Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Aves. Página 629 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



RIBEREAS O

estras que aquel tiene; y como esta corvadura es igual en toda su extensin la del pico de este llimn, parece que por estos caracteres dibe colocarse la Ihis entre la Cigea y el Torcuato. En efecto, participa tanto de estos dos gneros de aves, que los naturalistas modernos la han colocado con las llimas, y los antiguos la colocaron con las primeras. Herodoto caracteriz muy bien la Ibis diciendo que tiene el pico muy arqueado y las piernas tan altas como las Grullas. Este autor distingue dos especies de Ibis. La primera, dice, tiene el plumaje enteramente negro; y la segunda, que se encuentra cada paso, es toda blanca, excepcin de las plumas de las alas y de la cola que son muv negras, y de la parte desnuda del cuello y de la cabeza que solo est cubierta con el pellejo.

En vista del respeto popular y tan antiguo que se profes esta ave famosa, no es de admirar que su historia est cargada de fbulas. Se ha dicho que las Ibis se fecundaban y engendraban por el pico: Solino parece no duda de ello, pero Aristteles se burla con razn de esta idea de pureza virginal en esta ave sagrada. Pierio habla de una maravilla de gnero bario opuesto: dice que, segn los antiguos, naca el Basilisco de un huevo de Ibis, mimado dentro de esta ave, de los venenos de todas las serpientes que devora. Estos mismos antiguos han escrito tambin que el Cocodrilo y las Serpientes, tocados con una pluma de Ibis, quedaban inmviles como por encanto, y que hasta con frecuencia morian en el acto mismo. Zoroaslro, Demcrito y Fileo son los que han sostenido estos hechos; otros autores han dicho que la vida de esta ave divina era excesivamente larga; los sacerdotes de Hermplis pretendan asimismo que podia ser inmortal, y para probar su aserto ensearon Apion una Ibis tan vieja, decian ellos, que no podia morir.

Esto no es mas que una parte de las ficciones que han nacido en el fantico Egipto, con relacin estas Ibis: la supersticin traspasa todos los limites; mas si considera el prudente fin que pudo tener el legislador consagrando el culto de los animales tiles, no se nos ocultar que en Egipto estaba fundado en la necesidad de conservar y de multiplicar aquellos que podan oponerse las especies dainas. Cicern observa juiciosamente que los egipcios no tuvieron mas animales sagrados que aquellos cuya vida les importaba fuese respetada, por la grande utilidad que de ellos sacaban: juicio sabio y harto diferente del impetuoso Juvenal, que cuenta entre los crmenes del Egipto su veneracin por la Ibis, y declama contra su culto, que la supersticin exager sin duda, pero que la sabidura debi conservar, ya que es tal la debilidad del hombre, que los legisladores mas profundos creyeron deber hacer de ella el fundamento de sus leyes.

Mas ocupndose ahora de la Historia Natural y de los hbitos reales de la Ibis, reconocemos en ella no solo un vehemente apetito por la carne de Serpientes, sino tambin una fuerte antipata contra toda clase de Reptiles, quienes hace cruelsima guerra, y asegura Belon que los va siempre matando aunque ya se encuentre satisfecha. Dice Diodoro Sculo que la Ibis se pasea dia y noche por las orillas del agua acechando los Reptiles, buscando sus huevos, y destruyendo de paso los Escarabajos y Langostas. Acostumbradas estas aves al respeto que les tenian los egipcios, llegaban sin temor basta dentro d las poblaciones; y Estrabon refiere acerca de esto que llenaban las calles y plazas de Aljandria, en trminos que llegaban incumodar; que la verdad consuman las inmundicias; pero que atacaban tambin lo guardado, ensucindolo todo con su excremento : inconvenientes que podian en efecto chocar un griego, pero que los supersticiosos egipcios toleraban con placer.

Estas aves anillan en las copas de las palmeras, y lo colocan en lo mas espeso de las hojas punzantes para preservarlos del asalto de los Gatos, que son sus enemigos. Parece que su puesta es de cuatro huevos: por lo menos as se puede inferir de la explicacin de la Tabla isiara por Pignoro, en la que se dice que la Ibis seala su puesta por los mismos nmeros que la luna seala sus tiempos, ad tunee rationem ova fingit; lo qu parece no puede entenderse de otro modo sino diciendo, con el doctor Shaw, que la Ibis pone tantos huevos cuantas fases tiene la luna , esto es, cuatro. Eliano explica la razn porque esta ave est consagrada la luna, y al mismo tiempo indica el tiempo de la incubacin, diciendo que emplea tantos dias en sacar sus pollos cuantos pone el astro lsis en recorrer el circulo de sus fases.

IBIS DE MADAGASCAR

Ibis cristatus (Lin); Tantalus ibis (Lath.)

Es una magnfica y curiosa especie , que el Museo de Pars no posea por entero en tiempo de Ruffon, por lo cual este naturalista solo present en lamina la cabeza de esta ave.

Este Ibis es el Acolio-vuelch de los habitantes de Madagascar, y el nombre que le dan significa Gallo de los bosques. Ostenta su cabeza un amplio moo negro, blanco y verde dorado, el cuerpo es totalmi n-te de un precioso castao purpreo, las alas son de un blanco de nieve y los tarsos encarnados.

IBIS PLOMIZO.

Ib. plumbens (Temm.); Curruca color de plomo (Azara .) Ibis corulenscens (Vieill.)

Se encuentra tanto en el Brasil, como en el Paraguay, y Mr. Temminck lo describe en los siguientes trminos. El grito de esta ave es fuerte y agudo, repite con frecuencia la slaba ta, que retumba lo lejos, y tal vez nn sea otra la razn por que los criollos espaoles de Buenos-Aires le dieron del mismo modo que algunas otras especies el nombre de Mandurria que significa mazo de Calafate, instrumento de tal modo estrepitoso, que casi ensordece y se deja oir grandes distancias. lil macho y la hembra se separan muy pocas veces, siendo muy raro que se retinan en bandadas de cierto nmero de individuos. Nunca se hallan la inmediacin de las aguas, bien sean corrientes estancarlas, pero visitan con frecuencia los terrenos arcillosos, y segn se dice, no desdean la carne muerta de los animales.

Su talla es igual la de una gallina de Indias, las plumas de la nuca y del occipucio son muy angostas puntiagudas, y tienen la longitud de tres pulgadas y meda. El ave las endereza y las baja cuando est bajo el dominio del temor. La piel desnuda del ngulo del pico, comunica con la desnudez que le advierte en torno del ojo. Una faja blanca, cuya latitud es de cuatro lneas, cubre la frente y so extiende hasta encima del ojo. Las dems partes del cuerpo, la cabeza y el cuello, tienen un precioso color ceniciento azulado de matiz plomizo, excepcin de las plumas dla nuca y el occipucio, cuya parte media es blanquecina. La cola, las remeras y las coberteras superiores de la parte extensa del ala son negruzcas, y las del medio grises, el iris es de color de naranja, os pies son rojizos, y el pico es negro teido de violeta y verduzco en su base. No se observa diferencia alguna en el plumaje de ambos sexos: su longitud total es de veinte y seis veinte v siete pulgadas 40"



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Aves. Página 629 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.