Zoología. Aves. Página 692 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. en Aragón. 
Naturaleza de Aragón > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 692 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 3


produce el doble resultado de evitar un volumen demasiado grande del ovario, y de proporcionar al oviducto los medios de terminar sucesivamente la composición de cada huevo.

El huevo, observado en su minimun de desarrollo en el tejido del ovario, aparece bajo la forma de una vesícula traslucida.

Cuando la sustancia vitelina comienza á acumularse en su interior, el tejido ovárico que le corresponde sale poco á poco por la superficie del ovario, para formar una especie de espectáculo denominado cáliz; los vasos de sus paredes adquieren un volumen enorme, y terminan en la faz interna del cáliz, por unos moñitos ó penaehillos vellosos en medio de los cuales queda el huevo. Es pues necesario ver en el huevo un producto de secreción, y no, como, han creído algunos anatómicos, un vastago resultante de la exfoliación de la celdilla ovárica.

La vesícula translúcida, primer rudimento del huevo, se halla constituida en un principio por dos esferas concéntricas: la interna, que ha de formar el germen, se dice esfera germinativa; y la externa, que ha de encerrar la yema, se nombra estera vitelina. Las relaciones de una y otra cambian muy pronto, haciéndose escéntrica la germinativa, y encontrándose entonces en contacto con la membrana vitelina. El huevo se halla todavía aprisionado en el ovario cuando se verifica este desprendimiento: el microscopio permite ver entonces algunas granulaciones amarillentas, colocadas tan solo en un punto de su periferia. Cuando el huevo ha adquirido el tamaño de un grano de maiz, uno de sus hemisferios es trasparente, y el otro opaco y de color amarillento; en el centro de este último se percibe un punto claro que parece tocar á la membrana vitelina, y que es la esfera germinativa alrededor de la cual sé hallan dispuestos eu forma de disco los granos vitelinos.

Bien pronto el vitelus ó yema llena la cavidad que la membrana vitelina circunscribe, y se distingue la vesícula germinativa en el centro del disco precitado: este disco formado por la aglomeración de petas oleosas y de granos vitelinos unidos entre sí por una sustancia viscosa, es de color blanquizco y recibe el nombre de disco prolifero. Debajo de este disco, y continuándose con él en forma de membrana, se ve una capa granulosa que resiste poco á poco toda la faz interna de la membrana vitelina.

Cuando todo el líquido de la esfera vitelina se ha convertido en vitelas, y el huevo ha adquirido un volumen conveniente, el cáliz se hiende á lo largo de una zona semicircular, denominada estigma, donde terminan las últimas ramificaciones de los vasos capilares, y cuya dehiscencia se halla facilitada por esta disposición. El huevo, expulsado del cáliz, sale por el pabellón del oviducto. Compónese entonces de la vesícula germinativa y del disco prolifero que lo rodea, de la membrana vitelina ó del vitelus ó yema que contiene. La yema se forma casi enteramente de granillos, los unos perceptibles á simple vista, otros de uno ó dos milímetros de diámetro, y dispuestos todos de manera que sus dimensiones van disminuyendo desde la circunferencia al centro del vitelus: de ahí el aspecto granuloso que presenta exteriormente una yema después de la cocción, cuando su interior permanece todavía líquido. Además de los granillos, la yema contiene vesículas oleosas: estos elementos están destinados á suministrar las materias de la sangre del Ave, estableciendo en este punto cierta analogía con la leche de los Mamíferos.

El disco prolifero ofrece una aglomeración de granos vitelinos y vesículas oleosas, formando placas ó escamas que se sobreponen hasta su punto de contacto con la esfera germinativa, la cual contiene un gran número de esterillas trasparentes, que representan otras tantas bolitas ó pequeñitas ampollas de jabón, y que se califican de simples por carecer de núcleo central.

