A TODO EL COLECTIVO CIENTIFICO RELACIONADO CON LOS RECURSOS NATURALES:

La Sociedad Entomológica Aragonesa ha hecho público un manifiesto demandando la protección de Los Monegros (Aragón, España) por el alto valor científico que albergan. Dicho documento lo remite a científicos e investigadires invitándoles a suscribirlo.

MANIFIESTO CIENTIFICO POR LOS MONEGROS (McM) para el que solicitamos tu firma de apoyo si lo consideras adecuado.

El McM contiene en esencia dos reivindicaciones que consideramos te afectan como científico y/o interesado en el estudio de los recursos naturales en sentido amplio:

1º. La necesidad de que las decisiones en materia de selección de bienes naturales objeto de protección medioambiental sean adoptadas en base a criterios rigurosos y documentados, de carácter técnico o científico, y no en base a planteamientos de orden económico, estético, propagandístico o discreccional de los poderes públicos.

2º. Particularmente, que las estepas de Los Monegros sean incluidas en alguna de las figuras de protección previstas en la legislación vigente, toda vez que los datos científicos disponibles sobre la zona y su biocenosis las convierten en un ecosistema singular, único en Europa y en grave riesgo de deterioro irreversible.

El McM forma parte de un documento más extenso que será publicado en breve a través del Boletín de la SEA (Sociedad Entomológica Aragonesa). Dicho documento, contendrá más de 60 colaboraciones firmadas por casi un centenar de especialistas españoles y extranjeros que han realizado investigaciones en Los Monegros y en las que se destacarán los aspectos más importantes.
desde el punto de vista biológico, geológico y paisajístico de la zona, en base a los cuales se justifica  la necesidad de su inmediata protección.

Conjuntamente, se aportarán diversos Inventarios y Listados a través de los que se documenta la riqueza biológica de los Monegros (número de especies citados: en torno a 4500; nuevas especies para la ciencia: más de 150, etc) y su interés biológico (listados de citas únicas, especies endémicas, especies de distribución disyunta Monegros-Norte de Africa/ Monegros-Estepas asiáticas, etc). Puede consultarse la página web: http://members.xoom.com/monegros/ donde se ha resumido la información biológica más significativa sobre Los Monegros.

Toda esta información, junto a las colaboraciones y el texto del McM que te adjuntamos con la lista de firmantes del mismo, formará un volumen monográfico de la revista Bol. SEA y, al tiempo, un documento al que se pretende dar la máxima difusión pública como medida de presión para conseguir que las autoridades aragonesas actúen con responsabilidad, protegiendo la zona, o asuman frente al mundo, sin excusa posible, el precio de su negligencia, incompetencia o interés bastardo.

Te rogamos que des la mayor difusión posible a este mensaje y al propio McM.

Si estás de acuerdo en la firma del McM, debes comunicarlo por escrito (carta o fax) o mediante un mensaje de correo electrónico a la dirección indicada a continuación, haciendo constar:

Añadir mi firma al McM o similar y los siguientes datos:

1) Nombre y Apellidos.
2) Profesión o actividad actual.
3) Título Académico (en su caso) y/o área de inventigación en recursos
naturales (geología, hidrología, botánica, ecología, zoología, etc.).
4) En su caso, Institución o Centro de carácter científico y/o académico en
la que se prestan servicios o en la que se desarrollan estudios o
investigaciones.

Gracias por vuestra colaboración.

Antonio Melic/ Javier Blasco-Zumeta
Sociedad Entomológica Aragonesa

DIRECCION DE CONTACTO/ENVIO DE FIRMAS DE APOYO:

Antonio Melic
Sociedad Entomológica Aragonesa
Avda. Radio Juventud, 6
50012 ZARAGOZA (ESPAÑA)
Fax: 976-535697
Email: amelic@retemail.es


McM: MANIFIESTO CIENTÍFICO POR LOS MONEGROS

* La Biodiversidad planetaria, expresada en cualquiera de sus niveles, de organismos a ecosistemas, constituye el único mecanismo que garantiza, en su conjunto, el correcto funcionamiento del planeta (regulación de gases y clima, ciclo del agua, formación de suelos, reciclado de nutrientes, tratamiento de residuos, control biológico, etc), al tiempo que deviene la única fuente de recursos primarios conocida (materias primas, alimentos, recursos genéticos, etc).

* La Conservación de especies y ecosistemas se ha convertido, al rozar el nuevo milenio, en algo más que una simple actitud, ética y/o estética, de respeto y admiración frente a la Naturaleza y la Vida, convirtiéndose en la única respuesta sensata y coherente a la situación de riesgo a que se enfrenta la especie humana, cuya supervivencia a medio plazo puede verse seriamente comprometida.

