Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Batracios o ranas. Página 521. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



Como complemento de la respiracin debemos dar algunas noticias sobre la voz de los batracios. En la mayor parte se forman los sonidos fuera de la glotis por la entrada del aire expulsado rpidamente en la cavidad de la boca en sacos medios membranosos, que en ciertos machos, sobre todo en los de la hila de los rboles , forman verdaderas paperas. En otros (Rana vridis) consisten en vejigas que salcu de las partes laterales de la boca hacia la comisura de las mandbulas; y en algunos (salamandras, tritones, urodelos) el aire se escapa directamente produciendo una especie de borborigmos. Los raniformes poseen en su mayor grado la facultad de emitir sonidos; pues el mismo gas, sin escaparse realmente del cuerpo, sale de los pulmones y entra de nuevo en ellos con estrpito mediante la accin de las paredes contrctiles de las cavidades membranosas que le admiten, resonando sin que pueda distinguirse, aun en el agua, el sitio que ocupa el animal que produce el ruido. Ovidio, en sus Metamorfosis, al hablar de os campesinos queLatona transform en ranas, conoca evidentemente esta facultad de cantar debajo del agua, pues dice (I. VI, v. 376): Quamvis sint sub aqua, sub aqua maledicere tentant.

En general, la voz de estos batracios consiste en la repeticin de los mismos sonidos producidos con mas menos fuerza , velocidad lentitud, da modo que engaan extraordinariamente nuestro oido acerca de la distancia real que se encuentran. Son verdaderos ventrlocuos, con instrumentos tan variados que no es dable reproducir las modificaciones de sus sonidos sino por medio de onomatnpeas. Esto nos recuerda aquel verso imitativo de Filomedes, citado por Ateneo: Grrula limosis rana cnaxat aquis; y Aristfanes, que hacia repetir hasta la saciedad, en los coros de su comedia Las Ranas: B>ut xoiot. La variedad de cantos nos la indica bien la diversidad de nombres impuestos las especies, como los de Bufo mut'cus, Rana mugiens, R. clamatT, R. grunniens, Hyla boans, etc., etc. Por ltimo, solo en la poca de los amores entonan los machos sus epitalamios sin fin, repitindolos con un tono tan poco variado, sobre todo en las noches calurosas, que llegan causar fastidio, comprobando asi quee fastidio naciun dia de la uniformidad, como dice el proverbio.

ARTCULO IV.

De la circulacin en las ranas.

En punto la circulacin de las ranas nos remitimos lo dicho eq las generadades sobre los reptiles (pg. 37), fin de poder entrar ahora en mas extensos pormenores , evitando intiles repeticiones. Leeuwenhoek habia observado ya el modo de la circulacin en las branquias del renacuajo de la rana, indicado perfectamente el paso de la sangre arterial las venas, sometiendo al microscopio la porcin transparente de la cola del renacuajo. Pero Swammerdamm es quien dio de ella una descripcin cabal, figurando las principales ramificaciones de las arterias y de las venas en la rana adulta, conforme vamos indicar.

En la rana el corazn ocupa la parte media y anterior de la gran cavidad abdominal, y al parecer se compone tan solo de una aurcula y un ventrculo. Este da un tronco que se divide luego en dos ramas principales, representantes de las subclavias, subdivididas su vez en tres ramos que baan el pulmn, el menor y mas bajo, la cabeza el anterior, el cual tambin se distribua por las branquias notndose aun en l las cicatrices que se formaron al obliterarse estas; y el tercer ramo es el mayor, el que se ramifica por todo el reste del cuerpo, y el que,

Todas las especies tienen dos pulmones, pero estos varian constantemente por su volumen, sus formas y su disposicin anatmica. En general son anchos si el abdomen es ancho y corto, largos si tambin es muy prolongada la cavidad abdominal. En el primer caso son transparentes, muy versiculosos, de celdas poligonales redondeadas muy distintas, y muy propsito para demostrar los fenmenos de la circulacin pulmonar, porque haciendo una incisin en el vientre , salen los pulmones y se hinchan por efecto de las degluciones sucesivas sin poderse vaciar por faltarles la presin. En el segundo caso ya no son verdaderas celdas vesiculosas, parecindose mas las vejigas areas de los peces, destinadas quizs tambin la masa de su cuerpo en una relacin hidrosttica que facilite los movimientos en el agua.

Si los batracios han de vivir en el agua toda su vida , claro est que sus condiciones de organizacin han de ser las mismas que las de los peces; pero con la particularidad de que sus branquias, sostenidas por los cuernos del litoides, son libres, blandas y estn flotantes en las partes laterales del cuello. Sin embargo, como en los peces, se ven en el interior de la garganta en el origen del esfago las hendeduras los agujeros de las branquias en los intervalos que dejan entre s los cuernos hiodicos, los cuales simulan de este modo los huesos farngicos. En estas especies i- branquias persistentes, operen nibranquies, los pulmones son rudimentales, sirviendo de suplentes en el caso de que tenga que vivir el animal por algn tiempo fuera del agua o en sitios hmedos. En los dems batracios que pierden constantemente las branquias, contina verificndose la respiracin casi del mismo modo que en las especies que tienen persistentes estos rganos. A medida que experimentan las metamorfosis, se atrofian las branquias y se desarrollan los pulmones, hasta quedar aquellas completamente reabsorbidas.

Malpgio en 1697, Morgagni en 1719, Swammer-damm en 1738 y Laurenti en 17b8, tuvieron ya al-

fmos idea de este mecanismo de la respiracin ; pero Roberto Townson debemos su demostracin explanada en las dos disertaciones que public en Gotin-ga (1794) estableciendo, por medio de experimentos positivos, el verdadero papel que representan los rganos de la deglucin bucal en el acto que obliga al aire penetrar en los pulmones , conforme lo haria el mbolo pistn de una bomba neumtica aspirante por la nariz, impelente al travs de la glotis. Si fas anteriores memorias aadimos la de Mr. Martin Saint-Ange sobre los rganos transitorios y la metamorfosis de los batracios, habremos indicado los trabajos donde se encuentran perfectamente enunciados todos los hechos importantes relativos al acto de la deglucin del aire, y todas las figuras indispensables . para comprender las descripciones.

Resumiendo, pues, la inspiracin es una simple deglucin, y la expiracin una verdadera eructacin. La prueba la tenemos en que si atravesamos un palito en la boca de una rana, y con un estilete abrimos el orificio de la glotis, se vacian los pulmones sin poderse llenar de aire. El animal muere, pero no I muy rpidamente merced la hematoss cutnea. Por lo dems, no debe sorprendernos ese mecanismo respiratorio, porque la naturaleza es fecunda en sus procedimientos fisiolgicos. Acaso ignoramos que los elefantes no pueden deglutir lquidos sin valerse del doble movimiento ejercido por las paredes . del pecho sobre los pulmones? En este caso, sumer- | gida en el lquido la punta de la trompa , lo inspira j mediante vaco que hace en ella por la accin de los msculos inspiradores; proyectando luego la bebida al esfago, impeliendo luego con fuerza por los or- I licios nasales internos el aire de la trquea que lanza asi y precipita rpidamente el agua al estomago. I



Índice de páginas de Zoología Reptiles.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Batracios o ranas. Página 521. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.