Después de la fecundación, que se verifica hacia el extremo del oviducto, y tal vez en el ovario, el huevo compuesto, como hemos dicho ya, de la membrana vitelina, del vitelus, de la vesícula germinativa y del disco prolifero, se interna en el canal en que debe completarse. Llegado á la primera porción del tubo ovárico, encuentra una gran cantidad de albúmina, secretada por la mucosa, y se rodea de ella. Esta primera capa de albúmina se concreta formando una membrana; y á medida que el huevo, impulsado por las contracciones del tubo musculoso que lo contiene, adelanta rodando sobre su eje, dicha membrana se tuerce en cada uno de ambos extremos, y forma dos prolongaciones llamadas ligamentos, los cuales se retuercen en sentido opuesto, como las extremidades de un pañuelo mojado que se retuerce para esprímirse el agua. Continuando su marcha por el oviducto, el huevo encuentra nuevos productos albuminosos, con los cuales se rodea también, aumentando así de volumen hasta aquí, provisto de toda la clara ó albumen propiamente dicho, llega á un punto angosto del oviducto, que recibe el nombre de istmo; allí cesa la función de la mucosa, que tiene por objeto secretar albúmina: la nueva secreción consiste en delicados filamentos que, tejiéndose en forma de membrana, se ajustan sobre el huevo á medida que este recorre aquella región del oviducto, dicho tejido constituye mas tarde dos membranas, entre las cuales, y tan solo en el lado correspondiente al extremo mas ancho del huevo, se acumula, inmediatamente después de la puesta, cierta cantidad de aire.

Cuando el huevo toca cerca de la extremidad del oviducto, recibe allí un depósito calcareo que pronto se solidifica, y además una capa epidermóidea que contiene la sustancia colorante, homogénea ó mosqueada que se observa en los huevos de ciertas Aves.

Resumamos en pocas palabras la composición del huevo en el momento de la puesta: la esfera germinativa, ocupando uno de los puntos de la periferia de la esfera vitelina, cuyo centro ocupaba al principio, se halla protegida por el disco prolifero y por una envoltura membranosa y espesa, denominada membrana de los ligamentos; por una capa albuminosa (albumen condensado), revestida de una película muy fina que se nombra membrana del albumen; por otras dos membranas filamentosas, llamadas membranas interna y externa de la cámara de aire; por una sustancia calcárea sólida y muy porosa, llamada cascara, y por la membrana epidermóidea.

Durante esta rápida formación de las partes accesorias del huevo, la fecundación se efectúa y las partes esenciales se modifican: la vesícula germinativa visible hasta entonces, desaparece rompiéndose y derramándose su contenido en la concavidad del disco prolifero.

Aquí comienza la vida aérea del Ave; su nacimiento data desde el momento de la puesta; sus órganos se hallan, es cierto, representados por un disco informe; pero ahora va á encontrar á mano materiales mas que suficientes para su completo desarrollo: ya no tiene necesidad sino de una temperatura que secunde la acción asimilatriz, y de cierta cantidad de oxígeno que favorezca la sanguificacíon. Ambas condiciones se satisfacen por la incubación materna y por la cámara de aire, cavidad que se forma por efecto de la evaporación parcial del agua contenida en el albumen y en la cual ha penetrado el ambiente. La cámara de aire, que ocupa siempre el extremo mas ancho del huevo, está limitada por dos membranas situadas, la una fuera del albumen, y la otra dentro de la cascara.

Anterior | Página inicial | Página siguiente



Índice de páginas de Zoología Aves.



Amplia tu información sobre la Naturaleza de Aragón

Si quieres ampliar tu información sobre Aragón puedes empezar recorriendo sus variados paisajes
Para empezar un recorrido por la fauna también la flora los hongos la geología de su territorio y el uso del agua en Aragón.
Para deleitar la vista, puedes fijarte en la colección de fotografías de animales pequeños
Puedes sumar cultura y naturaleza en sus Parques culturales
Para profundizar puedes estudiar la Historia Natural para avanzar en las ciencias naturales o su extenso Bestiario que se desarrolla en sus monumentos históricos.

Otras páginas sobre naturaleza en Internet



Dinosaurios Ebro | Moncayo | Monegros | Ordesa
Claves | Indice Alfabético | Libros | Legislación | Diccionario

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, aves. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.