Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 637.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



ICTIOLOGA O TRA

mvil y se remota liastu lo alio del oprculo que licu una pequea branquia suplemental. El subescapelar es bastante grueso y replegado sobre si mismo, de manera que una parte suya se halla recortada horizon-I.lmente lo largo del dorso, y el otro plano desciende bajo el ngulo de la abertura del oprculo. La quilla que separa estos dos planos, es horizontal y el ngulo obtuso. El subescapular de superficie plana y algo mas ancho en la base que en lo alto , est recostado algo oblicuamente , formando una especie de placa que cubre casi todo el humeral y presentando al exterior una pequea parte semejante una escama sobre la axila de la pectoral. Esta aleta est adherida sobre la base de los costados; es mas larga que la de los Sauros , y truncada poco mas menos como la de estos. La ventral corresponde al primer radio de la dorsal, y dista poco de la pectoral. Su primer radio es semillo ; el segundo, el lercero y el cuarto no tienen mas que una sencilla bifurcacin , compuesta de dos gruesos filetes blandos y articulados. La dorsal es bastante alta, insertada delante del tronco, la anal es baja ; la caudal ahorquillada; la adiposa pequea y sin embargo muy manifiesta.

Las escamas se extienden en 54 lilas lo largo de los costados, y miradas con el Unte, parece que su superficie est cubierta de espinas. Su colores gris, mezclado de rojizo con manchas jaspeaduras en los costados. La dorsal est manchada de ceniciento oscuro , y una mancha mas negra campea en la extremidad de los primeros radios de la dorsal del Aulope hembra. El macho se distingue en que estos mismos radios se prolongan en filamentos, y todo su cuerpo parece tambin mas manchado, sobre todo cerca de la caudal.

La longilud de los individuos de ambos sexos, observadas por M. Valenciennes, tenian quince pulgadas de longitud.

Se sabe que esta especie penetra en el Atlntico, pues Mr. Wehb tuvo ocasin de observarla en Canarias.

AULOPE DE MILES

| Valenc. I

Parcese esta especie en cuanto su configuracin general la anterior; pero tiene el hocico algo mas grueso y la cima del crneo mas hueca , y arrugada, pero sin apariencia de espinas. Los dientes estn situados en una laja algo mas ancha. Las escamas de la mejilla y del oprculo son algo mayores; la dorsal es mucho mas larga, asi como los primeros radios del macho, pues llegan casi hasta la anal. Los ltimos radios del a aleta son mucho mas largos que los cntricos. La anal es tambin mucho mas alta y un poco mas larga. Las escamas parecen aquilladas; pero su borde no es ciliar.

Los colores son mas oscuros que los del Aulope filamentoso, y mucho mas variados. El pardo violceo o vinoso Ue el dorso y los costados; el vientre es mas plido. Manchas violceas forman rayas mas menos irregulares en la dorsal y en la anal. Las ventrales parecen negruzcas y la caudal y las pectorales grises.

Los dos hermosos ejemplares que posee el Museo, tienen veiute y una pulgadas de largo, y fueron regalados por Mr Miles, naturalista ingls, establecido en Sidney.

AULOPE DE AGASSIZ

(Valenc.)

Tiene este pez el cuerpo redondeado; la cabeza bastante voluminosa. y la mandbula inferior algo mas larga que la otra. El intervalo que media entre los ojos es muy breve, pues no constituye el dcimo

de la longitud de la cabeza, lomada desde la extremidad del hocico hasta el occiput. La longitud de esta primera parte del cuerpo no est contenida sino tre* veces y inedia en la total. Los suborbitales son estrechos y cavernosos, y el preoprculo presenta la arisla del limbo en arco cncavo; el borde ascendente es casi vertical. El ngulo presenta una pequea parle saliente hacia atrs, y el borde horizontal es un poco arqueado y bastante largo. El hocico es aplanado y bastante ancho. La mandbula inferior es la mas lar ga. Estas diversas piezas estn bastante separadas , y sus extremos son planos y cortos. La mandbula superior est bordeada por los intermaxilares que son delgados, y detrs de ellos existen los maiilares bstanle largos, anchos en forma de paleta y arqueados, de modo que abrazan las ramas de la mandbula inferior cubriendo la parte angular y no presentando su parte ancha sino debajo del cuello. Los dientes del nter-maxilar son muy pequeos y uniformes. Ntanse seis mas puntiagudos en los dos tubrculos del arco seo del vrtice del vmer, y otros mas pequeos en los palatinos ven la lengua. La primera dorsal principia en el segundo tercio del cuerpo, y es bastante alta en su parte anterior. La anal es corta y la caudal pequea y algo ahorquillada. La adiposa corresponde a la anal. Las pectorales son largas y estrechas, y su punta pasa mucho mas all de la insercin de las ventrales que con corta diferencia corresponde al primer radio de la dorsal. El piimer radio de las aletas pares inferiores, se prolonga en forma de filamento, y los ltimos son cortos, de manera que la ventral en nada se diferencia de la organizacin general.

Las escamas son speras y se componen de eelrias concntricas muy manifiestas. Su color es verdusco en el dorso, mas plido en el vientre y con rellejos plateados. La caudal es verde. Este mismo color, pero muy intenso domina en el iris de sus grandes ojos. Ntanse en los individuos pequeos manchas nebulosas mas manifiestas que en los grandes.

Con arreglo al sistema de nomenclatura adoptado por el continuador de esta historia, habria debido distinguir esta especie con la denominacin de Anlo-pus Ciorophthalmus, con lo cual hubiera designado una de las particularidades mas notables de este pez ; pero habindolo encontrado ya dedicado la memoria de su clebre amigo Luis Agassiz, no pudo menos de respetar ese tributo que Tos ictilogos pagaban la memoria de tan ilustre zologo.

GNERO ALEPXSAimO.

Basta lijar la vista en el excelente diseno del Ale-pisauro feroT publicado por Mr. Low, para conocer que ese pez pertenece los sauros, tanto por sus intermaxilares, como por la estructura de su mandbula inferior y por la del aparato opercular,

Tienen los Alepisauros la mandbula superior lor-uiada por intermaxilares armados de dientecillos en toda su longitud : los palatinos los tienen mas largos, comprimidos y triangulares como lancetas, en los cuales no puede menos de verse alguna semejanza con los de los]Lepidopos. Mr. Olven quien el continuador de Cuvier se confiesa deudor de interesantes detalles acerca de esta especie, cont cuatro grandes dientes en la parte anterior de las mandbulas, segu-dos de otros siete mas pequeos. En el vrtice del vmer se cuentan tres mas largos que todos los dems. En la mandbula inferior se ve un gran diente triangular, precedido de dos pequeos , seguidos de siete mas cortos. El diseo de Mr. Olven reprsenla uno muy largo en el puesto en quo Mr. Low figura tres grandes, y luego siguen los dientes triangulares uniformes y apretados entre s, con lo cual puede decirse que esta mandbula aislada tiene mucha seme-