Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Aves. Página 615 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



cilios; y fuerza es suponerle el picotazo muy Seguro y pronto para alcanzar y herir una presa que pasi como un relmpago; pero "en cuanto \ los Pescados algo mayores, dice Willtighhy. con loria verosimililnil, que pica y hiere muchos que no saca riel agua. Cuando en invierno cubre el hielo los campos y se ve reducida permanecer cerca rio las fuentes" termales, va tentando con los pies en el lgamo , v palpa de esta malicia su [irosa, sea Pez o Rana.

La Garza, auxiliarla de sus largas piernas, puede entrar en el agua, sin mojarse, hasta la altura de masde un pi. Sus dedos son excesivamente largos: el medio es tan largo como el tarso; la ua que lo termina es dentellada en lo interior como un peine, v estas pas son para el ave un apoyo y otras tantas'abrazadera para asirse de las raicillas que cruzan el lgamo , sohre el cual se sostiene abriendo sns largos dedos. Su pico esta armado tambin de dentellones vueltos hacia airas, con les que sujeta al Pez, que sin esto podria desbzrsele. Su cuello se dobla las mas veces en dos, y se dira que este movimiento se cjccula por medio de un gozne, porque so puede hacer mover el cuello de esta manera, aunque muchos! dias despus de muerta el ave. Willughby dijo equivocadamente que la quinta vrtebra del cuello esl en sentido inverso y contrario las dems : pues habiendo examinado el esqueleto de la Garza, hemos contarlo diez y ocho vrtebras en el cuello, y solo hemos observado que las cinco primeras principiando contar desde la cabeza, estn romo comprimidas por los Indos y articuladas una sobre otra por medio ele un resalto de la precedente sobre la siguiente, sin apfisis, los cuales no se empiezan ver sino sobre la sexta vertebra. Por esta singularidad rio conformacin, se endereza la parte del cuello que est ariherente al pecho, y la que lo est la cabeza se vuelve en forma de semicrculosubre la olra, se sienta de moelo que el cuello , la cabeza y el pico se doblan en tres partes una sobre olra; el ave endereza de golpe, y como por medio de un resorte, esta mitad doblarla, y dispara, por decirlo as, su pico como una Azagaya: cuando extiende el cuello en toda su longitud, pueile alcanzar, lo menos, basta la distancia de Iros pies y medio a la redonda. En fin, en estado de perfecto reposo, este cuello tan desmedidamente largo, desaparece y se pierde entre los brazos, los cuales parece est cerno pegada la cabeza. Sus alas plegadas no exceden la cola, que es muy corta.

Para volar estira sus piernas Inicia atrs, deja caer el cuello sobre el eiorso, lo dobla en tres partes, m-clu-o en ellos la cabeza y el pico, de manera que mirando desde abajo no se la ve la cabeza, sino simplemente un pico que parece le sale del pecho. Despliega unas alas mas grandes proporcin que las de ninguna ave ile Rapia; son muy cncavas, y azotan el aire con un movimiento igual y regular; y con este vuelo uniforme se remonta y llega la Garza a tanta allura, queso pierde rie vista en la regin de las nubes. -Por lo comn arranca el vuelo cuando el tiempo amenaza lluvia ; y rie sus movimientos y actituries sacaban los antiguos muchas conjeturas, acerca del estado del aire y los cambios de temperatura : si eslaba triste inmvil sobre la arena de las platas anunciaba hielos; si mas inquieta y gritadora que de costumbre, prometa la lluvia ; y'con la cabeza cairia sobre el pecho, indicaba viento que habia rie soplar rie la parte hacia donde tenia vuelto el pico. ralo y Virgilio, Teofrasto y Plinio, sienlan estos presagios, que lian dejario va rie sernos conocidos riesrie que los ole rlos del urte, mas seguros, nos lian hecho descuidar en esta parte las observaciones de la naturaleza.

