Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 66. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 66.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de agosto de 2021 última revisión



NATURALEZA ZOOLOGÍA.

Alejandro Carden. Ademas hubiera podido sacar también algún partido de Juan Daniel Meyer, de Juan Hill, de Jorge Wolfgang Knorr, de Arnaud de Noble-ville y Salerne, y sobre todo de Guillermo Enrique Kramer, que se habia conformado con sus métodos, y en el cual hubiera encontrado el género nuevo Pcecilia. Hubieran podido servir igualmente una multitud mas de monografías, á no ser por su oscuridad ó por su poca importancia.

Es notable, y no por negligencia, que jamás citara Linneo los cuadernos ictiológicos de Klein, por mas que ofreciesen especies nuevas, buenas figuras y algunos grupos con los cuales podían hacerse géneros aceptables; pero estos géneros estaban distribuidos poco naturalmente y mal definidos; sus nombres se encontraban mal compuestos. Como Klein en su «Summa dubiorum circa classis quadrupedum et amphibiorum in Linnaei systemate natura;» habia atacado con virulencia á Linneo, debió este querer ejercer contra él la misma venganza que contra Bullón, la única digna de un verdadero sabio, y aun si le conviene, el no hablar de él.

No mejoró en esta edición la distribución de los órdenes, pues según hemos dicho, reunió Linneo todos los branquióstegos en sus «Ampbibia nantes.» A los géneros ya admitidos agregó los cepolas indicados por Artedi con el nombre de toenia; los teutis, que corresponden á los bepatus de Gronovio; los amia y los elops, que estableció en vista de los peces enviados por Garden, haciéndolos subir asi á sesenta y uno. Despreció enteramente los nuevos géneros formados por Gronovio en el zoophylacium, por mas que los hubiera muy buenos, admitidos después por Bloch, por Lacépéde ó por Cuvier, tales como el Gonorbynchus, el Leptocephalus y el Eleotris, el Amia (que es el Apogon), el Mistacembelus, el Umbra (que es un fóndulo), etc. Relegó también al olvido muchas especies notables de dicho Zoophylacium, especialmente el Cynodus cauda bifurca, etc., que es el queirodáctilo de Lacépéde, de suerte que el número total de las especies ascendió tan solo á cuatrocientas setenta y siete.

Pero esas sumas numéricas es lo que menos se debe tomar en cuenta en los trabajos del ilustre naturalista sueco; porque la precisión de los caracteres, la comodidad de una terminología bien fija, la facilidad que ofrecían para la memoria los nombres triviales que se daban á las especies, esa nomenclatura binaria introducida asi en la ictiología como en todo el resto del sistema de la naturaleza, son en verdad ventajas algo mas interesantes. Tales son los hechos que dieron á Linneo esa preeminencia ó superioridad confesada en cierto modo por todos los naturalistas de su época, y sancionada por la adopción casi universal de su nomenclatura, y hasta por el uso casi exclusivo de sus distribuciones, por imperfectas y artificiales que fuesen.

Hé ahí ahora la lista definitiva de los géneros tal cual la dejó Linneo en su 12.a edición.

Amphibia nantes. —Spiraculis compositis. —Petromyzon, Raia, Squalus, Chimaera. —Spiraculis solitariis. —Lophius, Acipenses; Cyclopterus, Balistes, Ostracion, Tetrodon, Diodon, Centriscus, Syngnathus, Pegasus.—Pisces apodes.—Muraena, Gymnotus, Trichiurus, Anarhicas , Ammodytes, Ophidium, Stromateus, Xiphias. —Pisces jugulares.— Callionymus, Uranoscopus, Trachinus , Gadus, Blennius. —Pisces thoracici. —Cepola , Echeneis, Coryphéena, Gobius , Cottus, Scorpaena, Zeus, Pleñronectes, Cha>sodon, Sparus, Labras, Scíípna, Perca, Gasteroteus, Scomber, Mullus, Trigla. —Pisces abdominales. —Cobitis, Amia, Silurus, Teuthis, Loricaria, Salmo, Fistularia, Esox, Elops, Argentina, Atberiua, Mugil, Mormyrus, Exncadus, Polynemús, Clupea, Cyprinus.

