Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 99.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



ICTIOLOGÍA O TRATADO DE LOS PECES. 99

Los modernos no saben tanto como los antiguos sobre las costumbres del róbalo, o por mejor decir no quieren que entren en su historia pormenores que no se apoyan probablemente en observaciones bien seguidas. Én cuanto á los escritores del siglo xvi, según costumbre, copiaron servilmente á los antiguos, y de tal suerte amalgamaron los hechos conocidos con los nuevos, que á duras penas se consigue saber si dieron algunas noticias que les fuesen propias.

A orillas del Mediterráneo fue donde mejor pudo observarse el róbalo, porque abunda en todas las costas y en todas las estaciones. Se le suele conocer generalmente con nombre derivado del latin lupus. Entre nosotros mismos se le llama en algunas localidades lupo; loup en Monpeller y en Marsella, y luu-passou cuando joven; louvazzo en Niza; lupasso y mas comunmente spigola en Roma. Los venecianos le denominan varólo y brancin, y al joven manchado baicolo; y los toscanos araneo ó ragno.

Salvien asegura que los róbalos nuevos están muy á menudo manchados de negro ó de pardo, pero que á cierta edad pierden sus manchas. Eso mismo confirman Roiidelet, Willughby y todos los pescadores del dia. Su miedo al frió es al parecer verdadero, pues Rondelet asegura que á menudo se encuentran varios muertos en invierno en los estanques; pero como físico un poco mas ilustrado que los antiguos, en vez de suponer como ellos, que esta disposición depende dé las piedras que tienen en la cabeza (las piedras de sus oidos), atribuye este efecto á la costumbre que tiene el pez de nadar cerca dé la superficie. El mismo autor confirma un aserto de Aristóteles, manifestando que el róbalo pone dos veces al año en los estanques de los alrededores de Monpeller.

Las costas meridionales del Mediterráneo poseen también el róbalo, pues Sonnini asegura que abunda en las costas del Egipto, y dice que los marineros marselleses que frecuentan aquellos parajes le llaman carousse. Probablemente debió confundir dos especies, y su figura es tan mala que se ignora si representa al verdadero róbalo. Lo mas cierto es que Mr. Geoffroy trajo de los mismos puntos róbalos manchados que los árabes llaman nocí ó mancha, á causa de sus puntos negros.

En las costas del Océano es menos común y menos conocida por tanto su historia; con todo ha conservado su nombre en algunas de aquellas regiones, pues se le llama loup ó loubine en muchos puertos de la Guyana y de la Bretaña. Se le denomina también brigne y deligne; y el joven manchado ha recibido en Bayona el nombre de thiourre. No es para aquellos países un pez de paso, pero no obstante se cogen allí mas á fines del verano y á principios del otoño, cuando se acerca á las costas para depositar sus huevos, eligiendo para eso las ensenadas á donde desemboca algún riachuelo de agua dulce. Estos peces se reúnen en los hilos de circunvalación, cuando principia el mar á descender, y de esta suerte se pescan muchísimos én las costas de Bretaña, pero principalmente al mediodía de esta provincia. Mas al norte, y especialmente en las costas de Normandia y en París, donde se les pone á la venta bastante á menudo, apenas se les conoce mas que con el nombre de bar ó de bars.

Lacépéde describe, fiado en la palabra "de los señores Noel y Mezan", de Rúan, con el nombre de centropome mulet, un pez común en la embocadura del Sena desde el solsticio de verano hasta principios del otoño, y que, según todos los caracteres que se le atribuyen, es manifiestamente un róbalo, cuyas puntas de los opérculos no fueron observadas porque se ven mal en el pez fresco. Aquellos dos observadores que poseían pocas nociones de historia natural cientíca, fueron causa ocasional de muchos errores análogos, y aun en esta ocasión es de temer que mezclasen la historia del verdadero múgil con la del róbalo. Según ellos esos centropomes mulets del Sena ejecutan movimientos vivos; sus saltos les anuncian á los pescadores ; se cogen con redes en ciertos casos basta quinientos de una vez; todas las cuales circunstancias se refieren al parecer mas bien á un núlfil que á un róbalo.

Los ingleses denominan bass al róbalo, y los habitantes del país de Gales dranog ó gannog, pero es por allí bastante escaso. No le vemos citado ni en la Historia de los peces del Holsteiu de Schoenefeld, ni en las Faunas de Dinamarca, de Suecia, de las Oreadas, ó de Groenlandia, ni en la Historia natural de Livonia por Fischer, ni en la de Rusia por Georgii. Por lo tauto avanza muy poco por el mar del Norte, no penetra en el Báltico, y quizás no pasa del canal de la Mancha sino por casualidad. Tal es aparentemente la causa de que le conozcan poco los escritores del Norte.

Linneo le habia llamado Perca labrax. No se adivinaría el por qué Gmelin mudó su nombre en el de Perca punctala, si una comparación exacta de las ediciones no hiciese ver que, por una de las mas groseras faltas de imprevisión, agregó al nombre del P. punctata, que era un pez de América, el arte que seguía en Linneo, y que pertenecía al P. labrax, de suerte que quedaron suprimidos el arte de aquella y el nombre de esta.

Bloch ha trasladado el labrax á su género de los escienos, porque asigna á este por carácter una cabeza escamosa, pero lo particular es que luego le vuelve á representar mas correctamente con el nombre de Scioena diacantha, y en seguida por tercera vez el individuo joven con la denominación da Scioena punctata, sin hacer la menor indicación acerca de su identidad con el labrax, ni siquiera decir si cree representar asi el Perca punctata de Gmelin. En la obra de Bloch pululan esa clase de errores, naturales en un hombre que trabajaba lejos del mar; en vista de ejemplares mal conservados y las mas de las veces de procedencia desconocida. Lacépéde le concedió demasiada confianza inscribiendo esas tres pretendiente especies en su Historia de los peces. Para él el Scioena labrax pasó á ser el centropome loup, y los otros dos el peneque diacanthe y el perséque pointillée. Pero obsérvese que teniendo siempre el róbalo el opérculo terminado por dos espinas agudas, no puede ser un centrópomo.

Otro error aun mas craso se nota en la Zoografía de Pallas, en la cual el nombre de Perca labrax se aplica a un pez del mar de Azof que los rusos llaman lucio-perca de mar, no porque no se conozca allí el róbalo, sino porque no es la especie que Pallas describe.

El róbalo mide en general pié y medio, pero á veces llega también á dos y tres píes. Habíanle hablado á Dubamel de róbalos pescados en Noirmoutier que pesaban treinta libras, pero sospecha que se les confundió con el Scioena umbra. Martens asegura que á veces se cogen en Venecia róbalos del peso de veinte libras.

El cuerpo del róbalo es un poco mas comprimido y mas largo que el de la perca. Tiene el dorso gris, con visos de un azul de acero argentino, pero en los costados los visos azules son mas pálidos y los plateados mas vivos. Ademas se ven en cada escama un grueso punto argentino, en varias partes del cuerpo rasgos negruzcos, y las aletas superiores grises y las inferiores blancas. Todos los pescadores convienen en que los róbalos jóvenes presentan manchitas pardas ó negruzcas en el dorso, y una gran mancha negruzca en el opérculo junto á la escotadura; pero ademas de la edad debe mediar otra causa, porque varios róbalos tanto y mas pequeños no ofrecen mancha alguna. Lo mas raro es que un individuo de tres pies de longitud que recibió Cuvier estaba también manchado.

tomo v.



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 99., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.