REACCIONES CONTRA EL TRASVASE DEL EBRO

BOREAS  NATURAL

Articulos

José Antonio Domínguez

Zaragoza, 12 de octubre de 2000

  1. Introducción
  2. ¿Qué es el Plan Hidrológico Nacional?
  3. ¿Qué es un trasvase?
  4. Las reacciones
  5. Algunas posturas: Narcís Prat, Pedro Arrojo, Fernando López-Vera
  6. Más información

1. Introducción

El pasado domingo 8 de octubre, entre 300.000 y 400.000 aragoneses se manifestaron en Zaragoza capital pidiendo la retirada del Plan Hidrológico Nacional y oponiéndose al trasvase del Ebro que dicho plan contempla. Ha sido hasta ahora la mayor manifestación registrada en esta capital, triplicando en número a las de apoyo a la autonomía a comienzos de los años 90.

2. ¿Qué es el Plan Hidrológico Nacional?

El PHN es un documento que pretende poner las bases para el uso y reparto del agua en España. Este documento debe seguir un procedimiento determinado para ser aprobado al final en Las Cortes convertido en ley.

El documento presentado por el Gobierno a debate ha crispado a los aragoneses porque contempla a la cuenca del Ebro como excedentaria. En concreto, el PHN ha elegido el río Ebro como fuente del mayor trasvase de la historia de España. El proyecto supondría la retirada del Ebro de más de 1.000 hectómetros cúbicos al año, que se destinarían a Cataluña (200 hm3), Comunidad Valenciana (300hm3), Murcia (400hm3) y Almería (100hm3). La inmensa obra hidráulica, con un plazo de ejecución de ocho años, costaría unos 700.000 millones de pesetas.

3. ¿Qué es un trasvase?

Un trasvase es la desviación del caudal de un río fuera de su curso natural. Un canal para riego o un bombeo ya es un trasvase. No obstante, se habla técnicamente de trasvase cuando las aguas detraídas a un río salen de su cuenca. Así, en España el trasvase más conocido es el del Tajo-Segura, que lleva aguas de la cuenca del Tajo a la del Segura en el sureste peninsular.

Un trasvase como el mencionado o como el proyectado del Ebro hacia el Levante supone costosísimas obras de infraestructura con un enorme impacto social y ambiental. Hay que construir embalses de regulación y almacenamiento e inundar valles y pueblos, hay que hacer bombeos gigantescos con un alto gasto energético y construir cientos de kilómetros de canales.

Lo normativa europea sobre aguas que entrará en vigor en breve se opone a este tipo de obras, por lo que las prisas por sacar adelante el PHN pueden estar causadas por el miedo a una legislación más restrictiva.

4. Las reacciones

La movilización de los aragoneses fue unánime en su “no” al trasvase del Ebro (sólo el PP y el sindicato agrario ASAJA se abstuvieron de ir a la manifestación). Ahora bien, hay que diferenciar entre el "no" del gobierno aragonés (PSOE y regionalistas del PAR) y de las organizaciones empresariales, sindicatos y agricultores pidiendo primero la construcción de embalses en Aragón para desarrollar más el regadío y la industria, y el "no" de diversos colectivos (ecologistas, montañeses del Pirineo y partido nacionalista CHA) oponiéndose al trasvase por considerarlo ambiental y socialmente inaceptable.

De hecho en Aragón se ha constituido la Plataforma en Defensa del Ebro, que también prevé una gran manifestación en Zaragoza el día 12 de noviembre. Este colectivo, que se opone a los grandes embalses y al uso insostenible del agua, agrupa asociaciones de toda la cuenca.

5. Algunas posturas

Por otra parte, numerosos expertos se han posicionado públicamente en contra del PHN y del trasvase del Ebro en particular, precisamente por el coste social y ambiental que supone. A continuación se resumen algunas posturas.

NARCÍS PRAT (Catedrático de Ecología de la Universidad de Barcelona y miembro del Consejo Nacional del Agua):

“El PHN 2000 se decanta por el aumento de la oferta, sin control detallado de la demanda. Así, acepta todas las demandas urbanas e industriales de los Planes de Cuenca, lo que suponen 439 hm3 del total previsto a trasvasar, sin cuestionar su necesidad (las demandas están sobreestimadas en todos los Planes de Cuenca). Acepta todos los regadíos. Es un plan que responde pues a los intereses de los usuarios y no a los ambientales.

