Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Tortugas. Página 119. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



QUELONIOS O TORTUGAS. . 119

nicas, que (¡otlwald dióá conocer y figuró en la Chelonia caouana. Las demás modificaciones del tubo intestinal y de los órganos de la nutrición en general no dilieren esencialmente de la organización de los quelonios hasta aqui descritos.

Las tortugas de esta familia son sin disputa las que llegan á adquirir mayores dimensiones. Hánse visto con efecto individuos del género Sphargis que pesa-han hasta mil quinientas ó mil seiscientas libras , y Chelonia de ochocientas á nuevecientas libras, cuyo simple carapacho media quince pies de circunferencia y cerca de siete pies de longitud. Solo los cocodrilos entre los reptiles, pueden apenas compararse con tan enorme volumen. Según parece viven y crecen durante muy largo tiempo. El carapacho de los individuos muy viejos se encuentra ó menudo alterado por la adherencia de animales parásitos tales como Frustras, Sérpulas, Balanus y Corónulas. Atácanles igualmente los anélidos, los cuales se fijan en el origen ó la base de los miembros donde no pueden molestarles los movimientos de la tortuga.

Las circunstancias que preceden ó que acompañan al acto de la reproducción en los talasitas no están aun bien conocidas. Como los viajeros han referido hechos que no son absolutamente idénticos, tal vez habrán observado individuos de especies dilerentes. Lo cierto es que en general los machos son mas pequeños que las hembras, y que su órgano generador situado en la base de la cola, sale entonces de la cloaca; que es sencillo ó único, aunque está compuesto de dos cuerpos cavernosos eréctiles, pero aplicados el uno contra el otro en toda su longitud, de suerte que dejan debajo un surco que va á terminar hacia la punta del órgano, que sirve al propio tiempade medio de intromisión, de gorguera dilatable y de canal destinado á dirigir el semen y eyacularlo cuando está verificada su intromisión en el órgano femenino.

La época de la fecundación es fija por decirlo asi para cada especie , verificándose de ordinario á principios de la primavera. La unión de los sexos dura mucho tiempo , pero no andan acordes los autores acerca de las circunstancias de esta cópula, que llaman cavalage, y que según unos dura catorce ó quince dias, al paso que según otros dura doble tiempo. También varian al referir el modo de verificarse esta íntima unión, que siempre tiene lugar en el agua. Pero unas veces el macho permanece sobre el carapacho de la hembra durante todo este tiempo, y otras los dos petos se hallan en contacto , teniendo los dos animales la cabeza fuera del agua. Por fin, según algunos, consumada la cópula, los dos individuos se vuelven y quedan opuestos el uno al otra, cual sucede en la raza canina.

Como sea, solo las hembras se ocupan en la puesta después de fecundadas. Para depositar sus huevos tienen que recorrer á menudo espacios de mar de mas de cincuenta leguas, pero los machos les siguen ó les acompañan en estas especies de viajes ó migraciones. Merced á un instinto particular, casi todas las hembras de los mismos parajes acuden, de todas partes y en épocas casi fijas, á la playa arenosa de algunas islas desiertas. Allí, durante la noche, se entretienen en hacer hoyos de dos pies de diámetro, pero como siempre llevan intención de establecerlos mas allá de la linea hasta la cual llegan las aguas en las mas altas mareas, necesitan muy á menudo arrastrarse penosamente sobre las arenas recorriendo grande espacio. Salen del mar con muchas precauciones y temores, después de puesto el sol y en una sola noche preparan velozmente el nido donde ponen hasta cien huevos á la vez. Asi sucesivamente verifican hasta tres puestas con dos ó tres semanas de intervalo. Los huevos varian de tamaño y salen perfectamente esféricos como balas de dos ó tres pulgadas de diámetro. Después de cubierto el nido conmanuda arena, se vuelve el ani-

mal al mar. Los huevos permanecen asi expuestos á la elevada temperatura que produce la acción de los rayos solares en los climas ecuatoriales.

En el momento de ser puestos los huevos la membrana que les envuelve es un poco flexible, aunque se halle protegida por una capa tenue de materia caliza, poco porosa, muy blanca ó sin ninguna mancha colorada. Estos huevos tienen en el interior una clara poco viscosa, de un color ligeramente verdoso; viene áser una materia albuminosa inodora en la mayor parte de las especies; en otras está impregnada de un olor parecido al del almizcle , y que desagrada á muchas personas cuando se cuecen, pues son buscados como alimento; pero este albumen no se coagula ó no puede solidificarse completamente por la acción del fuego. El vitellus ó yema varía por su tono mas ó menos naranjado, según las especies, y también es mas ó menos grasiento ú oleaginoso.

Estos huevos fecundados se abren desde los quince á los veinte y un dias, y las pequeñas tortugas que salen de ellos aun no tienen formadas las escamas. Son blancos, como ahilados, y sin embargo, por un instinto natural, apenas salen del cascaron, se dirigen á las aguas del mar, en las cuales les cuesta á menudo sumergirse antes de haberlas, por decirlo asi, estudiado ; entonces es cuando vienen á ser presa de ciertas aves carniceras que espian en el aire el momento de su abertura ó rotura; y si pueden hundirse en las aguas llegan á ser víctimas de peces voraces y de legiones de cocodrilos que acuden con igual objeto á aquellos sitios, donde permanecen emboscarlos para devorarlos.

Encuéotranse los talasitas en todos los mares de los países cálidos, principalmente hacia la zona tórrida, en el Océano equinoccial, en las playas de las Antillas, de Cuba, de la Jamaica, en las islas de los Caimanes, de Santo Domingo; en el Océano atlántico, en las islas del cabo Verde y de la Ascensión; en el Océano índico, en las islas de Francia, de Madagascar, Se-chelles, y Rodríguez, en Veracruz, en el golfo de Méjico ; en las islas Sandwich y de los Galápagos en el Océano pacífico. Las que se encuentran en el Mediterráneo y en el grande Océano atlántico parece que se hayan extraviado, pues se las observa tan solo aisladamente.

Las tortugas marinas son tal vez, entre los reptiles, las especies de que el hombre reporta mas beneficios y saca mas utilidad. Por eso en los climas donde abundan los talasitas, es muy importante su pesca ó captura. Búscaselas principalmente para recoser su carapacho, su carne, su grasa, sus huevos y sus escamas.

En los países donde son comunes estas grandes tortugas, y llegan á adquirir enormes dimensiones, los indígenas se sirven de los carapachos como de canoas ó esquifes para costear las playas ; ó bien los emplean para cubrir con ellos suschozas, construir bancos, para abrevar á los animales domésticos, y como baños para lavar á las criaturas. Desde muy antiguo se conocían ya estas circunstancias, jiues en Plinio y Estrahon se leen pasajes que prueban que ciertos habitantes de las orillas del mar Rojo, llamados que-lonnfagos, sacaban partido de los productos de estos animales. Sobre el particular dice Plinio (Hist. Anim. lib. VI, cap. XXV): « Tantie enim magnitudinis apúñeos proveniunt testudines, ut singular, singulis casis tegendis sufficiant el navigantibus chelonophagis scapharum usum pra'beant.'fí

La carne de muchas especies, principalmente del género Chelonia, principió por ser buscada por los navegantes con motivo de ser un alimento sano, agradable y sustancioso, apreciado sobre todo porque era una comida fresca después de largos viajes por mar; pero en seguida se ha servido en las mejores mesas. Hoy dia se le considera como un plato de lujo, y es

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Reptiles. Tortugas. Página 119. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.