Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 212.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza


no pesan lodayja mas que una unza y media, y se llaman nunzinluli; en agosto pesan ya un cuartern, y en octulire llegan treinta onzas. En 1796 y 1801 se prohibi legalmente en Sicilia la

Kesca de aquellos jvenes atunes , por la cual no se abia podido vericar la de los grandes en otros puntos.

Tambin es cierto que en casi todos los sitios de aquel mar los atunes se presentan poco mas menos un mismo tiempo , sin que pueda decirse que para llegar aun punto hayan tenido que pasar por otro. Mas por otra parte tampoco puede dudarse que en cada costa no sigan una direccin al llegar, y otra al partir, ni que las almadrabas armadas para la una la otra de estas pescas, no deban ser consideradas como mas menos ventajosas, segn lo mas lo menos tarde que los peces lleguen ellas.

Esta circunstancia fue sin duda la que dio los antiguos la idea de atribuir los atunes las grandes emigraciones de uno otro mar, que convendr reducir viajes mucho mas limitados.

Creemos que aquellas grandes correras acabaran de ser consideradas como inverosmiles, atendiendo lo que vamos manifestar por lo tocante la poca y circunstancias de la pesca en cada una de las regiones en que se verifica. Llegan diversas costas de Espaa los atunes en tres grandes columnas : la primera se compone de voluminosos individuos que pesan de cuatro cinco quintales: los de la segunda no al- | canzan mas peso que dos tres quintales, y finalmente los de la ltima columna no pasan de cuarenta cincuenta libras.

En Cdiz no se conoce la pesca de regreso: en Tarifa y Gibraltar se pescan al llegar y al regresar. Los individuos que se cogen en la primera de esas dos | pocas son mas voluminosos y de mejor condicin, j En Ceuta han llegado ser muy raros , y tampoco se verifica la pesca de regreso, sino un escaso nmero al llegar.

En Catalua, segn Duhamel, principian coger atunes en agosto hasta principios de octubre, proba- 1 blemente en la poca del regreso, pues el mismo autor I dice en otra parte que en Crcega, Cerdea, Catalua y Sicilia, aparecen principios de mayo y permanecen hasta fines de junio. Habla, sin duda, de atunes de llegada de correra. Los de la costa de Genova, dice el mismo autor, permanecen hasta el mes de octubre; mas en este pasaje es verosmil que se refiere nica-mente los alunes de regreso.

En Agda se verifica la pesca del atn con la red atunera durante la oscuridad de la noche desde abril hasta setiembre.

En las costas de Provenza se emplean para igual objet las almadrabas desde junio hasta setiembre.

En Ciotak se hacen dos pescas: al llegar los atunes ! que por lo regular se verifica desde mar/o hasta el 15 de julio, y al regreso desde el 15 de julio hasta fines de octubre: la primera es generalmente mediana, y la segunda mas produclva, en especial desde mediados de agosto ltimos de setiembre. Recgese el resultado de la pesca dos veces al da ; la primera al despuntar el alba , y la segunda las cuatro de la tarde.

Cerca de Toulon hay tres almadrabas que suelen armarse en abril, y permanecen funcionando hasta octubre.

En agosto y setiembre es cuando el alun cae en ellas con mas abundancia, y por lo regular suelen co- i gerlo tres veces al da.

En Cassis se da principio la pesca en noviembre, y dura hasta fines'de diciembre : probablemente los individuos que all se pescan, sern atunes del golfo, es decir, de aquellos que pasan el invierno abismados en las grandes profundidades.

En Cerdea, segn dice Cetti, aparecen sbitamente los atunes en nmero inmenso ltimos de abril. 1

Despus de ocho meses de ausencia encuentran en invierno muchos atunes en las profundidades de los golfos, y estos se les da el nombre de golfitani. Sin embargo, en concepto de ese mismo autor, hay atunes que son viajeros y que vienen del Ocano, por lo cual los diferencia de los otros con la denominacin de tonni di Corsa.

Alli es en donde se ha hedi particularmente la observacin de que las almadrabas se perjudican mutuamente , y que las designadas con el nombre de sota-vento no recogen tantos peces como las que estn en situacin opuesta respecto de ellas; por el contrario, cuando estas ltimas quedan destruidas por algn huracn por algunos peces-espada , todos los atunes van caer en las de sota-vento, aumentando por consiguiente el lucro de estas. Crese que el floreciente estado en que hoy se hallan las almadrabas de Cerdea, es debido la decadencia en que estn las de Espaa y Portugal , donde en otros tiempos lleg haber diez y siete que han sido abandonarlas. Acaso ese abandono de las almadrabas espaolas ha hecho florecer las de Cerdea, no por impedir que llegar esta isla mayor nmero de atunes, sino por librarlas de una concurrencia perjudicial su comercio. En efecto, es ya cosa sabida que los atunes desovan en en el mar de Cerdea, asi como en el de Sicilia, y en mayo se encuentran con frecuencia huevos de dichos peces.

En ese mismo mes y en gran parte de junio se verifica su pesca, siendo atrados como ya lo ubservaron los antiguos, por las bellotas que, cayendo de los rboles de la costa, llegan veces cubrir los bordes del mar.

Supnese que la mayor parte de los atunes llegan aquel punto despus de haber bordeado lo largo las costas de Liguria y Crcega ; mas hay algunos que pasan por alli por venir directamente de Espaa y de Francia, lo cual en buenos trminos quiere decir, que se les ve venir de distintas direcciones, unos del Norte y otros del Oeste.

A pesar de la abundancia de atunes, y de la estimacin de que gozaban en tiempo de los rumanos no se estableci en Cerdea la pesca hasta los tiempos modernos, en que un tal Pedro Posta hizo conocer i principios del siglo XVII la marcha y pocas de la desaparicin de dichos peces. Entonces se construyeron seis almadrabas y otras seis mas en 1778: cinco de las doce estaban arrendadas dinero y producan sus propietarios sesenta y cuatro mil piastras: los arrendadores de los dems hacan, como vulgarmente se dice, las cuentas del Gran Capitn y entregaban el cinco por ciento de producto. Deaqui puede inferirse las enormes ganancias de ese gnero de cosecha y el nmero de hombres que se empleaban en ella.

Todas aquellas almadrabas estn dispuestas para la poca de llegada y en lodu Cerdea no hay mas quo una para el perodo de regreso, en Pulla.

Grandes perros de parque aparecen en aquella poca hacen que esta segunda pesca sea poco productiva.

Tambin hay almadraba en la costa de Italia, en el canal di: Piombino, en Maricana, y en Porto-Ferraba, en el reino de aples en Tarentcdlo; pero Sicilia es el punto donde los atunes encuentran mas emboscadas, particularmente en la costa septentrional desde Me-lazzo basta Trpaui. El nmero total de almadrabas de esta isla en 1805 era 30 y se contaban ya algunas que haban sido abandonadas.

La primera pesca principia en mayo y dura basta junio ;desde mediados de este mes hasta mediados do agosto se verifica la segunda , sea la del regreso. De all en adelante se cogen todava algunos peces, pero ya eslan Hacos y en un estado de debilidad.

Tambin en el mar Adrintico hay atunes.ascomo en los dems golfos del Mediterrneo. Pscanlos con la red atunera en las costas de Islria v de Dalmacia y