Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 34.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



didad, ni hay en este punto separación entre los músculos, por lómenos en la mayor parte de los peces de cuerpo comprimido. Mas no siempre se observa lo mismo. En la anguila, por ejemplo, se nota en este surco la principal solución de continuidad, de suerte que la faja superior tiene sus láminas en forma de V abierta por delante. En la trucha se ven tres soluciones casi pronunciadas por igual, las dos ordinarias y una media.

En los peces de cuerpo deprimido, las fajas superio resé inferiores son horizontales y paralelas entre sí, con la particularidad que en ellos desempeña aun mas sensiblemente la inferior el papel de los músculos abdominales.

Los grandes músculos laterales terminan posteriormente en una aponeurosis que se inserta por medio de lengüetas tendinosas en la base de los radíos de la caudal, para moverla lateralmente. Sobre esta aponeurosis se atan también á veces algunos de los pequeños músculos propios de esta aleta, y cubre sus músculos profundos. Las fajas superiores é inferiores se insertan mas particularmente en los radios extremos, concurriendo al parecer á separarlos de los demás y á dilatar la caudal.

El uso de estos grandes músculos, laterales no ofrece dificultad alguna; cada uno de ellos dobla por su lado todo ó parte del cuerpo del pez, imprimiéndole por consiguiente esos movimientos alternativos de flexión y de extensión que trasladan i!l pez hacia adelante; puesto que merced á los golpes que su cola y, basta cierto punto todo su cuerpo, dan lateralmente ai agua, consigue moverse el pez en dicho sentido. La porción inferior anterior que va ala sínfisis délos huesos humerales, y de allí al cuerrjo del hioides, y représenla el externo y el cleido-hióidico, concurre con el genio-hióidico, que estudiaremos mas adelante, á bajar la mandíbula inferior y por consiguiente á abrir la boca. Como la cabeza no tiene músculos propios en los peces óseos , debe exclusivamente á estos grandes músculos laterales, los movimientos, por lo demás muy oscuros, que puede ejecutar.

En el intervalo de los dos grandes músculos laterales, ya en el lado del dorso, ya con mas frecuencia también en el del vientre, corren dos músculos delgados que de ordinario no están interrumpidos mas que por las aletas dorsal y anal, en cuyas bases anteriores y posteriores se alan. Mueven estas aletas, pero sirven también para encorvar el tronco , ya hacia arriba ya hacia abajo cuando son posibles estos movimientos merced á la disposición de las vértebras.

En la perca, en la cual las dorsales principian desde la nuca, no hay mas que un solo par superior de estos músculos, entre la segunda dorsal y la caudal (núm. 7), pero inferiormente hay dos pares de los mismos, uno (núm. 6) que va de la parte posterior de la pelvis á la anal, abrazando el ano, yotro(nú-mern 8) que se extiende de la anal á la caudal correspondiendo á la porción dorsal (núm. 7).

Los peces que solo tienen una dorsal mas ó menos corta, como los ciprinos, ofrecen dos pares de los mismos en el dorso; y cuando hay dos dorsales separadas entre sí, como en las Iruchas, llegan aquellos á tres p;ires. Pero si las dorsales en número de dos ó de tres, se locan y ocupan gran parle del dorso, como en los gados, los músculos de este lado se reducen á muy poca cosa.

Las mismas variaciones se observan en punto á los del vientre.

En los peces abdominales, que tienen las ventrales alejadas de las pectorales, se ven tres pares bien marcados; uno que va de los humerales á la pelvis, otro de la pelvis ú la anal, y el tercero de la anal á la caudal. Véseles también perfectamente en la trucha. A veces, como en los ciprinos, el primer par tiene ir.-

vide cada uno de ellos en dos para abrir paso á la aleta pectoral y á los músculos que le corresponden. La porción superior de esta división anterior se inserta principalmente en el cráneo (en d,e)y en los huesos del hombro (en f ,g), y aun en muchas especies, en la parte del húmero que está encima de la pectoral (en h). Parte de él termina igualmente en la primera costilla, de la cual sale aveces una prolongación suya (y) que va hasta el hueso mastoideo y que pudiéramos comparar á un escaleno. Su porción inferior se ata en la parte inferior del hueso humeral (en c), y soore todo en su sínfisis. Continúa por debajo hasta el cuerpo ó la pieza impar del hioides (de c á d), y esta prolongación es la que ocupa el istmo. Esta división inferior del gran músculo envuelve el hueso en estilete de la parte posterior del hombro (en a, 6) casi como, en los cuadrúpedos carniceros, el vestigio de la clavícula se halla cubierto entre el gran pectoral y el esterno-cleido-mastoideo, ó por lo menos se encuentra inserto este hueso en su superficie por medio de compacta clulosidad.

Estos dos grandes músculos están divididos trasversamente por láminas aponeuróticas, en tantas capas de fibras cuantas son las vértebras. Estas capas son las que, desprendidas por la acción del agua ó caldo hirviendo (cuando ha dísuelto la gelatina de los tendones) hacen aparecer hojosa la carne de los peces. Estas láminas aponeuróticas y las hojas carnosas que originan, se hallan dispuestas con mayor ó menor oblicuidad respecto á la espina, y generalmente enr corvadas en términos de que sus partes superiores (ik ik) é inferior (Im, Im) se dirigen oblicuamente de atrás adelante, subiendo la primera y bajando la segunda, y su parte media (kl, kl) forma un ángulo, ó un arco mas ó menos convexo, cuya concavidad mira hacia atrás. El músculo se divide asi en el sentido de su longitud en tres fajas. Cuando se descubre su capa superficial vese que la faja superior se separa fácilmente de la media; y, aislando esta faja superior de los huesos en su borde inferior, se observa que su región profunda é inferior se ata en las apólisis espinosas de las vértebras por medio de filetes tendinosos que se dirigen oblicuamente hacia atrás. Sí se le separa .superiormente de las apólisis espinosas y de los huesos interespinosos, se nota que su parte superior profunda da también tendones oblicuos á las apólisis espinosas, pero dirigidos oblicuamente hacia delante. Su región mas superficial manda también á veces, á los puntos cuque hay aletas dorsales, á los interespinosos de estas aletas, y sobre todo á los de los aguijones, filamentos igualmente oblicuos hacia delante. Esta faja es la que representa al parecer el espinoso del dorso; la inedia ¦ el dorsal largo, y el músculo que, en los cuadrúpedos urodelos ó'ton cola, ha recibido el nombre de lumbo-sub-cáudico lateral. Como la pelvis no interrumpe aquí la continuidad de los músculos de la cola con los del dorso , no hay, lo mismo que en el cuello, distinción alguna. Superiormente su parte profunda da lengüetas oblicuas y dirigidas hacia atrás á los lados de-las apófisis espinosas de las vértebras. En el resto de su altura sus fibras mas profundas van de una á otra costilla, aproximándolas conforme harían los intercostales. La tercera faja corresponde al parecer en la porción que re:na debajo de la cola al lumbo-sub-cáudico inferior de los mamíferos, pero en toda la parte que recorre el abdomen , hace veces de los músculos abdominales, sobre todo en las especies en que lascostilias no abrazan toda esta cavidad. Su unión con la faja media es mucho mas estrecha que la de la faja superior.

A lo largo de cada costado, en medio de la altura del pez, y por consiguiente en la faja media del gran | músculo lateral corre un ligero surco que aloja un ¡ vaso mucoso. Correspondo á las extremidades de las I costillas accesorias, pero no penetra á mucha profun- I



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 34., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.