Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Batracios o ranas. Página 522. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



NATURALEZA.ZOOLOGA,

movimientos respiratorios, da los medios de resistir hasta cierto grado el fri y el calor, pues estos son los que suspenden retardan excesivamente los movimientos de su corazn, aboliendo por completo el acto voluntario de la respiracin pulmonar, y verificndose la dbil oxigenacin de la sangre necesaria para el sosten de la vida vegetativa por la mucosa epidrmica Asi consiguen resistir los rigores del invierno y tal vez los grandes calores en ciertos climas, retirndose al fondo de las aguas escondindose en el cieno limo.

Los batracios tienen la facultad de resistir el calor hasta cierto grado, y de oponerse al fri en ciertos lmites. Asi es que se ven menudo ranas expuestas los intensos rayosilel sol de medioda en verano, y sin embargo se experimenta, al tocarlas, una sensacin de fro. Las salamandras, ademas de esa supuesta virtud para resistir la accin del fuego, virtud que les ha valido ser consideradas como smbolo del amor, estn dotadas de la facultad inversa, porque muchas continan viviendo aun cuando se las introduzca en hielo y se ponga tan rgido su cuerpo que parece tambin solidificado, conforme lo consign Maupertus en las Memorias de la Academia de ciencias de Pars. Francisco I de Francia tom por emblema una salamandra en medio de las llamas con esta divisa: o Nutrisco et extinguo.

A fin de no repetir lo dicho acerca de este punto en las primeras pginas de este tomo (37 y 38) omitiremos todo lo que all dejamos consignado. Delaro-che, en' su opsculo De absorptione amphibiorum fragmentum , prueba que la causa del enfriamiento que se observa en los animales sometidos la accin de un fuerte calor, es la evaporacin que se verifica en la superficie de la piel. Observ en este acto conservador del individuo la doble accin , I. de las causas vitales por la aceleracin en los movimientos del corazn , y 2. de las causas fsicas por el paso del lquido vapor que el aire disuelve. Ya Blumenbach (Ensayo de fisiologa comparada) habia observado que los batracios que viven tanto tiempo encerrados en piedras y en troncos de rboles, tardan muy poco en perecer si se les eipone los rayos del sol, despus de haber cubierto su piel con una capa de aceite. Pero esta misma circunstancia es la consecuencia del poder absorbente de los tegumentos de estos reptiles descubierto y demostrado por Townson en 1795, y confirmado por los bellos experimentos de W. F. Edwards.

ARTICULO VI.

|De las secreciones en las ranas.

Los riones son mas largos en los urodelos que en los anuros, y se parecen bastante los de las aves y de los peces; pero los urteres principian por varios ramsculos que se renen luego en un solo tronco junto con los conductos seminiferos. Todos los autores anteriores Townson crean que los ur-| teres terminaban en una bolsa considerable, bilobu-lada en general, que ocupa el sitio de la vejiga urinaria ; pero este ultimo naturalista dio conocer ese rgano y emiti ideas nuevas acerca del uso del lquido que contiene, conforme vamos indicar.

Siempre que hay vejiga urinaria, ella abocan los urteres, pero en los batracios rematan en el recto, pesar de lo que en contra dijeron Roesel y Swammerdamm. Ademas , el lquido de la vejiga es puro y tan inspido como el agua destilada. Townson prob el de los sapos, despreciando la preocupacin de que es venenosa la orina de estos pobres batracios tan atormentados y calumniados por el vulgo y los filsofos. Como los batracios no beben, y sin embargo necesitan tan gran cantidad de agua, le pa-

anastomosndose con el del ladoopuesto, constituye la arteria homologa la aorta.

La sangre que sale del ventrculo es una mezcla de venosa y de arterial, y como no es homognea se la puede seguir en su curso sumamente rpido, continuo en las venas, y por sacudidas en las arterias. El sistema venoso difiere mucho del arterial. Abocan la aurcula dos gruesos troncos que vienen de los pulmones con la sangre arterializada ; pero las venas se unen: 1. con las que, vuelven de la cabeza yugulares; 2. con las axilares que provienen de las braquiales y de los vasos de la piel; y 3." con las torcicas. Hay ademas una gran vena cava inferior que vuelve del hgado, despus de haber recibido la inesentrica, las renales y las iliacas. Estas venas carecen de vlvulas interiores porque se inyectan muy bien en ambos sentidos. Por fin, la historia completa de esta circulacin se halla perfectamente descrita en la preciosa disertacin de Bulow (Gotinga, 1834).

Tal es en compendio, segn Swammerdamm , la disposicin del aparato circulatorio en los anuros en su ltimo estado. Ahora, para completar el articulo que estamos escribiendo, daremos a conocer las modificaciones del sistema sanguneo en los urodelos, despus de perdidas sus branquias como en las salamandras terrestres siguiendo Fank , y en las especies que conservan los rganos de larespiracion acutica durante toda su vida, como en la Sirena lacerti-na segn R. Owen.

El corazn de la salamandra se halla protegido por una especie de pericardio; presenta en el interior de sus paredes, mas delgadas en la aurcula, colunas carnosas; y conserva por mas de dos horas su facultad contrctil despus de separado del cuerpo. La distribucin de los vasos sanguneos es con corta diferencia la misma que en el grupo anterior. La sangre llega la aurcula por las venas, pasa al ventrculo y sale de este para distribuirse por el tronco y los pulmones, mezclndose luego en las venas la sangre roja con la negra.

En la Sirena lacertna se parece mas la circulacin la de los renacuajos de las ranas. Con efecto, en las especies de branquias persistentes, presenta la aurcula una cavidad anterior grande, que comunica con otra posterior pequea, segn indic ya D. Davy; pero delante de estas cavidades hay un seno venoso. De la parte superior del ventrculo arranca la aorta, bulbiforme en un principio, y dividida luego en tres principales ramas cada lado.

Tambin presentan los batracios vasos linfticos, muy visibles por la transparencia de su humor; cuyo curso se puede seguir inyectando burbujas de aire que interrumpen .trechos la coluna circulatoria. Mller y Panizza han descrito unas especies de corazones de agentes de impulsin situadas en el trayecto de las venas linfticas, y cuyos movimienlos contrctiles son completamente distintos de los del corazn.

En ltimo anlisis,la hematosis es incompleta porque nunca pasa por el pulmn la totalidad de la sangre , y la circulacin est modificada por su respiracin arbitraria que hasta se puede suspender. Las carnes estn muy poco coloradas por la sangre. Por fin, cuanto mas tiempo persisten las branquias, tanto mas se parece la respiracin la de las larvas renacuajos. La membrana interdicital, el peritoneo, y las vejiguillas pulmonares permiten seguir el magnfico y sorprendente curso de la sangre con el auxilio de lentes microscopios.

ARTCULO V.

De la calorificacin en las ranas. La facultad de activar de moderar voluntad los



 

Índice de páginas de Zoología Reptiles. 

Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Batracios o ranas. Página 522. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.