Quizá con el plan se asegure una sostenibilidad económica para algunas cuencas mediterráneas, pero se niega la sosteniblidad ecológica de la cuenca del Ebro y especialmente de su delta.

En mi opinión el mayor impacto ambiental en el río Ebro y su cuenca, más incluso que el propio trasvase, se producirá si se realizan en ella todas las obras del Plan de Cuenca (32 embalses y 487.358 hectáreas de nuevos regadíos y canalizaciones)". EL TRASVASE DEL EBRO BAJO LA LUPA, en El Mundo: martes 10 de octubre de 2000

PEDRO ARROJO (Profesor de la Fac. de Económicas en la Universidad de Zaragoza):

“La experiencia del trasvase Tajo-Segura debería invitarnos a la reflexión. Sobredimensionado, como es habitual, para 1.000 hm3/año, finalmente ha trasvasado en media poco más de 300 hm3/año. Sin embargo, la simple expectativa generada hizo que se transformaran miles de hectáreas ilegales por encima de las 50.880 previstas. Diez años más tarde estaban legalizadas más de 87.000, un 74% más del máximo previsto como atendible, siendo que la disponibilidad de caudales se había reducido al 30%. De esta forma, la transgresión de la ley ha acabado multiplicando el déficit que se pretendía resolver, motivando la demanda de nuevos trasvases en un paradigmático ejemplo de crecimiento insostenible.

Un aspecto fundamental que el Gobierno viene eludiendo y oscureciendo cuanto puede es el de los costes económicos que realmente suponen estos trasvases. Ante esta situación resulta útil para estimar su orden de magnitud la documentación presupuestaria del proyecto de trasvase Ródano-Barcelona. El Ródano es un río mucho más caudaloso y regular que el Ebro, por lo que no se requerirían regulaciones en el propio sistema fluvial, a diferencia del Ebro, en donde se aceleran los trámites para una nueva ola de polémicos y costosos embalses pirenaicos; por otro lado, las dist sup> y el de aguas salobres en menos de 50 pta/m3, mientras los precios de los mercados en Murcia están en torno a las 30 pta/m3. Tales referencias muestran la irracionalidad económica de estos trasvases, que no obstante siguen presentándose como la principal prioridad política del Gobierno, desde expectativas de financiación pública contradictorias con el principio de "Full Cost Recovery" que promueve la directiva marco”. DEL DESGOBIERNO DEL AGUA A LA INSOSTENIBILIDAD, en Cinco Días, martes, 10 de octubre de 2000.

FERNANDO LÓPEZ-VERA (Catedrático de Hidrogeología y vicepresidente del Club del Agua Subterránea):

“Los principales problemas que plantea hoy el agua son de índole ambiental, social y de una mejor gestión económica. El agua, como bien social, es el agua que necesitamos para nuestra alimentación e higiene, y debe ser satisfecha por las administraciones públicas al mismo nivel que la salud y la educación. Desgraciadamente esto no es así para una buena parte de la población que sufre restricciones de agua, que se agravan en época de sequía. La calidad del agua de los abastecimientos es otra de las grandes asignaturas pendientes en la política del agua. Quizás porque la mayoría de la población se conforma con que salga agua por el grifo y se resigna con la calidad de la misma sin que los movimientos vecinales y de consumidores puedan forzar una solución por su debilidad. El agua de uso domestico, por su naturaleza, no debería generar plusvalías.

La única política ambiental posible respecto al agua es la que conduzca a restaurar el flujo de agua en los ríos y acuíferos y conservar su calidad. En estos momentos muchos ríos están cerrados, esto es, las presas de embalse no vierten ni una sola gota de agua. En estas condiciones es imposible que un pez pudiera desplazarse desde la cabecera a la desembocadura y consecuentemente los ecosistemas fluviales están destruidos o sufren un fuerte estrés con el consecuente perjuicio para nuestra calidad de vida.

Esta situación medio ambiental es el resultado de la vieja política, que consideraba que el agua que fluía libremente al mar era agua perdida, política que se perpetúa en el PHN, que incrementa la regulación del Ebro”. UN PROBLEMA DE GESTIÓN, en El Mundo, miércoles, 6 de septiembre de 2000.

6. Más información sobre el problema del agua en Aragón:

COAGRET (Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases)

http://www.geocities.com/RainForest/Jungle/1839/

Asociación Río Ara (asociación en defensa del río Ara/Huesca)

http://www.jaca.com/yesano/

Volver a Artículos

Escribe a Boreas

 © 2000 Fundación Boreas