que la piel, siempre lisa y negra, se refuerza solamente un poco para unirse á las encías. El ojo es pequeño, abierto longitudinalmente, situado casi en la línea de la abertura de la boca. Los párpados son blancos y tienen algún juego; su cara interna está cubierta de membrana mucosa; pero no parece que estos animales viertan lágrimas, y no tienen puntos lagrimales. El iris es amarillento, y la pupila tiene la forma de una V al revés. La abertura de la oreja no es mayor que el agujero que se hace con un alfiler; la de las ventanas de la nariz está situada en la parte superior de la cabeza, precisamente entre los ojos, y se parece á una media luna, cuya concavidad mira hacia adelante.

«La aleta dorsal y la de la cola no tienen partes óseas en su interior, y no son susceptibles de movimientos particulares; su sustancia es una mezcla de cartílagos y de fibras ligamentosas cruzadas en diferentes sentidos; la de la espalda se compone casi toda de grasa.

»La aleta dorsal ocupa la parte media del cuerpo con corta diferencia: su forma es bastante regularmente triangular. Las pectorales son oblongas y obtusas en su extremidad. La caudal se compone de dos lóbulos anchos y escotados en el medio. La superficie de la espalda es redonda antes de llegar á la aleta dorsal, y toma una disposición ligeramente carenada á medida que el cuerpo va en disminución hacia la cola. Las carnes son negras, impregnadas de sangre, y cubiertas con un tejido celular abundante de mas de una pulgada de grueso y sumamente blanco. Se reduce casi enteramente por el calor á un aceite semejante al de Ballena, pero mas fino y mas estimado.

El Marsuino tiene la parte superior del cuerpo de un hermoso negro azulado que se va desvaneciendo en los costados; el vientre es blanco argentino. Las aletas pectorales son pardas, á pesar de que nacen en medio del color blanco de los costados.

»La opinión mas general es de que el nombre marsuino procede del alemán meer schicein, que significa cerdo de mar, por analogía con la grasa abundante que cubre el cuerpo de este animal; pero no adoptamos esta opinión. Marsuino se deriva, sin duda alguna, de las dos palabras usadas en la lengua provenzal mar y suin, que se pueden traducir literalmente por grasa ó cerdo de mar; esta palabra suin sirve aun en muchas de las provincias del Oeste y del Mediodía de Francia para designarlos cuerpos grasientos. La mayor parte de los pueblos han dado en efecto el nombre de cerdo de mar (sus maris) al Cetáceo de cuya historia tratamos; y entretanto que los antiguos levantaban altares al Delfín, el ser que mas se acerca á él, tanto por sus formas como por las costumbres estaba el Marsuino desterrado entre los animales inmundos: ¡tal es la justicia de los hombres! aprecian todo lo que los rodea según sus caprichoso preocupaciones. Los diferentes nombres que se han dado al Marsuino llegan á lo infinito, cada comarca, cada pueblo, cada autor, ha consagrado los suyos. Para los franceses es el Marsuino franco, el cerdo de mar; es el porpus y el seapork de los ingleses; y observamos de paso que este nombre de porpus, que se halla escrito en muchos viajes marítimos porpess, es de origen portugués, porque por pesse significan indudablemente pescado puerco ó pez puerco, del que se ha formado después pourpois en la edad media, y en la actualidad porpoisse, y pourcille en Saintonge. Los portugueses, sin embargo, en tiempo de sus primeras navegaciones, hacen mención de los Marsuinos y de los Delfines en general bajo el nombre de toninas, que hallamos en la lengua holandesa, en que se introdujo, y cambiado en tonyn ó tunin. Los pueblos del Norte llaman morswin ó meer-schwein, que la ortografía y las alteraciones de la lengua céltica han modificado mas ó menos, nuestro mamífero marino, que Eggedo designa bajo el nombre de niser y que se halla escrito en Othon Fabricio nisa ó nesa, según la pronunciación groenlandesa. Es el bruuskop (cabeza aplastada) de los dinamarqueses; bruinm-fissch (pescado negro) de algunos holandeses; el spring-hwal, de muchos pueblos marítimos; el suin-hual ó witingz de los islandeses, según Martens.

«Los dos sexos, en el Marsuino, varían exteriormente muy poco, aun por los órganos de la generación; el pene entra enteramente debajo de la piel, y por defuera no se ve mas que el extremo del balano: cilindrica al principio, después de haber formado un codo, termina en cono bastante agudo; al paso que el del Delfin se parece mas bien á una lengua aplastada. Los testículos están ocultos interiormente, sostenidos por un ligamento membranoso producido por el peritoneo, en cuyo espesor forma la arteria espermática un plexo así como la vena. El conducto deferente, como el del Elefante, está replegado sobre sí mismo hasta su entrada en la uretra. No hay vesícula seminal ni glándulas de Cowper; pero la próstata es enorme. La primera mitad de la uretra forma con la contenida en el pene, un ángulo de cuarenta grados: los cuerpos cavernosos y sus músculos se adhieren á los huesecillos que forman la pelvis. La hembra no tiene ninfas, pero si un clítoris bastante notable. Su vajina está contornada



Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, mamíferos continuación. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.