Agricultura. El cultivo de la tierra para obtener alimentos y productos utiles para la industria, el comercio, etc. Diccionario Ciencias Naturales. Diccionario

Agricultura. El cultivo de la tierra para obtener alimentos y productos utiles para la industria, el comercio, etc. Diccionario Ciencias Naturales.

Naturaleza de Aragón > Diccionario

Autor: Francisco Javier Mendivil Navarro Fecha: 19 de diciembre de 2022 última revisión

Origenes históricos.

Uno de los hallazgos más trascendentales del hombre fue sin duda descubrir que las semillas que sembraba podían germinar. Esto ocurrió en la Edad de la piedra pulimentada, hace aproximadamente ocho o diez mil años.

Para alimentarse, el hombre primitivo cazaba, pescaba y recogia raíces, granos y bayas silvestres.
Los primeros pueblos que plantaron semillas vivían en el sudoeste de Asia y pronto consiguieron domesticar animales, con lo que disponían regularmente de carne, leche, huevos y pieles, no teniendo que desplazarse en busca de caza.

Aproximadamente 5.000 años a. C. aparecieron los primeros núcleos de labradores establecidos ya con carácter permanente, que más tarde dieron origen a las primeras ciudades.

Debe señalarse que las civilizaciones primitivas surgieron siempre en las regiones donde se practicaba la agricultura.

Las cosechas que inicialmente se obtuvieron en el Oriente Medio fueron de cereales, recogiéndose principalmente trigo, centeno, cebada y avena. Se trataba, en realidad, de cereales silvestres que el hombre sembraba y cuya calidad procuraba mejorar.

En el sur de Asia se desarrolló el cultivo de un cereal muy nutritivo: el arroz, cuyo empleo se extendió rápidamente.
En América los indios sembraron el maíz que, junto con las alubias y la calabaza, constituía un producto básico de su agricultura.

El labrador primitivo empleaba en su trabajo un corto número de herramientas muy rudimentarias.
Así, los hombres de la Edad de Piedra que habitaron en Palestina segaban con piedras muy cortantes que usaban a modo de hoces.
El precursor del arado fue una simple estaca, y su uso se divulgó ampliamente entre los primeros agricultores, quienes también emplearon mucho el azadón, construida su hoja con los materiales más diversos: piedras aguzadas, grandes conchas de moluscos, huesos y hasta simple madera.
Cuando empezaron a usarse los metales, se hicieron las herramientas con hojas de hierro y éstas no tardaron en generalizarse.
Unos 3.000 años a. C. se inventó el arado, cuyo origen se sitúa en el Cercano Oriente o en Egipto. Para usarlo, era imprescindible tener animales domésticos (buey o búfalo) que fueran capaces de tirar de él.
Actualmente, el arado continúa siendo una herramienta fundamental en las más diversas regiones del mundo, aunque sufrió notables perfeccionamientos en el siglo XVIII.
En Asia, los agricultores suelen utilizar un arado muy ligero, de madera, con el que labran sin tener que levantarlo del suelo cada cierto tiempo.

Los procedimientos de la agricultura actual son muy variados y dependen de factores tales como el clima, los suelos, el relieve y las herramientas de que se dispone.

La agricultura de rozas se practica con frecuencia en las regiones de junglas tropicales de Asia, Africa y América. El agricultor selecciona una parcela en el bosque para su cultivo. Al comenzar la estación calurosa, siega y corta todo el matorral y vegetación herbácea, dejándolos secarse al sol. Luego quema esta broza respetando los grandes árboles. La siembra se realiza al aproximarse la época de las lluvias. Pocas son las atenciones que suelen prodigarse a estos sembrados. Corrientemente deben vencer por sí solos a la maleza que trata de invadirlos. Lo único que requieren, por lo general, consiste en mantener alejados a los animales dañinos. La tierra que se trabaja de esta forma no es apta para cultivos permanentes y el agricultor debe cambiar de parcela cada uno o dos años. Así se permite que la maleza crezca de nuevo en el antiguo huerto. Los pueblos que practican este primitivo sistema de cultivo tienen habitualmente un nivel de vida muy bajo.

