Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 247.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



ictiologa o tratado de los peces. 247

cencia. Todo su dorso es de un azul de acero que hacia los lados va convirtindose en color de lila, y en el mas hermoso color de-rosa hacia el vientre. Por todo el fondo de su cuerpo campean manchas numerosas, ovaladas , blancas, algunas veces como leche, y otras del mas brillante plateado: el dimetro de estas manchas es menor en la cabeza. Los oprculos son muy brillantes , y el iris de sus grandes ojos ostenta el mas hermoso color del oro: finalmente, todas las aletas estn teidas de encarnado bermelln.

Tan hermoso adorno es lo que hizo emplear uno de los corresponsales de Buffon la frase algo afectada de que el lampris parece un seor de la corte de Nep-tuno en traje de gala.

El lampris es uno de los mayores peces de nuestros mares : se ha visto un individuo de 82 libras; el de Tharrisson pesaba 78, y el que fue cogido en Torbay en 1772 tenia de peso 140 libras, y de longitud cuatro y medio pies ingleses.

El individuo que sirvi Cuvier para esta descripcin, tenia tres pies de largo , y fue remitido por el profesor Mr. Laurentde Tulon. Cuvier recibi tambin otro mas pequeo (dos pies y medio) cogido en Marsella, y debido al celo del desgraciado Mr. Polidoro Roux, y por ltimo , puede verse el esqueleto de un individuo de tres y medio pies de largo.

de los ecula

Despus de los doradas y capros se coloca naturalmente un grupo de peces de mar de Indias que se aproximan aquellos por su forma comprimida, por las escamas pequeas y lisas, protractilidad de la boca y otros caracteres , pero cuya dorsal no est dividida. Las especies que nos referimos son pequeas, abundantes en individuos, y existe un nmero considerable de ellas: muchas lian sido descritas en diversas pocas , pesar de no haber sido siempre bien comprendidas sus verdaderas afinidades, por cuya razn se las ha dispersado en diversos gneros.

Con objeto de dar al lector la idea mas exacta del gnero de que estamos tratando , reuniremos un numere considerable de los rasgos que se reproducen en todas sus especies; como su pequea boca trasversal, prolongndose hacia adelante como las de las doradas, y mas semejante aun la de los Cerros, y guarnecida generalmente de dientes finos como las de los queto-lontes : su rbita, provista en su ngulo anterior , de una dos pequeas espinas; los dos orificios de sus narices aproximados el uno al otro , y al borde anterior de su rbita; su frente plana , tal vez cncava entre los ojos, y que se eleva prolongndose en punta hasta sobre las pectorales, de manera que forma una nuca muy alta y desnuda ; una pequea cresta sea detrs de la nuca y sobre la parte anterior de la base de la dorsal, y otra semejante entre el ano y el principio de la anal que algunas veces se prolongan en forma de punta, recortada hacia la parte anterior de esas aletas; una primera espina dorsal muy pequea, la segunda y la tercera, mas menos fuertes y altas, las siguientes menguan rpidamente, las mismas proporciones en los primeros radios de la anal; el bacinete en forma de rectngulo , cuyas espinas laterales se perciben al tacto bajo la piel; la espina de las ventrales fuerte, y una escama longitudinal y puntiaguda sobre su base , el cuerpo alto y comprimido, cubierto de escamas apenas sensibles, por lo lisas y adheridas que se hallan al epidermis; sus bordes superiores inferiores dentellados en forma de sierra , lo largo de las bases de la dorsal y de la anal; la lnea lateral pa-rarela poco mas menos al dorso, hacia la tercera parte superior del cuerpo , y sus escamas, reforzndose algo en la mayor parte de las especies , en los lados de la cola; finalmente, la caudal ahorquillada. Adase todo eso la facultad de poner en situacin

fija las primeras espinas de la dorsal y la anal, convirtindolas de este modo en unas armas defensivas terribles , y se podr en vista de ese cuadro comprender cuan natural es el establecer ese gnero, y cunto se diferencian sus especies.

Con los gerros de la familia de los menides es con quien pueden confundirse los Eculas, y asi es que Russel efectivamente mezcl las especies de estos dos gneros; mas pueden estos ltimos distinguirse primera vista por la pequenez de sus escamas, y por otra parte los gerros no tienen ni las dentelladuras de la base de la dorsal, ni de la anal, ni aquel largo espacio desnudo sobre la nuca, ni la cresta, ni la espina recortadas hacia la parte anterior de la dorsal.

No se encuentra este gnero mas que en el Ocano oriental: el Atlntico sostiene algunos gerros, pero no hay noticia de haberse encontrado ningn cula.

El nombre genrico de estos peces en Pondycheri, segn Mr. Leschenault, es kar, y en Vizagapatam, segn Mr. Russel, karah, que es el mismo nombre pronunciado de distinto modo. Bloch lo ha cambiado en karel, que tal ser como se pronuncia en Tranquebar.

Su carne en general es ligera y de buen sabor, y aunque la mayor parte de las especies son muy pequeas se acostumbra secar salarlas que por la costumbre de vivir en manadas , pueden ser cogidas en mucha abundancia. Asi es que son muy bien conocidas de los pescadores, que les han dado un nombre genrico aplicado muy exactamente , y numerosas denominaciones especficas. Puede decirse que los pescadores tamules establecieron el gnero de que nos ocupamos, antes que Cuvier.

ecula ensifera.

(Valenc.)

Esta especie llamada en Pondichery kagi kare y en Tranquebar muntchikarel, segn el misionero John, citado por Bloch, no es del nmero de las que fueron conocidas de Mr. Russel. Encuntranla con bastante frecuencia en la Isla de Francia, de cuyo punto remiti ejemplares Mr. Desjardins, y Mr. Dussumier trajo un grande y hermoso individuo. Encuntrase reunidos en esa especie todos los caracteres que se han asignado al gnero, y se distingue principalmente por el segundo radio espinoso de su dorsal y de su anal, que es comprimido, ancho y corvo, de manera que parece una hoja de sable: la anchura del radio de la anal es verdaderamente notable.

Mr. Leschenault, que ha observado el pez de que nos ocupamos, recien cogido, dice que su color es plateado ; y que desde el dorso hasta la mitad de la altura se extienden como unas diez lineas rojas. Mr. Dussumier vio un individuo cuyo dorso era gris-verdoso con fajas verticales mas oscuras, cuyo color se debilita desaparece en la diseccin , pero no de manera que queden borradas enteramente las huellas; el diseo iluminado de Mr. Bloch, corresponde bastante esa descripcin.

Mr. Leschenault aade que alguna vez llega tener cerca de un pi de longitud; que en la rada de Pondichery suelen cogerlo en todas estaciones, pero rara vez, y que su carne es delicada y suele darse de alimento los enfermos.

Mr. Dussumier, que trajo un ejemplar de esta especie de la Isla de Francia, dice que all la denominan sap-sap; que es un excelente pez; que no se presenta durante ciertas pocas y en pequeo nmero, y que alguna vez suele pesar libra y media.

Bloch, refirindose John , asegura que su carne es crasa, de buen sabor, y que suministra buen alimento en los dias de vigilia los portugueses de las inmediaciones de Tranquebar. Cgenlo tambin en