Naturaleza de Aragón > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 691 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 3



Anatomía y Fisiología 691

de la cabeza; la retina es muy gruesa, y del fondo del ojo parte otra membrana negra y plegada que se adelanta hacia el cristalino y lleva el nombre de peineta. Su naturaleza no se halla bien determinada; pero la mayor parte de los inteligentes la consideran como una prolongación nerviosa, destinada á aumentar la extensión de la facultad visual. El iris tiene contracciones muy extensas, lo cual da una gran movilidad á la abertura de la pupila, que es siempre circular- La córnea trasparente es muy convexa, y el cristalino bastante aplastado, sobre todo en las aves de rapiña, que se elevan á alturas considerables; pero estos animales tienen la facultad de dilatar ó contraer los medios trasparentes, encargados de refractar los rayos luminosos que llegan a su retina: ciertas placas óseas, dispuestas en círculos, alójanse en el espesor de la córnea opaca, cerca de su reunión con la trasparente; los músculos que hacen mover el ojo actúan sobre este círculo cuando el Ave mira: esta operación dilata y hace mas convexa la córnea trasparente y tal vez el cristalino, así como el cuerpo vitreo, lo cual produce un poder de refracción mucho mas considerable. Resulta de aquí que el Ave, que es necesariamente présbite, para descubrir desde gran altura los objetos poco voluminosos, se luce miope á su antojo cuando, al descender sobre su presa, tiene necesidad de distinguirla claramente á medida que se aproxima á ella. Finalmente, para completar tan rica organización, la naturaleza ha dado á las Aves entre sus dos párpados, de los cuales es mas grande el inferior, un tercer párpado colocado verticalmenle en el ángulo interno del ojo, que puede cubrir la córnea trasparente como una cortina, y garantirle de una luz demasiado viva. Este párpado accesorio recibe el nombre de membrana eligílante.

La masa cerebral está mucho menos desarrollada en las Aves que en los Mamíferos. Los hemisferios carecen de circunvoluciones y no se hallan reunidos por un cuerpo calloso; los tubérculos, que sirven de nacimiento á los nervios ópticos se hallan en relación, por su desarrollo con las facultades visuales del Ave; véseles salir hacia atrás y hacía fuera del cerebro, en vez de ser pequeños y estar recubiertos por los hemisferios, como sucede en los animales superiores.

CANTO de las aves.

La voz de las Aves es, como la nuestra, un soplo bibrante, sin embargo de que su laringe se diferencia en mucho de la nuestra. Recordemos sucintamente la estructura del órgano vocal en la especie humana: después del paladar y antes de la tráquea, hay una pequeña cavidad indicada en la parte exterior de la garganta por la prominencia que se nombra vulgarmente nuez ó manzana de Adán, a esta cavidad viene á posarse, cuando tragamos los alimentos una especie de cucharilla llamada epiglotis; el hueco de esta cavidad, á la cual se ha dado el nombre de glotis, es muy poco espacioso: comunica por arriba con la boca y por abajo con la tráquea, por medio de dos pequeñas hendiduras longitudinales, dirigidas horizontalmente de atrás adelante. Los dos labios de la hendidura inferior se nombran cuerdas vocales, y son los que ensanchados ó comprimidos producen los variados sonidos de la voz humana.

En las Aves la hendidura superior está muy distante de las cuerdas vocales: llámase laringe superior; tienen móviles sus labios, y no la cubre epiglotis alguna; en la parte baja de la tráquea, es decir, en el punto en que bifurca para formar los bronquios, hay una especie de travesaño huesoso que tiene encima una película ó membrana en forma de media luna; á cada lado y debajo de aquel travesaño, ó de otro modo, en el origen de cada bronquio, hay una hendidura cuyos labios son verdaderas cuerdas vocales. El primer anillo de los bronquios está separado por una membrana del último huesecillo en que termina la tráquea: en este doble tambor, llamado laringe inferior, es donde se forma la voz de las Aves, merced al juego complicado de los músculos numerosos que estiran ó aflojan las cuerdas vocales y las membranas de este aparato maravilloso. Se comprende fácilmente que el enorme volumen de aire contenido en todo el cuerpo del animal contribuye poderosamente á la fuerza y á la extensión de la voz.

