Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 42.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza


42 LOS TRES REINOS DE LA NATURALEZA. ZOOLOGÍA,

nervio un filete superficial (c), que sigue el principio de la línea lateral, sigue en línea recta (•*) por el espesor de los músculos laterales, entre las costillas y sus apéndices, recibiendo de todos los nervios del es' pinazo filetes particulares difer ntes de los intercostales, y dándolos á la piel, al través de todos los intervalos de las capas musculares. En otros (como en el bacalao), es superficial en toda su longitud, sin que se observe comunicación alguna suya con los nervios de la coluna, ó por lo menos es muy difícil verla. En la carpa se verifican estas comunicaciones, por medio de filetes muy finos. Weber creyó que era un caráeter propio del nervio dorsal recibir filetes de los nervios espinales; pero el nervio lateral, que procede del octavo par, los recibe también en muchos peces, y es probable que se vayan descubriendo en todos. El segundo de los nervios en cuestión es el que se enlaza con una rama del" quinto par para formar el nervio dorsal (S)que hemos ya estudiado. Del mismo octavo par sale el ramo (f) que da filetes al dia-» fragma.

El último nervio del cráneo (7) nace de la médula oblongada después del octavo par; da un ramo á la, vejiga natatoria, y luego su tronco principal se distribuye por la parte anterior del hombro llegando-hasta los músculos que van del húmero al hioides. Pero provienen de él ramos que se anastomosan con el primer nervio espinal, y este plexo forma el tronco del cual nacen los nervios de los músculos externos de la aleta pectoral y de los de su cara anterior.

El segundo par de la eoluna (») da nervios á los músculos internos y á la cara posterior de esta misma aleta. Este par es notable en las triglas por el grosor que adquiere al salir del canal vertebral y por las grandes ramas que da á los radios libres situados en esto_s peces debajo de la aleta pectoral. Nace en ella al lado de los cinco pares de tubérculos que siguen después del cerebelo en este género de muy rara organización.

En los peces que tienen la pelvis suspendida de los huesos del hombro, salgan sus ventrales delante, debajo ó detras de las pectorales, aquellas toman sus nervios del tercero y del cuarto pares espinales. Aquel los da á sus músculos insertos en la pelvis , y este también, pero se distribuye- sobre todo por sus radios. Llegan ademas á Jos músculos algunos filamentos del quinto. En los peces llamados yugulares, los cuales tienen las ventrales insertas delante de las pectorales, estos nervios se encorvan por debajo para ir á encontrar en la garganta las regiones á que están destinados. Parten, sin embargo, de los mismos pares No sucede lo mismo con los peces abdominales. Los nervios de sus ventrales vienen de los pares mas remotos, como que en la carpa proceden del sétimo y del octavo pares espinales.

Los condropterígios no difieren mucho de los demás peces en cuanto á la distribución de los nervios del cráneo; pero los de la pectoral proceden de un numero mucho mayor de orígenes.

ARTÍCULO IV.
De la fisiología de los sistemas óseo y muscular.

El espinazo compuesto de un número mayor ó menor de vértebras con cierto movimiento entre sí que les permiten los cartí'agosde unión , se encorva con facilidad á derecha é izquierda, en una sola ó en muchas curvas alternativamente convexas y cóncavas, según sea mas ó menos larga. Doblaríasé igualmente en el sentido vertical, sin las apófisis espinosas-superiores é inferiores que impiden los movimientos tanto mas cuanto mas altas y aproximadas están.

En resumen, el pez ejecuta su principal movimiento hacia adelante azotando lateralmente el agua por medio de las flexiones alternativas de su tronco y de su cola. La superficie que hiere de esta suerte el agua , aumenta ó disminuye en altura, segun las aletas del dorso, del ano y de la cola tienen sus radios mas separados y mas levantados lo cual se verifica merced á la movilidad de estos radios sobre los huesecillos Ínter-espinosos con los que se hallan articulados; movilidad que, según sea la forma de las articulaciones, se verifica hacia adelante, atrás ó á los lados, á voluntad del pez, surtiendo efectos semejantes á los de los movimientos de un timón.

En cuanto á las aletas pares, las pectorales ofrecen primero el movimiento del ceñidor del hombro , que puede verificarse de adelante atrás ó de atrás adelante, en una extensión que depende de la libertad de la articulación del omóplato, y de la presencia ó falta del esternón, si bien en general es muy limitado. Los huesos del brazo raras veces se hallan dotados de especial movilidad. El mismo carpo no se mueve de por sí mas que en las especies en que está prolongado. Pero los radios tienen todos la facultad de aproximarse ó de separarse entre sí, y la aleta que forman la de dirigirse hacia adelante ó de pegarse contra el cuerpo, de subir, bajar, ó inclinar diversamente su plano sobre el horizonte. Obra sobre el conjunto del pez cunl lo haria una ala situada en el mismo punto, dependiendo su fuerza de su superficie y del vigor de sus músculos. Sabido es que hay en los pirabeles y los exocetos pectorales bastante grandes para que se eleve el pez fuera del agua y describa en el aire una curba bastante extensa.

Las ventrales tienen el movimiento de los huesos de la pelvis, que se dirigen hacia adelante, atrár ó de lado, y, cuando no están soldados entre sí, se separan ó se aproximan. Tienen también una desviación ó un acercamiento de sus radios, un movimiento del conjunto hacia la vertical, óháciael horizonte, aproximándose al vientre, ó al costado. Obran como si fueran remos.

Por fin, la cabeza, que es un poco móvil sobre la coluna, tiene mucha movilidad en sus mandíbulas, en sus arcos palato-temporales, en su hioides , en sus arcos branquiales , en sus huesos faríngicos y en sus opérculos. La desviación ó union de estas partes, muy útiles para la deglución y la respiración, contribuyen también al movimiento del pez hacia adelante, por la presión que sulre el agua que ha entrado en la boca y que se ve obligada á salir por detrás por las aberturas de los oidos.

A estos diyersos movimientos debemos añadir el que recibe el cuerpo en el sentido vertical, dependiente de la mayor ó menor compresión que ejercen las costillas sobre la vejiga natatoria. Esta vejiga, situada debajo de la coluna y llena de aire, según esté mas ó menos comprimida ó dilatada, comunica al cuerpo del pez un peso específico igual, superior ó inferior al del agua, haciendo que el animal quede en equilibrio, suba ó baje.

Para algunos pormenores véase lo dicho en la miologia.

ARTÍCULO V.
De la fisiologia del sistema nervioso.

Los peces han recibido el olfato, la vista y el oido con el mismo objeto que los demás vertebrados. Su gusto, aunque débil, debe residir en los tegumentos de la lengua, á no ser que tenga su asiento en los tejidos singulares que se ven en el paladar de algunas especies , tales como los ciprinos. En cuanto al tacto independientemente de sus tegumentos generales, cuya sensibilidad varia al infinito, ciertas disposiciones particulares de determinadas partes , que se



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 42., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.