Sea como quiera , li.iv poras aves que se remonten tanla allura, v que sin salir rio! mismo clima bagan viajes tan largos como las Garzas; y con frecuencia,

guila y el Halcn, no elude las mas veces el ataque sino remontndose en los aires y haciendo esfuerzos para mantenerse siempre encima, de manera que desaparecen d nuestra vista con sus enemigos en la regin de las nubes. Ya era bastante con que la naturaleza hubiese creado estos enemigos tan temibles para la desgraciada Garza, sin aadir todava ellos el arte de irritar su instinto y de excitar su antip. ta: i0 obstante, la caza de la Garza era en otro tiempo entre nosotros la mas brillante de la cetrera y serva de diversin los principes, quienes se reservaban como pieza de honor la mala carne de esta ave, calificada de, manjar real y servida cono un plato de ostentacin en los banquetes.. joa TOxnaa

Seguramente esla distincin con que se miraba i la Garza sugiri la ideado reunir estas aves, y fijarlas en grandes bosques cerca de las aguas y hasta en las torres, hacindoles nidos cmodos donde venian hacer cria; y no se dejaba rie sacar algn prove lio de estos criaderos, con la venta de los pollos de las Garzas, que saban engordar. Belon habla con entusiasmo de los criaderos de Garzas que Francisco I mand establecer en Fontainehleau, y del grande electo del arte que babia sometido al imperio del Hombre unas aves tan silvestres. I'ero este arle estaba fqudado en su naturaleza misma, pues las Garzas se complacen en anidar juntas, y al efecto se renen muchas en un minino punto, y con frecuencia sobre un mismo rbol. No obstante, puede creerse que el temor es el que las junta, y que no se renen as sino para repeler de consuno lo menos para espantar con su nmero los Milanos y Buitres, [.as Garzas colocan sus nidos en las copas de los grandes rboles, y las mas veces cerca-de los de las Cornejas, lo que lia podido dar ocasin la idea de los antiguos sobre la supuesta amistad entre estas dos especies tan poco propsito para andar juntas. Los nidos rio la Garza son grandes, y estn compueslos.de ramilas, rie mucha yerba seca, rie juncos y rie plumas; y los buevos'son de color azul verdoso plido y uniforme, y del mismo grueso que los de la Cigea, pero algo mas prolongados y casi igualmente puntiagudos por los dos extremos. La jiuesta , segun nos han asegurado, es cuatro cinco huevos, segun lo cual ilebcria la especie ser mas numerosa en todas parles; por lo que, perece gran nmero rie estas aves con el rigor rie los inviernos, tal vez siendo tan melanclicas y estando poco alimentadas, pierden riesile ruin tempiano la potencia de engendrar.

Hemos vislo que la Garza adulla rehusa el alimento y se rieja morir cautiva; pero cuando se la coge jiarvula , se amansa , come, y se engorda. Nosotros las hemos hecho (raer del nido, y ponindolas en el corral se acostumbraron con las Gallinas y dems aves, y se mantuvieron de carne cruda y de entraas rie pescados : son tambin susceptibles, no de educacin , sino de algunos movimientos comunicados; se han visto algunas que habrn aprendido volver el cuello de diferentes maneras, y , emosearlo en el brazo de su amo; pero no bien dejaban de halagarlas volvan caer en su tristeza natural, y permanecan inmviles. Las Garzas prvulas estn cubiertas durante mucho tiempo, en su primera edad, de una especie de bello espeso, principalmente sobre la cabeza y cuello.

La Garza coge muchas ranas, y las traga enteras, lo que se conoce por sus excrementos, en los que se ven los huesos absolutamente enteros yenvuellos en una especie de mucilago viscoso de color verde, ford-mado seguramente de la piel rie las Ranas reducila cola. Sus excrementos tienen, asi como los de las aves Acuticas en general, una calidad ardiente para las yerbas. Cuando experimenta escasez, come tambin algunas plantas, como la lenteja acutica; pero su alimento ordinario es el Pescado. Coge bastantes pece-



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Aves. Página 615 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.