Muchas de las civilizaciones primitivas pudieron desarrollarse gracias a la creación de métodos que permitieron irrigar las tierras, sistema éste que aún en nuestros días constituye uno de los procedimientos fundamentales de la agricultura. Esto se lograba, en numerosas regiones, mediante el alumbramiento de pozos o corrientes subterráneas, aunque por lo general solían aprovecharse las aguas de los ríos para distribuirlas por los regadíos.
Otras veces se embalsaban las aguas de las lluvias, a fin de utilizarlas durante todo el año.
En Ceilán, en épocas anteriores a nuestra Era, se construyeron grandes embalses para retener las aguas que caian copiosamente durante la estación de las lluvias. Se distribuían luego mediante una amplia red de canales perfectamente proyectados sobre las extensas plantaciones de arroz y los núcleos de población densa. Cuando la red de irrigación quedaba inutilizada por una u otra causa, las ciudades y las plantaciones terminaban siendo invadidas por la selva.

El sistema de cultivos en forma de terrazas es un procedimiento agrícola que se emplea en las zonas montañosas.
En Asia suele cultivarse el arroz en plantaciones de este tipo, que destacan por su notable rendimiento.
Las terrazas se disponen en parcelas escalonadas sobre la ladera de las colinas; permiten retener el agua en los sembrados y evitar al mismo tiempo que la capa superficial del terreno sea arrastrada hacia el fondo de los valles.

La agricultura de nuestros días se caracteriza por el empleo de la maquinaria moderna y los métodos científicos de cultivo.
La mecanización se ha revelado especialmente eficaz en los extensos sembrados de las llanuras. Por otra parte, se ha logrado obtener nuevos tipos de semillas, consiguiéndose también aumentar notablemente su rendimiento.
El conocimiento de la química y biologia del suelo permite además al granjero incrementar la fertilidad de sus tierras y elegir el tipo de cultivo adecuado a las características de éstas.
La siembra y cultivo del algodón, por ejemplo, se efectúa mediante la intervención de tractores y otros tipos de maquinaria agrícola, recogiéndose con iguales procedimientos mecánicos. Las enfermedades del algodón se combaten con insecticidas los sembrados.
Del mismo modo se ha logrado perfeccionar otros tipos de cultivos, con lo cual una parcela determinada rinde más en la actualidad que antiguamente.
Cada vez es necesaria menos gente para trabajar las tierras; éstas, no obstante, producen más alimentos y fibras textiles para una población que aumenta en todo el mundo a ritmo acelerado.

Imágenes relacionadas con agricultura

Bibliografía de interés para este diccionario de Ciencias Naturales

Amplia tu información sobre la Naturaleza de Aragón

Si quieres ampliar tu información sobre la naturaleza en Aragón puedes empezar recorriendo sus variados paisajes
Se puede empezar conociendo la fauna también la flora los hongos la geología de su territorio y el uso del agua en Aragón.
Para deleitar la vista, puedes fijarte en la colección de fotografías de animales pequeños
Puedes sumar cultura y naturaleza en sus Parques culturales
Para profundizar puedes estudiar la Historia Natural para avanzar en las ciencias naturales o su extenso Bestiario que se desarrolla en sus monumentos históricos.

Otras páginas sobre naturaleza en Internet

Botanica | Dinosaurios | Ebro | Moncayo | Monegros | Ordesa
Claves | Indice Alfabético | Libros | Legislación | Diccionario



Agricultura. El cultivo de la tierra para obtener alimentos y productos utiles para la industria, el comercio, etc. Diccionario Ciencias Naturales. Diccionario, vegetales, animales, botánica, zoología, geología, hongos, seres naturales, reinos de la naturaleza

Copyright 1996-2024 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia (AIM) te presenta la riqueza natural de Aragón y el resto del mundo para que la consideres como un valioso patrimonio.

Para saber cómo utiliza Google la información de sitios web o aplicaciones de este sitio puedes visitar: Política de Cookies.