Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Iguanidos o Eunotos. Página 215. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



tercio de la longitud total de la coluna. No hay distinción evidente entre los intestinos delgados y los gruesos, de suerte que en este caso, no hay ciego, como en el córdilo, la agama y la sitana; al paso que por el contrario, en las iguanas, el galeota y el liríocéfalo, se ve un verdadero tubo sin salida en la terminación del intestino delgado cuando aboca al canal mas grueso. La glándula pancreática es voluminosa en las iguanas, los istiuros y los liriocéfalos. La forma y la situación del bazo varian. Lo regular es que se halle colocado en medio del mesenterio debajo del estómago, unas veces á la derecha como en la iguana, y otras á la izquierda ó en medio de la porción inferior del estómago, que es lo que se nota en los mas.

Acerca de todos los demás órganos del animal no encontramos observación ni disposición alguna que merezca especial mención.

La estructura de las iguanas indica desde luego sus costumbres y sus hábitos. No encontramos en esta familia con reptiles en general muy ágiles; en primer lugar porque todos viven en climas cálidos, y en segundo porque todos tienen los miembros muy desarrollados y propios para sostener el tronco. Algunos, merced á la forma comprimida y á la excesiva longitud de su cola, pueden habitar las sábanas inundadas. Sus uñas ganchosas les permiten trepar fácilmente y perseguir á los pequeños animales, que les sirven de habitual alimento. Por fin, en América se come la carne de las iguanas.

Réstanos ahora manífestar cómo están repartidos los iguánicos en la superficie del globo. Los pleurodontes pertenecen al parecer exclusivamente al Nuevo Mundo, menos el género Brachilophus. Por otra parte la América no nutre nigun acrodonte, pues todas las especies de este grupo se encuentran en Asia, en África y en Australasia, y una sola en la Europa austral todos los iguánidos que se han observado en América, habitan su región meridional, á no ser el Phrynosoma cornutum y el Tropidolepis undulatus, que por lo visto son originarios de las comarcas septentrionales. En Europa solo se conoce un ¡guánido (Stellio vulgaris), común también al África y al Asia. En esta última parte del mundo, se cuentan otras treinta y dos especies, veinte y ocho de las cuales pertenecen á las Indias orientales. Entre las otras cuatro se cuenta el Brachilophus vittatus que es el único de la subfamilia de los pleurodontes que sea extraño á la América; y luego tres frinocéfalos, cuya habitación parece Iimitada á la parte norte del Asia. En África se encuentran, ademas del estelion vulgar, otras doce especies, á saber: un frinocéfalo, tres uromastix y ocho agamas. La Australasia produce las cuatro especies referidas al género grammatóforo, y el saurio tan caprichoso por su forma, denominado ciamtdoíourtb. Reune, pues, un total de seis especies.

Los dos siguientes cuadros darán una idea exacta de las distribuciones geográficas de los géneros y de las especies conocidas, en un orden tal que se pueda distinguir á primera vista las diferentes regiones del globo que hasta ahora carecen al parecer de ellos, y las que las alimentan en mayor ó menor número. En resumen, se ve que hasta el presente no se ha descubierto pleurodonte alguno en Europa ni en África; al paso que se ha observado un acrodonte en la primera de estas dos partes del mundo y doce en la segunda. La América cuenta noventa y cuatro pleurodontes, pero ningún acrodonte, habiéndose encontrado uno solo de los primeros en Asia, y treinta de los segundos. Por fin, ni un pleurodonte hay en Australasia, pero en cambio alimenta siete especies de acrodontes.

plora las cualidades olfativas de su presa mas bien por el oido y la vista que por el olfato, ademas de que la respiración se verifica muy lenta ó con grandes intervalos.

La lengua da sensación de los sabores, pero sirve sobre todo para mover la presa sometida á la acción de los dientes y al acto de la deglución. Bajo este último concepto se baila enlazada con el hioides que presenta con efecto importantes modificaciones en los diversos géneros. Por lo general es corta, ancha, móvil en su extremidad , pero no está profundamente hendida en su punta que es libre. En cuanto á su base, no puede entrar en un zurrón, carácter que la distingue en particular de la de los varánidos y de los camaleones. Por eso Wagler empleó la expresión de paquiglosos para indicar esta disposición. La lengua se halla siempre húmeda y protegida por una capa de un jugo viscoso; y sus papilas, de forma varia (pues unas son cónicas, y otras como escamosas y recargadas de delante atrás) deben servir al parecer para la percepción de las materias sápidas.

Salvo algunos géneros, y en particular los otocriptos y frinocéfalos, cuyo tímpano no es aparente, todos los iguánidos tienen un conducto auditivo, mas ó menos ensanchado en su orificio exterior ó á flor de cabeza, y á veces (como en ciertos agamas no es mas que una simple hendedura, cuya entrada se halla protegida por algunas escamas puntiagudas y como espinosas.

Todos los iguánidos conocidos tienen ojos con párpados movibles; la órbita varia por su extensión y por los límites que determinan los huesos de la cara y del cráneo. La mayor parte tienen el arco superciliar muy anterior; y á veces es tuberculoso y muy saliente, como en el ofriesa y en el hipsibato. Dícese que algunas especies son nocturnas, pero hasta ahora ningún observador ha indicado que se note en ellas una pupila linear.

Pocas ó nulas son las particularidades que debemos dar á conocer de los órganos de la nutrición. En esta familia se observan de un modo mas evidente los dientes palatinos y pterigoideos, conforme los tienen también las serpientes. Lo propio sucede con el hioides, cuyos cuernos y parte superior de estos son tan prolongados que en algunas especies sirven para sostener la piel que forma la papada ó el repliegue longitudinal de los tegumentos debajo del cuello y de la mandíbula inferior en las sitanas, los basiliscos, los dragones, y sobre todo en los Anolis. Cuvier, Wagler y Bell, son los autores que debe consultar quien desee enterarse á fondo de estos puntos. Wiegmann, Wagler, Garus y Duméril encontraron el ventrículo de muchas especies, lleno de gran cantidad de restos vegetales, como flores, hojas y semillas, lo cual induce á creer que varias de ellas deben ser herbivosas, deducion que no confirman los dientes, pues ni llevan coronas tuberculosas, ni están compuestos de esmalte y de cemento óseo aparente. En la mayor parte parece que el estómago es una porción continua del esófago, sin mas diferencia que las fibras, y las arrugas siguen por lo común otra dirección. Tampoco hay verdadero cardias. El ventrículo propiamente dicho suele ser cónico, y el piloro solo se distingue por leve angostamiento, que es bastante largo en el estelion, en el istiuro fisignato, y en las iguanas. En el pólicro, en los galeotes y en el liríocéfalo, este piloro está generalmente poco marcado á causa de su cortedad y del poco espesor de sus paredes. Varia la longitud de los intestinos, pudiéndose decir que en las especies de cola muy larga, como las iguanas, las proporciones del tubo digestivo apenas llegan al



 

Índice de páginas de Zoología Reptiles. 

Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Iguanidos o Eunotos. Página 215. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.