guos. Ya Aristóteles habia hecho observar que tienen la sangre caliente, que respiran por medio de pulmones, que paren vivos los hijuelos , que los amamantan, y por fin que toda su conformación interior es la de un cuadrúpedo vivíparo. Ray y Artedi reprodujeron estos caracteres, pero dejaron unidos cetáceos y peces. Maturino Brison (n. en 1723 y n. en 1806) ayudante de Réaumuí, que abandonó la historia natural después de la muerte de este naturalista, eliminó los cetáceos formando con ellos una clase aparte situada inmediatamente después de los cuadrúpedos vivíparos, pero Linneo los reunió con estos constituyendo asi su clase de los mamíferos.

No tan feliz fue trasladando los peces eondropterigios de Artedi entre los reptiles, con el nombre de (cAmphibia nantes.» No comprendemos como pudo suponerles pulmones, sobre todo siendo asi que dejaba entre ellos el esturión ó sollo, y que ademas les reunia la balderaya que Artedi colocaba en sus branquióstegos. Pero aun llevó mas adelante Linneo esa infracción del orden natural, en su 12.a edición juntando con sus «Ampbibia nantes» el resto de los branquióstegos de Artedi, es decir, los cofres, los tetrodon, y hasta los singnatos que para Artedi eran malacopterigios.

Tampoco fue mejor la innovación, conservada por mas tiempo, de suprimir la división de los peces ordinarios, admitida desde los tiempos de Willugbby, en acantopterigios y en malacopterigios, para reemplazarla por una distribución fundada en la presencia ó en la falta de las aletas ventrales, y en su posición relativamente á las pectorales. No hay distribución alguna que mas abiertamente rompa las verdaderas relaciones de los géneros que esos órdenes de ápodos, yugulares, torácicos y abdominales; pues, el xilias, por ejemplo, se aleja de los escómberes; la eslirena, que es casi una perca, va á confundirse con los esox; etc.

Linneo, en esta edición, suprime algunos de los géneros de Artedi y de Gronovio, especialmente los holocentron que los refunde en las percas, los ana-bleps en los cobitis; los corregonos, osmeros y carax en los salmones; los aspredes calictis y mistos en los siluros; pero al mismo tiempo fracciona otros separando los tetrodon y los diodon de los ostracion; los calionimos de los traquinos; los mullus de las triglas. También añade otros enteramente nuevos como son los mormiros, los centriscos y los pegasos, de suerte que el total llega á cincuenta y siete. Muda ademas algunos de los nombres de Gronovio, pues los plecostomos del ictiólogo holandés pasan á ser loricarias, los solenóstomos tístularias, los gimnogásteres triquiuros, y los calorincos quimeras.

El número de las especies asciende á cuatrocientas catorce, tomadas unas de varias obras impresas posteriores á Artedi, tales como las de Edwards, Catesby, la historia natural de la Jamaica de Patricio Brown, y sobre todo las disertaciones de Juan Federico Gronovio y el Museum de Lorenzo Teodoro; otras hijas de sus propias observaciones; y algunas proporcionadas por sus alumnos que habia mandado á viajar por lejanos países. Los mas celosos por la ictiología fueron Federico Hassel juist, Pedro Osbeck y Pedro Loefling: el primero viajó por la Palestina y por el Egipto, el segundo por la China, y el tercero por la América española.

La 12.a edición, de 1766, fue enriquecida con muchas especies y con buenas citas tomadas del Zoophylaceum de Gronovio, de la magnífica ((Descripción del gabinete de Alberto Seba» , de la historia natural de Alepo por Alejandro Russel, y de algunos trabajos de Jacooo Cristian Schaffer, J. T. Koelreuter, Juan Ernesto Gunner (obispo, fundador y principal coloborador de la sociedad de Drontheim), Hans Strcem, Kcelpin , Adam Oleaio ú CEhlschláger, Jacobo Pellvery



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 66., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.