Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Conocercos. Página 477. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Conocercos. Página 477. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza


PRIMERA FAMILIA. CONOCERCOS.

Tienen casi las mismas costumbres y estructura que las culebras; solo se las encuentra en las regiones mas cálidas del globo; se suben raras veces á los árboles; y pasan la mayor parte de su vida en el suelo, escondidos en galerías subterráneas abiertas por otros animales. Durante el dia y cuando amenaza algún peligro, se ponen á salvo debajo de los troncos viejos de los árboles, á veces en las cavidades de las rocas y debajo de las piedras.

Su cabeza tiene el mismo grosor que el cuello, protegiéndola unas grandes placas y un escudo central, como en la mayor parte de los aglifodontes con los cuales seria fácil confundirles. Su cola es redondeada y cónica.

Escamas

CUADRO SINÓPTICO DE LOS GÉNEROS DE LA FAMILIA DE LOS CONOCERCOS.

el dorso, donde son mayores. . . 8 Bo.xgara.

el cuello que es dilatable.....9 Naja.

toda la cola............... 5 Alecto.

parte de la cola.............4 Trimeresurus.

'desiguales, ó distribuidas de diverso modo en -sencilla 6 única en

¡guales entre sí; J [urostegas en fila)

/aquilladas en el dorso ¡

( tan solo...........7 CAUSts.

doble; xescamasj

[ y en los costados...... 6 Sepedón.

Igrandes. ... 2 Pseidelaps.

pequeñas.... 3 Terina. maxilares ■

J sin otros dientes lisos ó labiales. ... 1 Elaps

so de su obra. Lo propio hizo con el nombre de Esco-lecofidxos , sustituyéndole el de Opoterodontes.

En este suborden de los proteroglifos debemos distinguir dos grupos. El primero comprende las serpientes que viven habitualmente en tierra, y que se distinguen fácilmente por su cola cónica y redondeada; de ahi la denominación de conocercos. El segundo , ó sean los platicónos por su cola ancha y comprimida á manera de remo , con lo cual dioho se está que son reptiles acuáticos ó que viven de ordinario en el agua.

Los ofidios de este grupo no presentan, cual los vi-periformes, angostada ó como separada del tronco, por una estrangulación el occipucio ó parte posterior ue se une con el cuello. Depende esta circunstancia e que los huesos intra-articulares (ó cuadrados) son comparativamente mas cortos, y de que los mastoideos están soldados las mas de las veces con los temporales , resultando de ahí ademas que no es muy considerable la abertura bucal. Los ofidios de este suborden se distinguen perfectamente de las demás especies con dientes surcados: 1." de los solenoglifos porque estos solo tienen en la mandíbula superior dientes completamente tubulosos, canaliculados y perforados en el espesor de su base y surcados en su punta; 2.° de los opistoglifos, porque ofrecen estos en la extremidad posterior de la mandíbula superior dientes mas largos y surcados, y ademas es lo regular que lleven delante una serie mas ó menos numerosa de dientes sencillos ó lisos. En nuestro proteroglifos detrás de sus dientes con ranura, siguen por lo general Otros que no la tienen.

Latreille formó un grupo con los ofidios en cuestión llamándoles anguivípéridos, ó víboras culebras, para distinguirlos de las verdaderas víboras ó vipéridos.— Daudin coloca los ñongaras y los acantolis á continuación de los pitones, y en seguida las víboras

con los crótalos y todos los géneros de dientes venenosos , tales como los laqueris, los cencris y los escítalos. Luego, muy apartados, cerca de las culebras, pone los platuros y los enhidros, y por remate todos ¡os demás géneros de cola plana con las Cecilias. En una palabra, no se puede quebrantar mas abiertamente al orden natural.— Oppel reúne todas las serpientes venenosas con el nomnre de Guiones venena-ti, dividiéndolas en cuatro familias á saber: Hydri, Crotalini, Viperini y Pdeudo-viperae. — Otro tanto hizo Merrem en su sistema.— Cuvier reunió primero las especies de dientes venenosos aislados cerca délas víboras, tales eran las najas, los elaps y los platuros, distinguiéndoles asi de los bongaras, de los hidrofis y de los pélamis.

Fitzinger es el erpetólogo que mejor ha distribuido las serpientes en familias naturales, y asi es que Duméril se ha atenido bastante á su clasificación. En el suborden de los ofidios venenosos, ó en sus Chalino-phidia, establece dos series y cinco familias, correspondientes con toda exactitud las dos primeras á los proteroglifos. Divídelos en dos familias, correspondientes la primera á los platicercos y la segunda á los conocercos.—Wagler, en su sistema de los Anfibios, no sigue un orden natural. Principia la enumeración de los géneros por los hidrofis, siguiendo luego las boas, los pitones y por último las especies con dientes acanalados ó perforados.—Schlegel incluye las serpientes de que vamos hablando, en el grupo de las venenosas colabriformes dividiéndolas en los tres géneros Elaps, Bongara y Naja. La segunda familia es la de las serpientes marinas que comprenden tan solo el género Hydrophis.— El príncipe C. Bonaparte, en el cuadro que publicó en 1850, adopta casi las divisiones de Duméril, estableciendo una tribu que llama venenati y que divide en las tres familias Hydridai, Najidae y Viperidae.