En resumen, la tráquea y la laringe de las Aves no son mas que una; la cavidad de la glotis ocupa toda su longitud, y en lugar de uno hay dos pares de cuerdas vocales. En las Aves cuyo canto es poco modulado, no existe el tabique en forma de media luna; y en las que no cantan, los músculos de la laringe faltan siempre.

Huevos de las aves.

El desarrollo sucesivo de los órganos de una ave en el huevo, ofrece observaciones del mas alto interés. Las Aves tienen un ovario único, situado delante de la columna vertebral, y compuesto de saquillos membranosos, redondeados y dispuestos en racimos; las paredes de estos saquillos secretan interiormente los óvulos, que consisten en una sustancia amarilla, encerrada en una película muy fina. Estos óvulos, engrosándose rápidamente, hienden el saco que los contiene y caen entonces en un conducto membranoso, llamado oviducto, cuyo pabellón se aplica sobre el ovario y cuyo orificio inferior desemboca en la cloaca. En este momento, el óvulo no consta mas que del vitelus ó yema; en un punto del saco membranoso que lo rodea, se ve una manchita blanquecina, muy organizada ya, en el interior de la cual debe desarrollarse el Ave. El vitelus desciende poco á poco por el oviducto, y llegando á la mitad de su trayecto, se rodea de una materia espesa y glutinosa, secretada por las paredes del canal, y llamada albúmen o clara. Algo mas abajo se forma alrededor de la sustancia blanca una membrana espesa, cuya superficie externa se incrusta bien pronto de un depósito calcáreo y constituye lo que decimos cascara. En tal estado se verifica la puesta del huevo. Si entonces se le mantuviese á una temperatura conveniente por el contacto del cuerpo de la madre ó por un medio artificial, tal como su permanencia en un recinto moderadamente calefacto, donde circulé libremente el aire puro, aquel huevo se convertiría en centro de un trabajo de evolución, cuyos admirables progresos pueden seguirse hora por hora con el auxilio del microscopio. Para hacerlos inteligibles á nuestros lectores, vamos á exponer sucintamente el desarrollo del huevo de la Gallina, desde su formación en el ovario hasta el momento de la puesta, y desde esta hasta la salida del polluelo; parte dé la fisiología de los animales, que ha sido dilucidada por los anatómicos de los dos últimos siglos, y mas recientemente por los apreciables trabajos de los señores Flourens, Serres, Coste, Martin-Saínt-Ange, etc.

El ovario de la Gallina contiene una multitud de huevos que ofrecen todos los gradus posibles de desarrollo: los menores están adheridos á los mayores, y la parte del ovario que se halla en relación con estos es mucho mas rica en vasos que las cercanas; repartición desigual de los vasos oválicos que revela una intención fisiológica del Criador, teniendo por objeto la puesta sucesiva. Por esta disposición, cada región del tejido oválico se halla á su turno favorecida; convierte en provecho suyo la actividad vital; sus vasos se hinchan, se ramifican y dan lugar á una secreción abundante: tal previsión de la naturaleza 4-2».

Anterior | Página inicial | Página siguiente



Índice de páginas de Zoología Aves.



Amplia tu información sobre la Naturaleza de Aragón

Si quieres ampliar tu información sobre Aragón puedes empezar recorriendo sus variados paisajes
Para empezar un recorrido por la fauna también la flora los hongos la geología de su territorio y el uso del agua en Aragón.
Para deleitar la vista, puedes fijarte en la colección de fotografías de animales pequeños
Puedes sumar cultura y naturaleza en sus Parques culturales
Para profundizar puedes estudiar la Historia Natural para avanzar en las ciencias naturales o su extenso Bestiario que se desarrolla en sus monumentos históricos.

Otras páginas sobre naturaleza en Internet



Dinosaurios Ebro | Moncayo | Monegros | Ordesa
Claves | Indice Alfabético | Libros | Legislación | Diccionario

Museo pintoresco de Historia Natural. Zoología, animales, aves. Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 3.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.