Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Reptiles. Tortugas. Página 65. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



QUELONIOS

gue ni cardias, ni piloro en el exterior.—151 resto del tubo iligestivo es muy extenso y presenta un gran número de circunvoluciones: su diámetro es muy estrecho en el punto donde aboca al ciego ó mejor al recto, porque solo hay un intestino grueso muy corto. Obsérvase allí una valvulilla que debe oponerse al retroceso de las materias que han recorrido los intestinos, y en la otra extremidad, esta porción del tubo aboca á la cloaca juntamente con los órganos genitales en los dos sexos, con las bolsas anales, y con el meato urinario de la vejiga.

El hígado es generalmente muy voluminoso y se compone de dos lóbulos principales, uno á la derecha y otro á la izquierda. Entre estos dos lóbulos y sobre su convexidad se encuentra el pericardio, y por consiguiente el ventrículo del corazón. Debajo , y en el espesor del lóbulo derecho, está alojada la vejíguilla de la hiél, con sus canales cístico y colédoco que abocan al duodeno. También han sido descritos un páncreas con sus canales y un bazo; este último es redondeado, y se halla situado entre el ciego y el páncreas en el espesor del mesenterio.

ARTÍCULO SEGUNDO.

De la absorción en las tortugas.

Acerca de la absorción nos limitaremos á decir que una porción del agua en que se hallan sumergí las las tortugas pasa á su cloaca ; tal vez sea absorbida en parte, quizás sirva para los movimientos, según se sabe de otros animales que depositan también agua en el último intestino guarnecido de branquias, y que nadan expeliendo bruscamente esta agua : tal es lo que se observa en las larvas de las libélulas, y lo que Townson indicó igualmente en sus investigaciones sobre la absorrion, donde refiere que habiendo puesto dos tortugas vivasen agua colorada, vació, por medio de un tubo, la cavidad de la cloaca que estaba llena de este líquido, cuya naturaleza se daba ó conocer por su tinta.

ARTÍCULO TERCERO.

De la respiración en las tortugas.

Ya conocemos muchos pormenores acerca de la respiración de las tortugas (pág. 35, col. 1."), de suerte que poco es lo que nos queda por decir. La masa de los pulmones es muy voluminosa pudiendo rutener en ella gran cantidad de aire, lo cual nos explica por qué pueden estar sumergidas durante horas enteras, y vivir en una atmóstera, aunque sea dañosa, por largo tiempo.

Las tortugas son mudas, pues lo único que producen es un resoplido prolongado. Sin embargo , algunos observadores hablan de los gritos de los potami-tas, y de los ruidosos quejidos de las especies del género llamado por eso Sphargis, de <rfapo.ji&, (lístenlo gutture sonum edo.

ARTÍCULO CUARTO.

De la circulación en las tortugas. Hablamos ya de la circulación en las tortugas

0 TORTUGAS. ffS (pág. 37,col. 1."), por manera que ahora solo nos resta indicar una que otra particularidad de escasa importancia. En general el ventrículo es mas ancho que largo, ocupa la región inferior del pericardio , y

¡ recibe las aurículas y los vasos mayores por su base, j que está delante ó dirigida hacia la cabeza. El mecanismo de su acción es bastante complicado, y sus válvulas están reforzadas por laminillas óseas situadas ¡ en su espesor. El ventrículo consta de varias cavidades que comunican realmente entre sí. Con efecto, la sangre arterial contenida en la cavidad izquierda va á mezclarse por una abertura que hay en el tabique, con la sangre venosa. Sin embargo, la mayor porción de este Guido se dirige hacia los troncos de las arterias aortas, y por el contrario la sangre venosa es impelida por otra porción del ventrículo á las arterias pulmonares.

Las dos aurículas son de paredes delgadas y membranosas, si bien tienen hacecillos de fibras "musculares, como retalladas, destinadas á producir su contracción. No hay válvulas en la entrada de las venas pulmonares ó arteriosas, pero si se ve una en la

I del ventrículo correspondiente. Las venas cavas se reúnen para formar un seno común que aboca á la aurícula derecha, en cuyo punto se encuentran dos válvulas para oponerse al retroceso de la sangre, cuando =e contrae la aurícula derecha.

ARTICULO QUINTO.

De la calorificación en las tortugas.

En algunas circunstancias, obligadas las tortugas por el excesivo calor ó por el frío a encerrarse completamente en su carapacho, como ciertos moluscos en sus conchas, sobre todo los quersilas, caen en uea especie de entorpecimientos ó de letargo durante el cual no ejecutan movimiento alguno. Esta circunstancia les permite guardar una abstinencia voluntaria ó forzada durante mucho tiempo, prolongándose á veces mas de un año. Aristóteles conoció ya este hecho, comprobado posteriormente por Redi, Blaés, Gautier, etc.

Acerca de lo demás que podemos decir sobre la calorificación véase lo consignado ya en otro artículo (págs. 37 y 38, cois. 2." y 1.a).

ARTÍCULO SEXTO.

Dé las secreciones en las tortugas. Las vejigas anales (pág. 38, col. 2.a), están muy desarrolladas en los quelonios. Obsérvaselas en ambos sexos; y según parece debe verificarse una especie de excreción en las mismas paredes de las membranas, porque no hay conducto alguno destinado á expulsar el humor de dichos depósitos que se abren á cada lado por una hendidura longitudinal en el interior de la cloaca.

Nada particular podemos añadir á lo que llevamos dicho en varios artículos de nuestra obra sobre las demás excreciones.

CAPITULO TERCERO

de LAS POCIONES DE LA GENERACIÓN EN LAS TORTUGAS.

Los machos son en general mas pequeños que las hembras; la fecundacion solo se verifica una vez al año; hay una especie de monogamia el órgano maculino es único y se compone de un cuerpo fibroso que envuelve á un tejido vascular, llamado cavernoso, surcado en su longitud y muy eréctil; tiene

o

TOMO IV

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Reptiles. Tortugas. Página 65. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.