Naturaleza de Aragón > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza

Zoología. Aves. Página 614 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Buffon Los Tres Reinos de la Naturaleza



614 LOS TRES REINOS DE LA

do Paeilo de las rosas y Are del sol. Su talla es la de una Perdiz; su cuello, es lamo y delgado; sus piornas, poco elevadas; su cola, larga y extendida ; su plumaje, matizado por fajas y lneas de moreno, leonado , rojo , gris y negro Vive en medio de los grandes bosques, en las sbanas, orillas de las corrientes do agua , en cuyo fango baila Insectos , larvas y Moluscos. Es muy desconfiado , y sus costumbres poco conocidas.

oflaaM a aj.'.::) a a luuno

GNERO SAVAC.

Cancroma (Lin.)

Este gnero se baila constituido por una sola especie, al menos que se le adjunte otra que se dice descubierta por Mr. Gould en la costa occidental de frica, que por su forma total, y particularmente por la de su pico y por sus costumbres no difiere del Savac. Aquel naturalista di su especie el nombre de Halen i cerrjueo! rr 7 a a*i na A Xruflto

SAVACU MOUDO.

Cancroma enchicara 11 cawrophaga (I in.)

Habita en las sbanas sumergidas del Brasil y de la Guyana , posndose sobre los rboles orillas de los rios para coger desde all los Peces, Moluscos y Cangrejos de que se alimenta. Es del tamao de una Gallina; su plumaje es blanquecino, la espalda gris oscura., el vientre rojo, la frente, blanca, cubierta por un casquete negro, que en el macho se cambia en un largo moo.

GNERO GARZA.

; rdea (Lin.)-

Este gnero , cuyos caracteres quedan especificados la pgina 45, ha sido dividido por Lesson en diversas tribus, comprensivas de las especies siguientes:

GARZA COMN.

A. cinrea (Lath.); A.tnajor (Lin.)

Buffon escribe su historia de este modo: La dicha no se ha repartido con igualdad a todos los seres sensibles; la del Hombre proviene de su alma, y del buen uso de sus cualidades morales; y el bien estar de los animales no depende sino de las facultades fsicas, y del ejercicio de sus fuerzas corporales. Pero si la naturaleza se irrila de la injusta particin que de la dicha hiciera la sociedad mire los hombres, ella misma en su rpida marcha parece ha dejado olvidados ciertos animales, que causa de la imperfeccin de sus rganos se ven condenados sufrir y destinados experimentar la penuria: como hijos desgraciados y sin favor nacidos en la desnudez para vivir en la privacin, pasan sus penosos dias en medio de las inquietudes d una necesidad siempre naciente; sufrir y tener paciencia oslas mas veces el recurso que les queda: v esta pena interna imprime su triste sello hasta sobre su rostro, y no les deja ninguna de aquellas gracias con que la naturaleza anima todos los seres felices. La Garza nos presenta la imagen de esta vida de subimiento, de ansiedad y de indigencia: no teniendo mas medios de industria que la emboscada, pasa horas y dias enteros en el mismo silm inmvil en trminos le po lr dudar si es no un ser animado. Cuando se la observaron un anteojo (porque muy rara vez si deja acercar), parece como dormida, puesta sobre una piedra con el

cuerpo casi recio y sobro un solo pi, el cuello recogido sohre el pecho y vientre, y la cabeza y el piro entre lasalitas, las cuales se alzan y.sobresalen mucho al pecho; y si cambia de actitud, es para tomar otra todava mas violenta ponindose en movimiento: entra en el agua hasta mas arriba de la rodilla, y va con la cabeza entre las piernas, para acechar al paso alguna rana pez. Pero reducida esperar que su presa acuda por s misma presentrsele, v no teniendo mas que un instante para apoderarse de ella, debe sufrir grandes ayunos, y algunas veces tambin perecer de desfallecimiento, pues carece del instinto cuando el agua est cubierta de hielo, de ir buscar su vida otros climas mas templados: por lo tanto se equivocan algunos naturalistas que cloran la Garza en el nmero de las aves de Paso que vuelven por la primavera los parajes que dejaron en invierno. Nosotros las vemos aqu en todas las estaciones; y hasta durante los frios mas rigurosos y largos: forzarlos entonces dejar las lagunas y los ros helados, se acercan los arroyos y fuentes termales, y esta es la poca en que se dan mas movimiento y hacen correras batante largas para mudar de sitio, aunque sin salir de la comarca. Parece, pues, que se multiplican medida que el fri aumenta, y que soportan igualmente el hambre y el fri; pero no resisten ni se Conservan sino fuerza de paciencia y de sobriedad, aunque estas virtudes van por lo comn acompaadas de tedio. Cuando se coge alguna Garza, se la puede conservar quince das sin que se la vea buscar ni tomar ningn alimento, y hasta rehusa el que uno trata de hacerle tragar por fuerza : su melancola natural se aumenta sin duda con el cautiverio, y es superior al instinto de su conservacin, primer sentimiento que ha impreso la naturaleza en el corazn de todos los seres animados; la aptica Garza se aniquila sin penar, y perece sin quejarse y sin manifestar sentimiento alguno.

La insensibilidad, el abandono de s misma, y algunas otras cualidades tan negativas como estas, la caracterizan mejor que sus facultades positivas : triste y solitaria, excepto en el tiempo de la cria, parece que el placer le es desconocido, as como los medios de evitar la pena. En los tiempos mas malos se mantiene aislada, al aire libre, puesta sobre una gruesa estaca piedra, orillas de un arroyo, sobre un terromontero en medio de un prado inundado; y mienlras que los dems pjaros buscan el abrigo de las hojas, mientras que en los mismos parajes se pone, el Rascn a cubierto entre la espesura de las yerbas, y el Alcaravn en medio de los caaverales, nuestra miserable Garza queda expuesta todas las injurias del aire y al rigor de las escarchas. Hebert nos ha dicho que o. gi una que estaba ya medio helada y cubierta de hielo, y que habiendo encontrado muchas veces la huella de estas aves sobre la nieve sobre el lgamo, nunca las vio sealadas en mayor trecho que de doce, quince pasos; prueba de lo poco que andan para buscar su alimento, -j- de su inaccin aun en tiempo de escasez. Sus largas piernas 110 son mas que unos zancos intiles para la carrera : siempre se mantiene en pi y en reposo absoluto durante la mayor parte del dia : y este reposo hace para ellas las veces de sueo, pues suelen volar algo en la noche: cuando vuelan se las oye gritar en el aire cada punto y en todas las estaciones, siendo su voz un sonido nico, seco y agrio, que podria compararse con el. grito de la Oca , si no fuese mas breve y algo lastimero; y este arito, que repiten cada justante, lo prolongan en un tono mas agudo y desagradable cuando les aqueja el dolor.

La Garza rene todava la desgracia de una vida miserable y triste, el temor y la desconfianza : cualquier cosa la inquieta y la alarma, huye del Hombre desde muy lejos ; y cuando se ve perseguida por el



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

Patrimonio natural de Aragón, Buffon, Los Tres Reinos de la Naturaleza, Zoología. Aves. Página 614 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Asociación Cultural Aragón Interactivo Multimedia.Fauna Silvestre en Aragón, peces, anfíbios, reptiles, aves, mamíferos, ecología, zoogeografía, Agua, humedales, río, montaña, piedra Naturaleza, Flora, Botánica, Geologia, Zoologia, Ciencias Naturales.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas navegando es que aceptas el uso de cookies en esta web.