Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 23. en Aragón.
Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 23.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 6 de junio de 2021 última revisión



envuelvo asi como la parte anterior del frontal cubre el etmoides de los rumiantes. Rojanus, fundándose sin duda en el agujero que se ve en muchos peces para el nervio olfatorio, le considera como una lamina cribosa del etmoides; pero esta opinión, que no ofrece tal sosten en todas las especies , queda por otra parte refutada por las demás relaciones de este hueso cern los huesos cercanos. En cuanto á Mr. Rosenthal que le clasilica como parte del maxilar superior, no es posible explicarse uno su idea sino suponiendo que no había estudiado los reptiles, los cuales tienen el frontal anterior separado del maxilar por un lagrimal. Geoffroy y Carus, lo mismo que Spix, le llaman lagrimal. Bakkeradopta la determinación de Cuvier, pero le denominad hueso frontal, orbital.

El frontal posterior (núm. 4) forma el pilar posterior de la órbita, y concurre á dar una articulación al temporal (núm. 23). Los autores difieren bastante en punto al frontal posterior. Según Rosenthal y Bojanus es la parte escamosa del temporal; según Spix es una porción del yugal; Bakker le llama peñasco; y Geoffroy, sigue la idea de Rosenthal y Bojanus, llamándole temporal.

El eje de la cara inferior está ocupado, como de ordinario , por el bacilar (núm. 5) y el esfenoides (número 6). Este último se prolonga hacia delante, como en las aves, en una larga apófisis, que sirve de base al tabique interorbitario y que queda las mas de las veces membranosa. Acerca del basilar y del esfenoides posterior todos los autores están acordes al parecer, pues solo Geoffroy establece en el primero una divi-vision trasversa que Cuvier no ha sabido observar. Llama al segmento posterior basisfenal • al anterior otosfenal; al esfenoides hiposfenal. Rosenthal da al esfenoides el nombre vago de huesos de la base del cráneo. Por ese nombre de huesos de la base (Grand-bein) entiende Meckel la reunión del basilar , del esfenoides y de los huesos laterales que á él se adhieren.

Partiendo de estas primeras noticias, se llega á determinaciones bastante demostrables de los demás huesos; pero también se llega, como en las aves y los reptiles, á la prueba de que su número no es el mismo que en el feto humano, ni siquiera constante en los diferentes peces.

Reconócense fácilmente los dos parietales (número 7) detrás de los frontales, pero raras veces se tocan , pues casi siempre se hallan separados entre sí por el hueso impar (núm. 8) del cual sale la espina occipital que es muy grande en muchos peces prolongándose en él á menudo por delante en una verdadera cresta sagital. En este caso hay una espontánea tendencia en llamar interparietal á este hueso impar; pero á veces también , como en la carpa, los parietales se tocan en gran parte de su longitud, y en tal caso el hueso en cuestión, se halla detrás de estos, pudiendo ser considerado como un occipital superior. Su papel se parecería entonces muchísimo al que desempeña en la tortuga. Hay muchos peces, especialmente en la familia de los siluros, en que faltan por completo los parietales , estando reemplazados por un mayor desarrollo de este hueso impar.—Según parece, todos los autores, y hasta en último término Geoffroy, se hallan acordes en punto á los parietales. Geoffroy ha llegado por fin á llamar también ¡nterparíetal al hueso impar, cuya idea no tiene que sepamos adversario alguno.

El impar tiene siempre á sus lados, como en la misma tortuga , dos pares de huesos que forman las partes laterales del occipucio, y que corresponden rigurosamente á los que Cuvier ha llamado en la tortuga, occipital externo (núm. fl) y occipital lateral (número 10).

Sí se prefiriese llamar al hueso impar, interparietal, los dos occipitales externos podrían considerarse como un occipital superior dividido en dos. Cada uno de

ellos forma el vértice de la primera cresta lateral del cráneo, la que Cuvier llama intermedia, en la cual se inserta una de las apófisis del eupra-escapular. En el interior del cránto el occipital lateral daá menudo una lámina que se une con la de su correspondiente para formar un piso encima de los sacos en que se hallan encerradas las piedras del oido. Nótase á veces una conformación singular, especialmente en la carpa, en la cual lleva un grande agujero.—Geoffroy ha adoptado también la determinación que hemos expuesto en los primeros renglones de este párrafo, y llama á estos dos pares de huesos supra-occipilal y exoccipital. Bojanus denomina interparietal al occipital externo.

El occipital inferior ó basilar ocupa su sitio ordinario correspondiéndole por completo la faceta articular en forma de cono hueco, por medio de la cual se une la cabeza con el cuerpo de la primera vértebra; pero las oirás dos pequeñas facetas que, en muchas especies, concurren á la articulación de la cabeza con las facetas articulares de esta misma vértebra, pertenecen á los occipitales laterales.

A cada lado del esfenoides, delante del occipital lateral y del inferior, asciende la grande ala ó ala tem-doral (núm. 11) que va siempre á unirse por medio de una sutura con el frontal posterior, y da, juntamente con él, una faceta articular al temporal. Por un agujero ó por una escotadura de esta pieza, pasan las dos últimas ramas del quinto par. Sucede á menudo que en el interior del cráneo, esta grande ala da por delante un piso encima de la glándula pituitaria, así como los occipitales laterales dan otro sobre las piedras del oido.—Geoffroy ha adoptado al fin esta misma determinación y la llama eplcreal. Todos los autores están conformes sobre este hueso, menos Rosenthal y Meckel que le toman por el peñasco.

Para completar el ángulo lateral posterior y superior del cráneo hay siempre á cada lado, entre el frontal posterior, el frontal, el parietal, el occipital interno, el occipital lateral y la grande ala, uno y á menudo dos huesos. El primero es manifiestamente el mismo que llamó Cuvier mastoideo (núm. 12) en el cocodrilo y la tortuga. Contribuye con el frontal posterior, y á veces con la grande ala , á dar la cara articular para el primer hueso del aparato palatino y timpánico, para el hueso que Cuvier llamó temporal. Este hueso mastoideo se prolonga, en los peces, en una apófisis mas ó menos saliente que forma el vértice de la llamada, según Cuvier, cresta externa del cráneo, y da inserción a una de las apófisis del hueso superior del hombro ó supra-esoapular.—Ahora llama Geoffroy prerupeal al mastoideo postrupeal al peñasco, y cree que ambos son partes del mismo peñasco. Spix forma con él el temporal escamoso y parte del occipital lateral. Bojanus les denomina de un modo inverso que Cuvier. Bakker cree que el mastoideo es el temporal. Meckel es el único que participa de la misma opinión de Cuvier, y admite, lo mismo que él, que este hueso reemplaza a la apófisis mastoidea.

Cuando los huesos de que estamos hablando y que completan el ángulo del cráneo, son en número de dos, lo cual constituye la regla general en los acantopterigios, Cuvier no sabe imponer al segundo mas nombre que el de peñasco (núm. 13). Es generalmente pequeño, y se halla situado entre el mastoideo, el occipital lateral y la grande ala, á veces como en los gados, es muy grande y baja hasta el occipital inferior y|el esfenoides; y á menudo falta también por completo como en el esoí, en la carpa y en la anguila.— Bakker confundió el peñasco del Gadus sglelinus con la grande ala del esfenoides, á la cual se parece en el género de los gados. Meckel indica este hueso, pero sin determinarlo.

Delante de la grande ala, mas hacia la parte superior, una pieza, que no puede recibir mas nombre que el ie ala orbitaria (núm. 14). se engrana con la gran



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 23. , Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2021 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.