* La Conservación de los Recursos Naturales es, pues, una demanda social de primer orden y es deber de los Poderes Públicos, en sus diferentes ámbitos y cualesquiera que sean sus ideologías o tendencias políticas, dar cumplida
respuesta a la misma. Respuesta que no puede ser única o aislada, pero que en todo caso exige la urgente adopción de medidas de Protección jurídica de aquellos bienes naturales cuya singularidad sea excepcional o cuyo estado
sea el de riesgo de extinción o desaparición.

* La responsabilidad en esta materia es enorme, pues implica la selección de aquellos bienes naturales que serán protegidos e, indirectamente, la de aquellos que quedarán a su suerte, sin que exista en la mayoría de los casos
la posibilidad de rectificar errores o corregir decisiones equivocadas. Los Poderes Públicos deben designar en el ámbito jurídico qué organismos y hábitats sobrevivirán y cuáles son sacrificables, dependiendo de tales decisiones, en gran medida, el nivel de bienestar de las generaciones futuras, cuando no la propia superviviencia.

* Es evidente que la elección de los bienes naturales a proteger constituye -o debe constituir- el resultado de un análisis profundo, de carácter marcadamente técnico, basado en información objetiva, fiable y veraz. En absoluto puede ser el fruto de decisiones discreccionales, oportunistas o adoptadas en base a criterios propagandísticos, estéticos,
económicos o simplemente bienintencionados.

* Con demasiada frecuencia, los Poderes Públicos, han asumido junto al papel que les es propio (la definición del marco jurídico de protección, la dotación de recursos económicos y la gestión y custodia del patrimonio protegido), la responsabilidad de seleccionar los bienes protegidos en un ejercicio de discreccionalidad, simple intuición, propaganda o mediación de compromiso entre intereses contrapuetos son un ecosistema singular, maduro, único en Europa, cuya riqueza biológica ha demostrado ser excepcionalmente importante en términos cuantitativos y cualitativos. La biocenosis documentada de Los Monegros se aproxima a las 4500 especies biológicas, cifra superior a la conocida de cualquier otro hábitat nacional o europeo, presentando el mayor índice de novedades taxonómicas (nuevas especies para la ciencia) de toda Europa en lo que va de siglo, con un alto grado de endemismos y citas únicas para el continente y con numerosos ejemplos de distribuciones biogeográficas y adaptaciones ecológicas novedosas de enorme interés científico. No existe, con datos objetivos y contrastados, ninguna otra zona o espacio físico en nuestro territorio nacional, y tal vez en toda Europa, que pueda
siquiera compararse a las singularidades, novedades, rareza y riqueza biológicas que hoy están documentadas científicamente de Los Monegros. Sin embargo, contra toda lógica en materia de protección medioambiental y
en colisión frontal con los Convenios Internacionales firmados por nuestro Estado, Leyes de ámbito nacional y autonómico sobre Espacios Naturales protegidos y con absoluto desprecio u olvido de los principios esenciales
que guían la política conservacionista europea, los Monegros no han sido incluidos por los Poderes Públicos Aragoneses en ninguna de las figuras de protección previstas en la legislación vigente.

Por tanto:

* La CIENCIA, a través de los investigadores que han estudiado Los Monegros o su biocenosis, MANIFIESTA sobre la base de criterios objetivos e informaciones contrastadas científicamente, que Los Monegros es un hábitat que requiere por su singularidad, importancia y situación de peligro, su inmediata inclusión en alguna de las figuras de protección jurídica contempladas en la legislación vigente que permita salvaguardar, al menos en parte, su integridad ecológica.
POR ELLO, EXIGEN DE LOS PODERES PÚBLICOS ARAGONESES, ESPAÑOLES Y EUROPEOS A
TRAVES DE ESTE MANIFIESTO LA INMEDIATA ADOPCIÓN DE MEDIDAS ESPECIALES DE PROTECCIÓN JURÍDICA DE LA ZONA.

Como argumentos que justifican esta demanda, adjuntan en forma necesariamente resumida y sintética, la información científica acumulada hasta la fecha que demuestra, más allá de toda duda razonable, el incalculable valor biológico de Los Monegros y, en consecuencia, el irreparable perjuicio que ocasionaría la actual situación de desprotección
que está sufriendo este territorio único en Europa.

Antonio Melic Blas. Economista. Aracnólogo. Sociedad Entomológica Aragonesa
Javier Blasco-Zumeta. Maestro de Primaria. Biocenosis de los Monegros.
Sociedad Entomológica Aragonesa.

FIRMAS DE APOYO:
Enviar un mensaje electrónico, fax o carta postal a:
Antonio Melic
Avda. Radio Juventud, 6
50012 ZARAGOZA (ESPAÑA)
Fax: 976 535697
Email: amelic@retemail.es

Haciendo constar:
(1) Nombre y Apellidos.
(2) Profesión.
(3) Titulación académica (en su caso) y área de especialidad relacionada con los Recursos Naturales.
(4) Institución o Centro de Investigación (en su caso).