Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Iguanidos o Eunotos. Página 209. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



SAURIOS O LAGARTOS.  209

Sigue, por fin, Duméril. Este erpetologista, atento á la imp'antacion de los dientes , implantación que concuerda con las regiones que liabitan los iguánidos, los dividió en las dos subfamilias de los acrodontes y pleurodontes. Es de advertir que esta disposición de los dientes no siempre es fácil de observar ó comprobar á primera vista, porque no se pueden sepQrar las mandíbulas en el animal vivo, ó muerto, si se conservó en alcohol; y, si se consigue, suele ser preciso,

Eara ver como están fijas las coronas de los diente1-, ender las encias á fin de convencerse de la presencia del surco en los pleurodontes, y de su falta en los acrodontes. Por una singular relación, cuya causa, objeto y efecto se ignoran, viven en el antiguo mundo y en el nuevo géneros que al parecer se corresponden por la forma ó las apariencias exteriores; porque los primeros, es decir, los pleurodontes ó las especies la mayor parte americanas, tienen los dientes en una especie de fosa excavada á lo largo del borde de los huesos de las mandíbulas á las cuales se adhieren sólidamente no mas que por la cara interna de las coronas; y los segundos, ó los acrodontes, observados los mas de ellos en África ó en Asia , tienen las coronas dentarias soldadas con la parte mas saliente de estos mismos huesos que cubren las encías, de suerte que los dientes forman parte continua de los maxilares, los cua'es por lo tanto no tienen jamás surco alguno. Componen hoy dia esla familia cuarenta y seis géneros, con unas ciento cincuenta especies próximamente. La primera subfamilia (Pleurodontes) reúne ella sola treinta y un géneros, al paso que no se cuentan mas que quince en la segunda (acrodontes).

Separados los córdilos, cuyas escamas verticiladas leba naturalmente entre losciclosaurios, no encuentra Duméril admisib'e la idea de dividir los iguánidos en varias familias. Y asi es que, acorde con Cuvier, Wagler y Wiegmann, admite dos grandes secciones ó subfamilias, pero sin seguir los mismos principios, pues no se vale ni de la presencia ó falta de los dientes palatinos como el primero, ni de la forma comprimida ó deprimida del cuerpo (caracteres de menos valor, pues entre los anolis hay especies comprimidas y otras deprimidas) conforme los dos segundos. Atendió Duméril al sistema dentario , cuyas particularidades ro van enlazadas con ningún otro carácter notable de la organización : no habia, pues, caracteres suficientes para fundar dos familias, por lo cual se limitó á constituir dos secciones que forman dos series paralelas, compuestas de especies , entre las cuales las de la una son , en cuanto á las formas esteriores, casi semejantes á las de las otra, y algunas hay que parecen exactamente construidas bajo el mismo modelo. Los ejemplos mas notables nos los ofrecen los basiliscos y los istinros, las iguanas y ciertos lofiros, los géneros Oplurus y Dorypborus por una parte, y or otra 'os Uromastix. Los calisaurios recuerdan, asta cierto punto las formas de los dragones , y los hipsibatos las de las especies de agamas denominadas A. atra y A. colonorum.

No es fácil, por mas que lo parezca á primera vista reunir los géneros en varios pequeños grupos que franqueen la determinación de aquellos, ó lo que es lo mismo, subdividir en tribus, de un modo bien exaeto, estas dos grandes secciones ó subfamilias. La razón de esta anomalía estriba en que todos los géneros se enlazan unos con otros por medio de gradacio-ciones, por decirlo asi, insensibles. DuAnéril intentó hacerlo , pero con un resultado tan poco satisfactorio que no se atrevió á aplicarlo en su clasificaron. De todos los grupos que formó solo se dist'nguen bien los anélidos por la conformación de sus dedos caracterizados de un modo muy particular.

Sin embargo, estos grupos, considerados de un modo general, denotan, hasta cierto punto, relaciones naturales entre los géneros asi dispuestos, pero téngase entendido que son mas bien esbozos indicados por la conformación aparente , que divisiones establecidas sobre verdaderos caracteres, conforme exigen losnaturalislas.

Esta familia de los iguánidos no permite su división en géneros de un modo tan regular y en apariencia tan natural como los que se han establecido en las demás tribus del mismo orden de los saurios. Queremos decir con eso que los caracteres distintivos de los géneros no tienen por base las diversas modificaciones que presenta una misma parte de' cuerpo ó un órgano especial comparado en toda la serie de las especies de las dos subfamilias, como se verifica, por ejemplo , en los cocodrílidos, que tan notable diferencia ofrecen en la forma del hocico ó de las mandíbulas, ó bien como en los geckótidos, cuyos géneros han sido fundados principalmente aten liendo á la forma de los dedos. En los iguánidos, para establecer los géneros, ha sido preciso recorrer todas las partes del cuerpo para encontrar caracteres, y asi es que unas veces se recurre á la diferencia que se observa en la forma de los dedos, y otras á la presencia ó falta, ya de una papada, ya de los dientes palatinos, ya de los poros femorales. En ciertos casos se ponen en oposición los diversos modos de estar plegado el cuello, y en algunos se ha tomado en cuenta el mayor ó menor desarrollo que adquiere la piel de los costados, ora forme una simple doblez, ora se extienda horizonta'-mente en una especie de membrana aliforme , sostenida ó no en su espesor por las falsas costillas prolongadas. También ha servido la presencia ó la no apariencia del canal auditivo externo. La forma de la misma cola, ó la disposición de fas escamas que la protegen han sido empleadas en varias ocasiones para contrastar géneros ofines por la marcha simétrica , pero muy diferentes bajo otros muchos conceptos.

A continuación ponemos dos cuadros sinópticos, de los cuales el primero presenta la división de los iguánidos en nueve tribus, división que según hemos dicho ya es inadmisible, y el segundo es un análisis de la clasificación que vamos á seguir.

i;

TOMO IV



 

Índice de páginas de Zoología Reptiles. 

Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Iguanidos o Eunotos. Página 209. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.